cómo solicitar tarjeta sanitaria

Solicitar tarjeta sanitaria Online en España

Tarjeta sanitaria. Solicitar tarjeta sanitaria Online en España. En España existe un documento público que identifica a cada persona, de

kia sportage europa ecuador

Nuevo KIA SPORTAGE EUROPA 0 Kms Ecuador Catálogo, precios y financiamiento

Nuevo KIA SPORTAGE EUROPA 0 Kms Ecuador Catálogo, precios y financiamiento desde $29,870. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a

minibús eléctrico

Este es el primer minibús eléctrico y 100% autónomo autorizada su circulación en Europa

Minibús eléctrico. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales, o regístrate y déjanos un comentario en esta página. También puedes

cargadores rápidos en europa

Ionity invertirá para multiplicar sus cargadores rápidos en Europa y rivalizar con la red de Tesla

Cargadores rápidos en Europa. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales, o regístrate y déjanos un comentario en esta página.

tesla abre supercargadores

Tesla abre por primera vez sus Supercargadores

Tesla abre Supercargadores. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales, o regístrate y déjanos un comentario en esta página. También

requisitos para viajar a europa

Requisitos para viajar a Europa: Todo lo que necesitas saber

Requisitos para viajar a Europa.  Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales, o regístrate y déjanos un comentario en esta

great wall llega a europa

Great Wall llega a Europa coches eléctricos chino se estrena con los ORA Cat y WEY Coffee 01

Great Wall llega a Europa. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales, o regístrate y déjanos un comentario en esta

ingresar a la unión europea

¿Con qué vacunas se puede ingresar a la Unión Europea?

Ingresar a la unión europea. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales, o regístrate y déjanos un comentario en esta

conseguir el certificado covid digital

Cómo conseguir el Certificado COVID Digital para viajar por Europa

Conseguir el certificado Covid digital. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales, o regístrate y déjanos un comentario en esta

europa procesadores

Europa tendrá sus propios procesadores: ¿adiós a depender de Intel y AMD?

Europa tendrá sus propios procesadores: ¿adiós a depender de Intel y AMD?. La industria de los chips nació en Estados

requisitos para viajar a europa

Requisitos que deben cumplir para viajar a Europa

Requisitos que deben cumplir para viajar a Europa. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales,

Prohibición de dispositivos electrónicos en vuelos de Europa EE.UU

Prohibición de dispositivos electrónicos en vuelos de Europa EE.UU Europa se prepara para grandes turbulencias: la prohibición de dispositivos electrónicos

Los siete detalles que debes conocer sobre esta edición de la Champions

Los siete detalles que debes conocer sobre esta edición de la Champions Los siete detalles que debes conocer sobre esta

Industria prepara un impuesto contra la batería de Tesla

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo creará un nuevo cargo que desincentivará el uso de baterías o sistemas de almacenamiento por parte de los autoconsumidores de electricidad que se conecten a la red, según se aprecia en el borrador de real decreto que regula esta actividad, cuyo contenido está siendo sometido a consulta pública. En concreto, el gravamen se aplica sobre la potencia consumida y oscila entre los 8,9 euros por kilovatio (kW) y los 15,3 euros por kW para potencias inferiores a 15 kW conectadas en baja tensión

Se trata de la última versión de un real decreto que lleva casi dos años en trámite sin que el Gobierno se decidiese a aprobarlo, aunque muchos profesionales del sector llevan años pidiendo una regulación que impulse el autoconsumo en España. Llega un mes después de que Tesla presentase oficialmente su batería Powerwall, diseñada para el sector casero, que podría suponer precisamente ese impulso al sector. 

En la memoria económica del borrador, Industria reconoce que “el aspecto más controvertido de la propuesta inicial” sobre autoconsumo fue el llamado peaje de respaldo, que se aplicaba al autoconsumidor por la electricidad que generara y consumiera con el objetivo “contribuir” a los costes del sistema eléctrico, incluido el de las redes eléctricas.

«Con un simple rumor, el Gobierno ha frenado el autoconsumo eléctrico»

A partir de ahora, Industria saca las redes de los costes del llamado autoconsumo instantáneo. En concreto, diferenciará entre un peaje para sufragar las redes, que el autoconsumidor solo costeará cuando esté vertiendo o recibiendo electricidad a la red, y los cargos del sistema, que cubrirán desde las primas a las renovables hasta las anualidades del déficit de tarifa. El autoconsumidor deberá sufragar siempre este segundo concepto.

‘El cargo se aplicará sobre la energía autoconsumida, dado que se beneficia del respaldo del sistema aun cuando no consuma energía del mismo’

En el nuevo borrador, el concepto cambia, ya que no tendrán que pagar el peaje por el acceso a las redes, pero sí un nuevo gravamen, denominado cargo por autoconsumo, destinado a “cubrir los servicios de balance necesarios en el mercado de producción”. Este cargo “se aplicará sobre la energía autoconsumida, dado que se beneficia del respaldo del sistema aun cuando no consuma energía del mismo”, señala Industria. Curiosamente, en el texto del borrador el ministerio de Industria aduce estar haciendo un esfuerzo por la «promoción de instalaciones de pequeño tamaño».

Acumuladores solo en instalaciones aisladas

Con la nueva regulación, estos autoconsumidores no solo no podrán recurrir a baterías como la lanzada recientemente por la compañía estadounidense Tesla, sino que sufrirán una penalización para los sistemas de almacenamiento que ya incorporan los nuevos paneles solares. Solo podrán usar estos acumuladores los que no se conecten a la red eléctrica y dispongan por tanto de una instalación aislada.

El real decreto 1699/2011 ya prohibió la posibilidad de intercalar una batería entre la instalación de generación y el equipo de medida. Sin embargo, los nuevos paneles solares incorporan en algunos casos baterías que ya no se encuentran intercaladas en el circuito y que por tanto podrían ser susceptibles de utilizarse sin trabas regulatorias. El experto en regulación Jorge Morales de Labra explicó a Europa Press que es precisamente este aspecto el que mejor explica la disposición transitoria del borrador en el que se fija un nuevo cargo del que quedan excluidas las instalaciones que no lleven acumuladores.

Sin compensación por la energía vertida a la red

Las baterías incorporadas a las placas solares suelen tener una autonomía media de unas dos horas y su uso está siendo incentivado por reguladores como los de Alemania, que han encontrado en ellas una solución para no concetrar a las mismas horas los vertidos de electricidad a la red.

El borrador también señala que la electricidad que los autoconsumidores puedan verter a la red no tendrá ninguna contraprestación económica

El borrador de Industria también señala en su artículo 10 que la electricidad excedentaria que los autoconsumidores puedan verter a la red no tendrá ninguna contraprestación económica. Este aspecto podría animarles a almacenar su electricidad para consumirla en las horas en las que no haya sol.

