Autor: brenpcom

Relacionan el ‘fracking’ con pozos de agua potable contaminados

A principios de este año, BNK, una empresa canadiense, se convirtió en la primera compañía en pedir permiso a la Administración para utilizar en España la técnica de extracción de gas por fractura hidráulica conocida como fracking. Antes de comenzar con los primeros pozos de exploración, que esperan iniciar en 2016 en el norte de la provincia de Burgos, deberán superar la evaluación de impacto ambiental, un proceso que se podría completar en siete meses.

La cercanía de las primeras perforaciones hace probable que se reavive el debate sobre una técnica controvertida y la ciencia será parte de la discusión. Esta semana, un equipo científico liderado desde la Universidad Estatal de Pensilvania (EE UU) publica un artículo en la revista PNAS en el que se estudia la posible contaminación de agua potable por la explotación de pozos de gas. Empleando una tecnología más sensible que la utilizada por los laboratorios convencionales, los investigadores analizaron el agua potable de varias fincas cercanas a cinco pozos de la zona de Marcellus Shale, en Pensilvania.

Así, encontraron mezclas de contaminantes orgánicos y 2-butoxietanol, un producto químico empleado entre los líquidos que se inyectan en el subsuelo para fracturar la roca y obtener el gas atrapado en ella. Los autores, que mencionan cómo el agua analizada hacía espuma por los contaminantes, consideran que la explicación más probable de esta contaminación es que algunas cantidades de gas natural y fluidos empleados en el fracking se liberaron durante la explotación y viajaron entre uno y tres kilómetros de distancia a través de fracturas de la roca hasta los acuíferos. “Parte del problema puede deberse a aguas residuales procedentes de la fuga de un depósito en el pozo más cercano”. Si hubiese habido muestras de la perforación, del depósito y de los fluidos empleados en la operación, la técnica de espectrometría de masas y cromatografía de gases habría podido identificar con precisión el origen de la contaminación.

Susan Brantley, la profesora de la Universidad Estatal de Pensilvania que lideró el estudio, considera que, aunque “los incidentes importantes de contaminación son raros”, el público “debería tener acceso a más datos como estos para que pueda decidir si los problemas relacionados con el desarrollo gasístico son mejores o peores que los causados por otras fuentes de energía”. En su opinión, este tipo de técnicas más precisas deberían ayudar a “mejorar las prácticas de gestión de la industria gasística ahora que se está expandiendo por todo el mundo”.

Sobre las cantidades encontradas, Ángel Cámara, catedrático de Ingeniería Química de la Universidad Politécnica de Madrid, considera que, precisamente por tratarse de una técnica tan precisa, “las cantidades detectadas, de décimas de nanogramo por litro e incluso centésimas de nanogramo, son minúsculas”. Brantley, que no entra a valorar la importancia de las cantidades encontradas, opina que “nadie bebería agua que espumea debido a los contaminantes”.

El estudio de Brantley y su equipo añade una información en un terreno en el que, pese a la abundancia de noticias en los medios de comunicación y a que en todo el mundo se han perforado más de un millón de pozos, no abundan los estudios científicos. Algunos de los pocos análisis en profundidad anteriores sugieren que las personas que viven cerca de explotaciones de fracking tienen más posibilidades de beber agua contaminada con gases como metano, propano o etano. Aunque de momento no se ha relacionado la ingestión de agua con metano con problemas de salud, los investigadores señalaron que la llegada de esos gases podría indicar que después se produzcan contaminaciones con productos más peligrosos.

Los gases y productos químicos encontrados en algunos acuíferos pueden ser causados por fugas o roturas de los revestimientos de los tubos que los trasportan, un riesgo presente en muchas otras actividades fundamentales en la economía moderna. Radisav Vidic, presidente del Departamento de Ingeniería Civil y Medioambiental de la Universidad de Pittsburgh y autor de un estudio que criticaba la escasez de estudios para valorar adecuadamente los riesgos del fracking, afirmaba que esta técnica “es una actividad industrial similar a otras como la industria del petróleo en términos de salud y seguridad”.

Una de las dudas sobre la fracturación hidráulica es lo que sucede con la mayor parte de la mezcla de agua, arena y productos químicos que se inyecta en el subsuelo y no regresa a la superficie. Resolver estas incógnitas, que estarán en el centro de las discusiones en torno a las primeras explotaciones españolas por fracturación hidráulica es, según comentan los autores, el objetivo de estudios como el que hoy se publica.

Sigue leyendo

La eterna zancada de Torres

La zancada de Torres, ese tranco poderoso que le llevó a lo más alto reapareció anoche en Vila-real para darle tres puntos al Atlético que le consolidan en su pelea por el tercer puesto. Para que emergiera esa carrera larga que tanto le define, antes persiguió un balón guiado por su instinto y por su compromiso de darlo todo, de que nunca se sabe en qué jugada o en qué balón puede estar la solución a un partido. Torres no celebró con mucha efusión el gol, quizá porque no ve recompensado con más titularidades sus esfuerzos y también sus silencios. Estuvo frío hasta que sus compañeros llegaron para achucharle sabedores de la trascendencia que puede tener ese tanto. Tiene que decidir su entrenador, más allá de esos 20 goles de Mandzukic, solo 12 en Liga, si prefiere esa estadística o a un jugador que se adapta mejor al estilo histórico del club, el contragolpe.

Anoche Simeone volvió a optar por Mandzukic, al que cambio a