Industria sí permitirá a los consumidores conectados en alta tensión y que realicen actividades empresariales tener una retribución por verter electricidad que no pueda ser consumida en su propia instalación, aunque sujeta a condiciones. A estos autoconsumidores en alta tensión sí se les permitirá implantar sistemas de ahorro y eficiencia, si bien los generadores y las baterías de almacenamientos quedarán también excluidos de esta modalidad.

Del triplete de Pep Guardiola al triplete de Luis Enrique

Antes de la final de la Champions League le preguntaron a Luis Enrique si ganar el título era el mayor reto de su carrera. La respuesta del entrenador asturiano fue tan corta y seca como la mayoría de las que da cuando atiende a la prensa: «Espero que esté por venir». Ahora, con el triplete en el bolsillo, dos grandes objetivos aparecen en el horizonte: primero, ganar seis títulos en un año; después, repetir el triplete la próxima temporada, algo que ningún equipo ha conseguido.

Pero tampoco ninguno había ganado el triplete dos veces, y el Barcelona lo ha conseguido en Berlín. Cualquiera lo habría pensado en los días posteriores a la derrota del 4 de enero en Anoeta, con el club casi en estado de excepción y Luis Enrique en el alambre. Aquel fue el punto de inflexión de un equipo que a partir de entonces ha aplastado a todos sus rivales y ha completado una temporada histórica. Y también es la principal diferencia con el triplete de 2009: Pep Guardiola, también en su primer año, no pasó una situación ni siquiera parecida.

A los dos equipos les unen muchas cosas, la principal, un grupo de futbolistas que lo ha ganado todo. «Estamos ante una generación única en la historia del club por el número de títulos que ha conquistado», dijo Luis Enrique antes de la final. Xavi Hernández cierra su etapa de azulgrana con 25 títulos, incluidas cuatro Copas de Europa, las mismas que Messi e Iniesta, único jugador que ha jugado las cuatro finales. Y Dani Alves, Piqué, Busquets, Pedro… Todos ellos son el nexo de unión entre el equipo de Guardiola y el de Luis Enrique. En ningún momento se ha roto la cuerda que los une.

Seis años después, la misma imagen: el entrenador del Barcelona siendo manteado

El Barça de Luis Enrique sale ganando

Con todo lo excelente que fue el primer año en el banquillo del ahora entrenador del Bayern, su amigo y excompañero lo ha superado. Y lo ha hecho apoyándose en un tridente al que es complicado comparar con cualquier otro que se haya visto. Messi, Neymar y Luis Suárez han marcado 122 goles en 60 partidos, 22 más que los marcados por el propio Messi, Samuel Eto’o y Thierry Henry en la 2008-2009.

El Barcelona de Luis Enrique es superior en casi cualquier aspecto del juego: ha marcado más goles y ha recibido menos; ha ganado más partidos y ha perdido menos; ha estado más partidos imbatido; y ha tenido a un Messi más letal. La única estadística en la que el Barça de Guardiola está por encima es la posesión, lo que no es ni bueno ni malo, pero sí que refleja la principal diferencia entre ambos equipos: Luis Enrique apostó por un juego más vertical, lo que le restó control, pero le dio más capacidad ofensiva; se lanzó a los brazos de su tridente ofensivo y el resultado ha sido inmejorable.

La quinta Copa de Europa del Barcelona cierra otra temporada mágica y un triplete que ha pasado de ser una rareza a convertirse en algo habitual. Entre 1967 y 1999, sólo cuatro equipos lo coinsiguieron: Celtic (1967), Ajax (1972), PSV (1988) y Manchester United (1999). Desde 2009, en cambio, lo han hecho otros tres: Barcelona (2009), Inter (2010), Bayern (2013) y otra vez el Barcelona (2015). Apostar por otro la próxima temporada habría sido una temeridad en otra época. Pero el Barça tiene a Messi, Neymar y Luis Suárez.

Raviolis por la impresora

@BrenpCom #Web #España #Madrid #Barcelona #Valencia #Sevilla #Zaragoza #Málaga #Murcia #Palma #Mallorca #LasPalmas #Andalucía #Bilbao

Luis Enrique ha pasado de ser ninguneado a poder hacer historia con el Barcelona

Luis Enrique está a un paso de hacer historia con el Barcelona. El entrenador asturiano ha llevado al conjunto azulgrana a conseguir la victoria en la Liga y en la Copa del Rey en su primera temporada en el banquillo en el Camp Nou… y está ante la posibilidad de levantar la Champions. Un técnico muy discutido, atacado desde muchos frentes, pero que está a un paso de llevar al Barça a lograr algo nunca antes conseguido por ningún otro club.

Si el club azulgrana fuera capaz de ganar la final de la Liga de Campeones ante la Juventus, el Barcelona se convertiría en el primer equipo de la historia del fútbol en conseguir dos tripletes. Si ya en 2009, Pep Guardiola fue capaz de hacer que los azulgrana se hicieran con la triple corona, Luis Enrique está a sólo un partido de igualar un hito realmente difícil, y que sólo han logrado siete equipos desde que nacieran las competiciones europeas en 1955. 

Celtic de Glasgow (1967, Jock Stein), Ajax de Ámsterdam (1972, Stefan Kovacs), Manchester United (1999, Alex Ferguson), Barcelona (2009, Pep Guardiola), Inter de Milán (2010, José Mourinho) y Bayern de Múnich (2013, Juup Heynckes) son los únicos equipos que han logrado el triplete con la Copa de Europa -otros cinco lo han logrado con la UEFA o Europa League-. Y, ahora, Luis Enrique puede llevar al Barça a lograr el segundo de toda su historia.

Precisamente lo intentará ante la Juventus, otro equipo que opta a conseguir el primer triplete de su historia tras ganar el ‘Scudetto’ y la Copa de Italia. Y, lo hace, con un técnico que ha estado en la cuerda floja a lo largo de toda la temporada y que, al final, ha conseguido seguir trabajando a pesar de los muchos problemas con los que se ha encontrado para llevar a su equipo a firmar una temporada realmente brillante.

Gran temporada tras un año en blanco

La presión que tenía Luis Enrique sobre sus hombros era enorme, pues después de unos años maravillosos para el Barça, la pasada temporada era incapaz de levantar ni un solo título. El asturiano llegaba a ‘Can Barça’ con la ‘obligación’ de lograr éxitos, pero los primeros compases no eran demasiado halagüeños: fichajes que no rendían en exceso, malos resultados, extrañas rotaciones y derrotas ante los grandes creaban un complicado panorama.

Una situación que se agravó aún mucho más con su polémica con Leo Messi, un jugador con el que no tenía demasiada sintonía y cuya relación, totalmente rota, estuvo al borde de hipotecar al club. Pero el técnico supo reaccionar a tiempo, dar poderes totales al argentino y que el resto del grupo girara en torno a él. Sólo necesitó que el equipo se pusiera a jugar, y los resultados no se han hecho esperar: campeón de Liga y campeón de Copa.

En cuanto el técnico ha sabido leer la situación de su vestuario, el equipo ha empezado a funcionar, consiguiendo importantes resultados. Pero esta situación no le ha servido para confirmar su continuidad en el Barça, un hecho que aún no ha hecho público por mucho que se le ha preguntado. Y es que ha sufrido muchos ataques desde muchos frentes, lo que provoca que siga valorando la posibilidad de dejar el Barça a final de temporada.

Durante muchos meses, el técnico ha estado en el punto de mira y ha sido duramente criticado, pero el trabajo le ha terminado por dar la razón. Aunque no aún no ha desvelado cuál será su futuro próximo, desde el club ya se han mandado varias señales para que siga. En condiciones normales, Luis Enrique cumpliría el segundo año de contrato que tiene… pero los ataque sufridos podrían hacer cambiarle de opinión, pese a un hipotético triplete.

Emery no deja clara su continuidad aunque advierte: "Estoy muy feliz en Sevilla"

Unai Emery es uno de los principales artífices de que el Sevilla se haya convertido de nuevo en campeón de la Europa League. El técnico tiene todavía un año más de contrato, pero tras ganar la final ante el Dnipro no confirmó si dirigirá a su equipo la próxima temporada en la Liga de Campeones pero declaró estar «muy feliz» en su club y dedicó el título a todos los sevillistas.

Cuestionado insistentemente por su presencia el próximo curso en el Sevilla, Emery no dejó clara su continuidad y se mostró muy contento por haber conseguido un título europeo para el conjunto andaluz.

«Una vez conseguido el objetivo, tenemos que disfrutarlo muchísimo. Estoy muy feliz en Sevilla. Esta competición la queremos muchísimo. Hemos trabajado mucho, hemos jugado final ante un gran equipo, muy físico y muy fuerte. Toda la alegría de hoy está recompensada con el gran trabajo y el título es para todos los sevillistas», dijo en declaraciones a Cuatro.

«Esta competición la hemos competido en todos los partidos con muchas dificultades. Nunca hemos tenido el partido de cara en muchos partidos y ante el Dnipro era igual. En el descanso hablamos que había que dar mucha exigencia, esperar nuestro momento y conseguir lo que hemos logrado», culminó.

“Tiene más valor esta final que la del año pasado, eliminamos a equipos muy buenos”

Era un niño del Rayo al que le gustaba correr la banda como un loco. En el equipo de su vida, Jorge Andújar, más conocido como Coke, fue subiendo y subiendo hasta subir a lo máximo, a Primera, donde no pudo jugar de franjirojo. Le llamó el Sevilla y no se lo pensó. Quería jugar partidos como los de hoy, una final de la Europa League, como los del año pasado, otra final de la Europa League. Quién le iba a decir hace un tiempo, cuando sólo recibía críticas, que iba a ser uno de los líderes de unos hispalenses que buscan volver a reinar en el continente. Antes de luchar por ello en Varsovia, atiende a El Confidencial.

Pregunta: ¿Cómo está un chico de Vallecas en Sevilla?

Respuesta: Ahora estoy muy bien. La verdad es que en la aclimatación hubo tiempos difíciles porque el equipo no estaba cumpliendo los objetivos y personalmente creo que mi inicio no fue tampoco bueno del todo. Al final creo que he ido creciendo a la par del equipo. Cuatro años sirven como experiencia para conocer la forma de trabajar y conocer al entrenador.

P: ¿Echa de menos la vida tranquila del Rayo?

R: Vine a un club mucho más grande, donde hay el doble o el triple de personas para todo. La afición también te reconoce por la calle en todas partes. El trato aquí es muy cercano, pero no llega al trato familiar que había en el Rayo, más para mí que estuve toda la vida allí. Nos conocíamos todos muy bien. No sé si lo echo de menos, pero sí que lo recuerdo con mucho cariño. Y aunque el Sevilla sea más grande, aquí la gente tiene claro que el mejor funcionamiento global hace que tengamos mejores resultados.

P: El Rayo casi se mete en Europa, ¿qué le parece el trabajo de Jémez?

R: Ha hecho un año impresionante. Su objetivo primero siempre es salvarse dada la situación del club, aunque ahora esté mucho mejor. Al final, se tiene que nutrir todos los años de descartes, de fichajes de última hora, de cesiones… y luego toca esperar que toda esa gente tenga un gran año sin aclimatación, sin tiempo de hacerse a la ciudad, al equipo, a lo que quiere el entrenador. Paco está haciendo un trabajo enorme porque lo está consiguiendo y encima holgadamente.

P: Para días como el de hoy se fue al Sevilla, ¿no?

R: Uno siempre quiere crecer. Yo me fui cuando ascendimos a Primera. Mi primer partido con el Rayo fue en Segunda B y mi sueño era jugar con el Rayo en Primera, pero cuando se dan opciones como ésta, que no sabes si se van a volver a repetir, uno lo único que piensa es en irse al Sevilla, donde puedo vivir temporadas como la que tuvimos el año pasado y la que estamos teniendo en esta. Jugar una final es lo más bonito: la ilusión de estos días, las ganas que tenemos, el vivir todo de forma especial. Cuando nos retiremos y seamos mayores recordaremos esto y será imborrable.

P: ¿Sigue emocionando una final o ya después de ganar la primera no es tan especial?

R: En mi caso, le doy muchísimo más valor a ésta que a la del año pasado. En 2014 hicimos una grandísima temporada y que nos plantásemos en la final era impensable y más que la ganásemos. Pero este año para ningún equipo éramos una sorpresa. Ya demostramos el año pasado de lo que éramos capaces, contra rivales fuertes y si cabe este año el grupo fue algo superior, y luego, en las eliminatorias, cuando veíamos el bombo y pensábamos cuál podía ser el más difícil, nos tocaba. Y el equipo lo ha superado bien, menos contra el Zenit, los demás han sido resultados incluso abultados, pero la entidad de los equipos era muy importante.

Puerta, Palop, M’Bia… No sé qué tiene el Sevilla con la Europa League, son ciertas energías

P: ¿Qué tiene la Europa League que emocione tanto al sevillismo?

R: No sé cómo se explica. No sé qué hay por ahí, si son ciertas energías… Cuando nos clasificamos a la Europa League de rebote porque el Málaga y el Rayo tenían problemas, a todo el mundo le hizo mucha ilusión. Ya en la primera eliminatoria contra la Podgorica lo vivimos como si fuera una oportunidad de oro, aunque la verdad es que el rival era débil y ganamos bien, sobre todo allí. Pero le pusimos muchísima ilusión, igual que la afición. Y luego, estas cosas el fútbol te las acaba devolviendo de alguna manera, porque si no, no se explican esos momentos que ha vivido este equipo con esta copa, como el gol de Palop, el de Puerta, el de M’Bia… Son hechos muy especiales.

P: ¿En algún momento pensasteis que erais cuartos el sábado?

R: Sí, no le voy a engañar. Empezamos el partido pensando que íbamos a ir a la Champions porque nosotros ganaríamos y también lo haría el Almería, que lo necesitaba. Después de los tres goles seguidos en la segunda parte, no paraba de preguntar al banquillo cómo iba el Valencia. Íbamos cuartos, pero al final marcaron. Tratamos de hacer el máximo, pero también tiene mucho mérito el trabajo del Valencia.

P: Mejor ganar la Europa League y evitarse la ronda previa.

R: Sí, porque la cantidad de equipos que caen en esa fase es enorme. No habría mejor manera de entrar que hacerlo directamente ganando una Europa League.

P: ¿Hace ilusión jugar la Champions?

R: Sí, por supuesto. Todo el mundo quiere escuchar esa música y después salir a correr para jugar. Ojalá sea así.

P: ¿Qué parte de culpa tiene de todo esto Emery?

R: Es el principal culpable. Ha hecho un equipo muy competitivo desde que llegó y ha ido cambiando la idea de juego, pero nunca el espíritu ni su forma de enfocar los partidos, a los que le da a todos los partidos la misma importancia. Por ejemplo, tenemos hoy la final, pero lo dimos todo contra el Málaga. Y al final, del Dnipro no hemos visto nada hasta el lunes.

P: ¿Es cierto que os hace preguntas sobre los largos vídeos que os pone?

R: Los vídeos no son tan largos, lo que pasa es que se enrolla mucho algunas veces [risas]. Pero eso tiene un trabajo enorme. Hace participar a la gente para que esté metida. Todo eso en el campo se nota: yo por ejemplo sé cuál es la jugada típica del contrario, por donde me va a atacar.

P: Pues si Emery le elige, le toca defender a Konoplyanka, que es el bueno del Dnipro.

R: Es su referencia, el que le da pausa al equipo. Es capaz de dar el último pase, y si me toca, deberé estar muy encima de él para que no haga nada, y luego, cuando tengamos el balón, que defienda, que seguro que no le gustará tanto.

P: ¿Conocía a alguien del Dnipro antes de empezar el año?

R: No, y hasta hace nada no había visto ningún partido suyo.

¿Y qué les ha contado Emery del Dnipro?

R: Nos ha contado mucho y nos ha puesto muchos vídeos [risas]. Claro que cuando sabes que te toca el Dnipro te intentas informar un poco. Pero aunque no sean conocidos, están en una final y ellos tienen el mismo mérito que nosotros de estar ahí. En un partido pueden suceder un millón de cosas y las tenemos que controlar. Sí que creo que si el Sevilla está bien, tiene más opciones de llevarse la Copa.

Konoplyanka controla un balón ante Inler y David López en la vuelta de semifinales contra el Napoli (EFE).

P: ¿Cómo es Emery en el trato cercano?

R: Como persona tampoco lo conozco mucho, sólo como entrenador. En el día a día tiene que ser igual de exigente con su grupo de trabajo y con él mismo como lo es con nosotros. Es una persona de fútbol que ha acabado haciendo lo que le gustaba, que es entrenar. Cuando se retiró, empezó a entrenar, a entrenar y entrenar. Ve vídeos todo el día, y no para.

P: ¿Habla alguna vez de algo que no sea fútbol?

R: Se puede hablar de muchas cosas con él, pero al final el tema hacia el que deriva la conversación es el fútbol.

P: ¿Es muy distinto preparar una final que un partido de Liga cualquiera?

R: Desde el punto de vista de preparación y entrenamientos, sí. Nos hemos ido a Marbella a preparar el partido, para hacer piña todos juntos. Los entrenamientos se hacen de cara al partido, para trabajar sus virtudes y sacar las nuestras. Todos los empleados, jugadores y aficionados, desde que acabó el partido contra el Málaga, tenemos esa sensación especial, son momentos que vamos a recordar durante mucho tiempo.

Desde que acabó el partido contra el Málaga, tenemos esa sensación especial de una final

P: ¿Ha estado antes en Varsovia?

R: No, no he estado nunca.

P: ¿Y ha visto el estadio aunque sea en fotos?

R: Sí, es precioso. Creo que lo inauguró el Sevilla en un partido amistoso al que no pude ir porque me lesioné antes. Me han dicho que por dentro es espectacular, que tiene una pinta impresionante.

P: Tiene techo retráctil, ¿eso tiene algún sentido?

R: Imagino que es útil para países en los que haya un clima más duro, donde nieve y llueva mucho. En España tendría mucho menos sentido que en Rusia o algún país así. Supongo que se hace para cuidar el césped y para los aficionados. Porque a nosotros los jugadores, si llueve no molesta.

P: No ha estado en Varsovia, ¿ha donde suele ir de vacaciones?

R: Me gusta mucho España. Siempre que puedo me escapo a Cádiz, a Zahara de los Atunes, Conil… me encantan las playas de esos pueblos. A veces me voy a ciudades europeas. Luego voy cambiando los planes ya más largos.

P: ¿Los hace más con compañeros o con la familia?

R: Hay que repartir el mes. Decimos que las vacaciones son para descansar, pero al final no descansa ni Dios. Al vivir lejos de la familia, tengo que guardar días para ir con ellos. Y también con compañeros con los que tengo una relación más íntima. Lo hago según vaya cuadrando para visitar a gente, para que te visiten…

Habrá gente a la que le guste y gente a la que no le guste, no leo mucha prensa, puede despistar

P: ¿Y qué suele hacer en el tiempo libre durante la temporada?

R: Muchas cosas, la verdad. Cuando jugamos partidos entresemana se pasa volando el tiempo. Me gusta mucho el centro de Sevilla y suelo ir a pasear con amigos. Voy a teatro y conciertos con mi novia cada vez que puedo.

P: Al principio de su etapa en el Sevilla, se le criticó y usted se molestó. ¿Está ahora todo más calmado?

R: Habrá gente a la que le guste y gente a la que no le guste. No está dentro de mis capacidades todo eso. Hago todo lo que puedo según lo que me diga el entrenador para ayudar al equipo. Si le digo la verdad, no leo mucha prensa. Porque yo me entero de lo que pasa en el vestuario, y si hay fichajes, los voy a ver cuando lleguen. Es algo sobre lo que no me paro a pensar, porque te puede despistar. Es algo por lo que se puede sufrir, sobre todo a mí, que me costó aclimatarme en mi primera temporada y no estaba jugando como podía.

P: ¿Le hacían dudar esos comentarios?

R: Es que parece que lo que no está en prensa no existe o no sucede. Los medios de comunicación son creadores de opinión, no malintencionados, pero cualquiera escribe una crónica (aunque no sepa de fútbol) y ya crea opinión.

P: Uno de los rumores fue que pudo salir en verano, ¿es cierto?

R: Hubo la opción de ir al Olympique de Marsella. Pero después de lo que habíamos vivido durante todo el año, con la Europa League inclusive, fue muy bonito. Y vi que era un gran proyecto. Vi una evolución en mí y en el equipo. Estoy a gusto en la ciudad, con mis compañeros y con lo que estoy haciendo, por lo que no había por qué cambiar de aires.

P: Hace algo distinto por ser uno de los capitanes?

R: No, creo que sigo siendo el mismo. Me gusta hablar dentro del campo y en el vestuario, no sé si para liberar tensión. Soy muy positivo e intento ayudar a mis compañeros y animarles.

P: ¿Quién es el que da las voces dentro del vestuario?

R: Hay alguno que las da, sí. Pero siempre hemos tenido la virtud de cuando ha habido algún problema, resolverlo entre nosotros. Creo que hay gente joven y muy noble, con muchas ganas. Nadie intenta pisar a nadie y somos francos. Recuerdo que el año pasado empezamos muy mal, en la quinta jornada íbamos últimos. Esa situación había que revertirla y había que trabajar para que volviesen los resultados.

P: ¿Se echa en falta a Rakitic?

R: Claro. Con los mismos que hay ahora también lo traería, porque da muchas opciones que mejoran cualquier equipo. El año pasado tuvo su mejor momento en el Sevilla y es normal que lo fichara el Barça. Eso sí, la gente que ha venido está rindiendo. Por ejmplo, Banega, está dando una lección de fútbol en cada partido y Krychowiak también lo está haciendo muy bien. Pero Rakitic sería útil en cualquier equipo.

P: Banega se atascó en su carrera, pero llegó al Sevilla y se está saliendo.

R: En el Valencia lo ponían en el doble pivote y ahí le cuesta porque no es de los que pelean como bestias, lo que sí hacen M’Bia y Krychowiak. Pero en la mediapunta no le roban un balón, da igual cuantos le encimen que lo protege muy bien y hace jugar mucho a los demás.

P: ¿Es verdad que pesa tanto la Copa de la UEFA?

R: El año pasado estaba tan contento que ni me acuerdo de lo que pesaba o dejaba de pesar. A mí no me pesaba nada, la verdad.

El Hamburgo evita el descenso directo y el Dortmund despide a lo grande a Klopp

El Hamburgo salvó el primer ‘match ball’ para evitar el descenso. El único club alemán que siempre ha militado en la primera categoría, se impuso al Schalke y evitó el descenso directo, aunque aún no puede cantar victoria; ha de disputar una eliminatoria con el tercer clasificado de la segunda categoría para salvarse. Mientras, el Borussia Dortmund aseguró este sábado su clasificación para la Liga Europa al derrotar al Werder Bremen por 3-2, mientras que el Paderborn y el Friburgo descendieron de categoría al perder sus partidos ante el Stuttgart y el Hannover 96, respectivamente.

El Stuttgart, otro histórico, que hace dos jornada parecía un colista sin solución, terminó este sábado asegurándose la permanencia con su victoria a domicilio (1-2) ante el Paderborn. El Hamburgo podrá seguir siendo el único equipo en estar en la Bundesliga desde el comienzo gracias a su victoria de este sábado por 2-0 en casa ante el Schalke. La derrota del Friburgo, por 2-1 ante el Hannover, le ayudó al Hamburgo que, sin embargo, tendrá ahora que jugarse la permanencia a doble partido contra el tercero de la segunda Bundesliga.

Pese a que el título de la temporada ya se lo había asegurado el Bayern hace varias semanas, la última jornada estuvo llena de dramatismo por la lucha contra el descenso en la que estaban involucrados cinco equipos, todos en peligro y todos con posibilidades de salvarse. En los estadios en los que había algo en juego -Hannover, Hamburgo y Paderborn, donde se luchaba contra el descenso, y Dortmund, donde estaba en disputa el paso a la Liga Europa- estaban llenos por completo.

La afición del Dortmund tributó una espectacular despedida a Klopp (Ruters)

Espectacular despedida a Klopp

En Múnich, pese a que ni el Bayern ni el Maguncia se jugaban nada, también se agotaron las entradas tal vez por la expectativa que generaba la celebración del título de la Bundesliga. El Dortmund, en su último partido en casa con Jürgen Klopp en el banquillo a falta de la final de la Copa de Alemania, salió a por todas contra el Bremen, sabiendo que una victoria le abría las puertas de Europa.

Tras varias ocasiones, entre ellas un remate al poste de Pierre Emmerick Aubameyang, el japonés Shinji Kagawa abrió el marcador en el minuto 15 con un remate dentro del área. Aubameyang aumentó dos minutos después, Ötzunali descontó para el 27 para el Bremen pero Henrihk Mhkitaryan restableció los dos goles de diferencia al marcar el tercero para el Dortmund en el 41.

El segundo descuento del Bremen, con gol Gebre Selasie en el 84, llegó demasiado tarde y el partido se saldó con un 3-2 que le basta al Dortmund para estar en Europa debido a la constelación que hay en la final de la Copa de Alemania. El que en el duelo entre el Dortmund y el Bremen estuviera en juego un puesto para Europa muestra lo apretada que estuvo la lucha contra el descenso en esta temporada puesto que los dos equipos terminaron la primera vuelta en las casillas 16 y 17 de la clasificación. Otro de los datos curiosos es el quinto lugar del Augsburgo, que lo clasifica a Europa siendo el equipo con el segundo presupuesto más bajo de la Bundesliga.

El Athletic anuncia la renovación de Valverde de cara a la próxima temporada

El Ahletic Club y el entrenador Ernesto Valverde firmaron un acuerdo de renovación por el que el técnico permanecerá en la disciplina rojiblanca durante la temporada 2015/16, hasta el 30 de junio, según publica el club en un comunicado en su página web.

El ‘Txingurri’ llegó a la disciplina bilbaína en 2013 procedente del Valencia para sustituir del argentino Marcelo Bielsa. En su primera temporada en el equipo rojiblanco consiguió alcanzar el cuarto lugar en la Liga BBVA, clasificando al cuadro rojiblanco para la Liga de Campeones.

En esta segunda temporada al frente, el Athletic pudo pasar la previa de la ‘Champions’ ante el Nápoles, pero cayó en la primera fase de la máxima competición continental y ante el Torino en la Europa League. A falta de una jornada, en la Liga ocupa la séptima posición y se jugará esta plaza en su encuentro ante el Villarreal, con el Málaga acechando.

Su gran éxito este año ha sido clasificar al equipo para la final de la Copa del Rey, que disputará ante el Barcelona el 30 de mayo en el Camp Nou, después de eliminar a Alcoyano, Celta de Vigo, Málaga y Espanyol.

El 'Mourinho español' conquista Hungría en su ópera prima como entrenador

Joan Carrillo es de esos técnicos (cada día más escasos) que han construido su experiencia en los banquillos desde el sótano de la profesión. Su background ‘Perico’ como futbolista le marcó para los restos y fue precisamente en su casa matriz deportiva donde inició, al frente de los alevines, un hermoso recorrido con ulteriores paradas en Girona, de nuevo en el Espanyol (trabajando primero en el filial y después asumiendo diversas funciones en el primer equipo) y en el Videoton, al que acaba de hacer nuevo rey del fútbol húngaro casi 80 años después de su primer y único título liguero. 

El temporadón de la escuadra de la ciudad de Szekefehervar, que aún puede cerrar el círculo a un año de ensueño con la guinda de la Copa, cuya final jugará precisamente este miércoles frente al histórico Ferencvaros, ha pillado por sorpresa a todos los estamentos del club, menos a sus propios jugadores, a la sazón culpables de que Carrillo asumiera el mando del grupo en pleno verano de 2014 después de un trienio dejándose la piel a las órdenes, primero de su amigo Paulo Sousa, y luego del también luso José Gomes. 

«A los jugadores les gustaba mi manera de trabajar. A la mayoría los conocía de casi tres años (entre ellos figuran dos españoles: el meta Calatayud y el central Brachi), así que cuando el club decidió destituir a Gomes, me encomendaron iniciar la pretemporada mientras buscaban un nuevo técnico. Luego pasaron las semanas y, como no traían a nadie, los chicos pidieron a la directiva que me dieran una oportunidad. Al final me dejaron al frente sin mucha fe, todo hay que decirlo, pero empezamos ganando los diez primeros partidos de Liga (récord absoluto del campeonato húngaro), así que no les di chance para cambiar de opinión», señala entre risas el preparador catalán a El Confidencial mientras posa delante de la estatua del rey Matías, en pleno Castillo de Buda, acaso el más espectacular de los monumentos de la fascinante capital magiar.

Disciplina defensiva, que no espartana

Si al acabar la presente campaña se concediese el Óscar al mejor entrenador español en el extranjero, no cabe duda que dicho galardón recaería en las manos de Carrillo. Y es que, más allá del título alcanzado y de rozar el doblete con la yema de los dedos, los registros de su Videoton (21 triunfos, 5 empates y 2 derrotas, equipo más goleador y menos goleado) son más que notables. ¿Existe alguna pócima que ayude a comprender semejante éxito en su ópera prima como míster? «Me gusta estar próximo al jugador, saber de sus inquietudes, llegar a acuerdos con ellos para lograr los objetivos que tenemos. Por ejemplo, antes de empezar a jugar me reuní con cada uno de ellos para saber qué era lo que esperaban de la temporada, qué objetivos tenían. Fueron charlas muy enriquecedoras porque nos marcamos unas metas, tanto en lo individual como en lo colectivo, basadas en pensar en grande, en tener fe en lo que podían aportar al equipo y lo beneficioso que podría ser para ellos mismos si el equipo rendía por encima de lo que se le presuponía. Y creo que al final funcionó porque todos los jugadores han dado el 110% de su capacidad en cada partido», asegura el estratega nacido hace 46 años en Monistrol de Montserrat.

Aprovechando que el Danubio pasa por Budapest, Carrillo nos desvela las particularidades de su forma de concebir el juego de la redonda, alejada de modas o estilos alineados a técnicos de prestigio. «Yo trato de forjar mi propio camino, aunque he tenido la suerte de trabajar a las órdenes de gente muy buena, como Paco Flores, Pochettino, Valverde, Lotina, Clemente o Paulo Sousa, de los que he tomado algunas cosas, que he ido adaptando a mi propia metodología. Me gusta utilizar varios sistemas de juego, dotar al equipo de una disciplina defensiva, pero que no sea espartana. Que la defensa sea dinámica, que juegue adelantada, pero que arriesgue porque cuanto más lo haga, más espacio tendremos para atacar. Arriba, me gusta que haya mucha movilidad, tratando de explotar la creatividad del jugador, que es la que hace que el fútbol sea un deporte impredecible y difícil de controlar». 

Y desvela un truquillo para meter en el juego a sus chicos a mil revoluciones que aprendió en sus días de jugador bajo la batuta de su admirado Paco Flores. «Al principio no entrábamos muy enchufados y vimos que nunca marcábamos hasta pasado el minuto 20. Así que pensé que había que mejorar el calentamiento y decidí aplicar lo que hacíamos con Paco en el Espanyol B. Allí empezábamos los partidos con mucha intensidad gracias a un skipping que hacíamos todos a la vez en el vestuario antes de saltar al césped. Al caer tenía que oírse un solo clik en el suelo. Si realmente la gente estaba metida, sólo se oía ese clik. Aunque parezca una tontería, al futbolista le da seguridad. Piensa ‘ahora sí que estamos todos’. Y nos ha ido muy bien».  

Un obseso de ‘cuidar detalles’

Paciente estudioso del balompié, que le llevó en su día a visitar media Europa y Sudamérica, el técnico de los Red-Blue devils comparte con Mourinho (con cuya trayectoria guarda no pocas similitudes) la obsesión por controlar hasta el más mínimo detalle para elevar las posibilidades de éxito. «La preparación es fundamental. El trabajo diario, por un lado, y por el otro tu background formativo, los conocimientos acumulados. Yo trato siempre de aglutinar toda la información de que dispongo y la resumo para poder sacarle el máximo provecho. Para eso me ayuda mucho toda la experiencia que acumulé conociendo de cerca escuelas tan dispares como la brasileña, la argentina, la francesa o la holandesa. A veces te encuentras con situaciones parecidas y, aunque la forma de jugar sea diferente, si has estado cerca de ellas, te ayuda muchísimo a dar con una solución». 
  
Tal vez eso explique los 10 puntos de diferencia sobre su más inmediato perseguidor en Liga y el haber pasado por encima a varios clubes con mayor potencial en sus plantillas. «La Liga sólo la gana uno y nos ha costado mucho, aunque la distancia con el Ferencvaros pueda decir lo contrario. Siendo objetivos, hay que decir que hemos competido contra equipos con mayor presupuesto, pero esa diferencia la hemos subsanado con muchas horas de trabajo duro en el campo y con la implicación del jugador. Esta misma plantilla, con sólo seis variantes, el año pasado se quedó fuera de Europa».
 
Relativiza las diferencias entre el futbolista magiar y el español: «El húngaro tiene un potencial bestial, pero tiene grandes carencias en la toma de decisiones», y está convencido de que el país que le da de comer puede recuperar su otrora papel preponderante en el planeta fútbol (dos subcampeonatos del mundo) si emula el ejemplo de nuestro balompié. «Deben hacer el mismo planteamiento que España en su día. Allí se hablaba siempre de ‘La Furia Española’, y nada de nada. Hasta que un día dijimos ‘si con estos no funciona, vamos a ver qué pasa con los bajitos’. Y todos nos hemos convencido de que la posesión nos venía bien, no sólo al Barça. Así que ellos deben identificar su camino e ir todos de la mano para conseguir resultados». 

Aunque resulte paradójico, ganar la liga no ha bastado para que el Videoton apueste sin ambages por Carrillo. El club no ha querido ampliarle el año que se ha ganado tras superar con creces los objetivos fijados en el verano anterior. Pese a ello, el técnico catalán prefiere mirar hacia adelante y afrontar los nuevos retos con su imbatible positivismo. «Yo tengo que agradecer mucho a Hungría y al Videoton. Ahora bien, es importante saber cuál es el proyecto del equipo para el nuevo curso. Debemos ser inteligentes y aprovechar la coyuntura de jugar una previa de Champions para hacer un equipo competitivo y no tener que acordarse todo el tiempo de una final de Copa UEFA perdida contra el Madrid hace 30 años».

Lo que parece claro es que la carrera de Joan Carrillo apunta a cotas mucho más elevadas que las del majestuoso Castillo de Buda. «No soy diferente a otros entrenadores. Aquí he podido progresar, prepararme y lograr resultados, pero al final tengo mis metas. Igual que Mourinho quería llegar a la Premier, después dirigir en la Liga… Todos tenemos nuestros sueños», concluye.

"Lo soñamos, lo prometimos, y aquí hemos venido con la novena Copa de Europa"

El Real Madrid pesentó su novena Copa de Europa, conquistada ante el Olympiacos griego (78-59), en la sede de la Comunidad de Madrid, donde la plantilla, los técnicos y la directiva fue recibida por el presidente, Ignacio González. Con una pancarta con la inscripción ‘¡Felicidades CAMPEONES!’ en el balcón de la sede de la Puerta del Sol fue recibida la expedición madridista, que partió en un autobús desde el Santiago Bernabéu. Dentro de la Real Casa de Correos, las autoridades de la Comunidad esperaban al equipo, encabezadas por el presidente González, el consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno, Salvador Victoria; la consejera de Educación, Juventud y Deporte, Lucía Figar; la consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño; y el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero.

Recibidos con el himno madridista, el capitán blanco Felipe Reyes llegó con el trofeo de la Euroliga en torno a las 12.15 horas del mediodía, en una expedición en la que también participó el presidente del club, Florentino Pérez, el entrenador Pablo Laso junto a todo su cuerpo técnico, y veteranos madridistas como Clifford Luyk o Emiliano Rodríguez. Ignacio González entregó una placa conmemorativa del éxito a Florentino Pérez, que a su vez correspondió con una réplica de la copa de la Euroliga. Por su parte, Felipe Reyes obsequió al presidente regional con una camiseta de juego del conjunto blanco, con el dorsal 1 y la inscripción ‘I. González’, así como otra conmemorativa del éxito, la que llevaron los jugadores tras el partido.

Reyes fue el primero en tomar la palabra en la Real Casa de Correos, en la que destacó que la plantilla está «encantada» de acudir de nuevo a la sede regional tras las conquistas de la Supercopa y la Copa del Rey, así como reiteró que esta Euroliga era «un objetivo desde hace mucho tiempo«. A continuación, el presidente Florentino Pérez tomó la palabra. «Lo soñamos, lo prometimos, y aquí hemos venido con la novena Copa de Europa«, dijo el mandatario blanco. que destacó el carácter madridista como el del un equipo que «no se rinde nunca». Pérez también agradeció el apoyo del presidente regional al club blanco. «Has estado con nosotros en las tres finales europeas, en Londres, Milán y Madrid. Gracias presidente por el apoyo constante que siempre nos has dado», agregó.

González remarcó la importancia del título, así como explicó cómo hace quince días le dijo a Reyes en la entrega de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo, que estaba convencido de la victoria. «Ese día yo dije que el palmarés de Felipe era, si no el mejor, de los mejores, pero se le resistía la Copa de Europa. Ese día yo ya le dije que estaba seguro que dentro de unos días podría completar ese palmarés y recibirle aquí», confesó González. Tras las fotos con el fondo musical del ‘We Are The Champions’ de Queen, el conjunto madridista subió al balcón de la Casa de Correos para saludar a unos 500 aficionados congregados en la Puerta del Sol.

«Gracias por estar aquí y venir a apoyarnos. Creo que el MVP debería venir a decir unas palabras«, dijo el capitán Felipe Reyes, que le pasó el micrófono al alero argentino Andrés ‘Chapu’ Nocioni, declarado mejor jugador de la final. «Es un placer para nosotros estar acá y entregarle el trofeo a esta grandiosa afición. El MVP fue el equipo entero«, comentó Nocioni. Tras unos minutos de gritos y celebraciones, el Real Madrid emprendió en torno a las 13.00 horas su camino hacia el Ayuntamiento de Madrid, donde continuaban las celebraciones. 

Cristiano, Casillas, Ancelotti, Bale… Florentino señala a los culpables del fracaso

El estadio Bernabéu a reventar. En el Palco de Honor no cabía un alfiler. Florentino Pérez había invitado a ministros, autoridades relevantes, empresarios, banqueros de tronío… En una palabra: la flor y nata de sus amistades para presenciar un partido que traspasó todas las fronteras. Al final, aunque el equipo blanco buscó con ahínco el gol del triunfo, aupado por esa fe de los aficionados que mueve montañas, pero que no altera marcadores, llegó la gran decepción para los seguidores madridistas.

Será la masa social del club la que deba juzgar y pedir explicaciones a su presidente del fracaso de esta campaña. Las encuestas, entre ellas la realizada por El Confidencial, ya señalan a Florentino Pérez como el máximo responsable de que esta temporada el Real Madrid se quede como el color de su camiseta, en blanco.

En su larga trayectoria, también hubo unas cuantas campañas en las que el Madrid las concluyó sin lograr la Liga, la Copa de Europa y la Copa de España. La primera vez fue en el curso 1970-71, en la que el Valencia se llevó el título liguero; en la Copa cayó ante el Deportivo en la primera eliminatoria y en la Recopa europea perdió la final frente al Chelsea. Un par de ejercicios después pasó tres cuartos de lo mismo. La Liga se la adjudicó el Atlético de Madrid, en el torneo copero fue eliminado por el Sporting de Gijón en los octavos de final y en la Copa de Europa por el Ajax de Ámsterdam en semifinales.

Imagen de la desolación de varios jugadores tras ser eliminados por la Juventus (EFE)

La primera vez que no viajó a Europa

Una de las mayores debacles del equipo blanco en su amplio historial fue en la edición 1976-77, en la que festejaba el 75 aniversario de su nacimiento. En el campeonato de Liga, conquistado por el Atlético de Madrid para mayor inri, se clasificó en la octava posición; el Brujas le echó de la Copa de Europa en octavos de final y el Hércules le dejó fuera de la Copa española en la primera eliminatoria. Por primera vez, el  Madrid no iba a participar en ninguna competición europea.

Siguieron las grandes decepciones durante cuatro años, los que transcurrieron desde 1981 a 1985. Los dos títulos nacionales y el europeo que disputó no encontraron ningún hueco en las vitrinas del club. Entre esos años se salvó el de 1982, al ganar la Copa del Rey frente al Sporting de Gijón en la inauguración del Nuevo Zorrilla vallisoletano. En estos episodios, el más destacado y curioso fue el acaecido en la campaña 1982-83. El equipo blanco, bajo la dirección técnica de Alfredo Di Stéfano, perdió la Liga en Mestalla contra el Valencia (1-0). Un empate le habría proclamado campeón. A ese tropezón hay que añadir las cuatro finales que jugó (Recopa de Europa, Copa del Rey, Copa de la Liga y Supercopa de España), en las que también se quedó con la miel en los labios.

La década de los noventa del siglo XX tampoco resultó fructífera para los intereses del club. Fueron cinco las temporadas (con la excepción de la 1992-93, que conquistó la Copa del Rey) las que se escaparon viendo cómo los títulos de Liga, Champions League y Copa de España volaban hacia otros destinos. Algo más cercanos están los tres años (2003-2006), ya bajo la presidencia de Florentino Pérez, que se esfumaron sin que el equipo blanco celebrara ningún título. Sin olvidarnos de los doce años que estuvo sin alzar al cielo la Copa de Europa. 

El presidente critica en privado a Ancelotti y Bale (EFE)

¿Apoya el presidente a Ancelotti?

Me cuentan que, tras el varapalo ante la Juventus, apenas terminar el encuentro, el señor Pérez comentó entre sus amigos más afines o más fieles, como prefieran, que iba a comenzar a buscar responsables, cuando el máximo culpable de lo que ocurre actualmente en la entidad es él. Dentro y fuera del club se habla de que ‘el jefe’, como algunos directivos y lacayos empleados le llaman, ha perdido el rumbo. Entre otras cuestiones, sacan a colación que el Madrid hace tiempo ha dejado de ser admirado y respetado tanto en España como en Europa y que, por otra parte, la FIFA y la UEFA ya no consideran al Madrid como aquella institución de leyenda.

Como las derrotas nunca vienen solas, Casillas, Ancelotti, Bale, Ronaldo… Son nombres a los que Florentino acusa no sólo de que la Juventus haya hurgado aún más en la llaga del Real Madrid, sino también de despedir esta temporada sin ningún trofeo de primer nivel. Al parecer, Ancelotti tiene el respaldo de la plantilla y de los aficionados, pero hay que preguntarse: ¿le apoya también el presidente? Una incógnita a despejar, ya que cuando se le preguntó a él y al melifluo Butragueño sobre el futuro del técnico italiano, los dos echaron balones fuera.

El disgusto y la tristeza, tras caer ante el conjunto italiano, se acentuaron al ver cómo un jugador que se forjó en la cantera madridista, Álvaro Morata, se convirtió en el brazo ejecutor del Madrid, con su gol en Turín y su certera diana en el estadio Bernabéu. Un futbolista de 22 años que fue traspasado a la Juventus el pasado año por 20 millones de euros y que, según la rumorología, el señor Pérez piensa recomprar. Un caso de un canterano, como el de otros tantos, al que le abrieron las puertas del club para emigrar a otros parajes, sin pensar que era una perla por pulir.

Zidane no ha cumplido con el trabajo que se le encomendó (EFE)

Una cantera huérfana y a la intemperie

Aquella simiente que sembró Bernabéu en 1958, de la que brotaron jugadores que triunfaron en el primer equipo, como los Velázquez, Grosso, De Felipe, Camacho, Pirri, Miguel Ángel, Benito, la Quinta del Buitre (Sanchís, Martín Vázquez, Míchel, Butragueño y Pardeza) y ya no digamos Casillas (sería una larga lista citar a todos), se encuentra huérfana y a la intemperie desde que se inició el presente siglo XXI. Una serie de jóvenes valores, con el afán de jugar algún día en primer equipo, pero cuyas ilusiones se desmoronan al ver cómo a un chaval de 16 años, Martin Odegaard, se le ficha de manera privilegiada: con un suculento sueldo y con una cláusula en el contrato para entrenar con la primera plantilla. ¿Y qué me dicen del fichaje de Lucas Silva? Pues, con todos los respetos para el noruego y el brasileño, en la cantera del Madrid hay unos cuantos jugadores como ellos que no habrían costado ni un euro.

Como así funciona el actual Real Madrid, no resultó extraño que en una de sus declaraciones ante el juez Eloy Velasco, sobre la trama Púnica, Florentino le dijera al magistrado: “Yo nunca he utilizado el despacho del Real Madrid. Mi despacho es ACS. Ya hago bastante con ayudar al Madrid. El equipo tiene sus ejecutivos. Yo no gano dinero allí. Mi vida es ACS”.

Pues si su vida es ACS, habría que decirle al señor Pérez que deje de ser presidente del Madrid y que el máximo rector del club sea una persona como sus antecesores, Santiago Bernabéu (en los últimos años de su vida se refugiaba en su chalé de Santa Pola), Luis de Carlos, Ramón Mendoza, Lorenzo Sanz y Ramón Calderón, que estaban en sus despachos del club mañana y tarde. Es decir, sin dejar la institución en manos de esos ejecutivos a que se refiere y que no se atreven a decir ni pío si no lo autoriza el presidente. Salvo que haya cambiado su agenda, Florentino Pérez sólo un día a la semana, los viernes, se presenta en la entidad para reunirse con los directores generales. Reuniones en las que todos los presentes responden con un “sí, bwana a cuanto proponga el presidente. Nadie se atreve a llevarle la contraria. Porque Florentino Pérez no es un presidente querido; es un presidente temido. Que se lo pregunten a los periodistas que le critican y no comulgan con sus doce años de mandato en el Real Madrid.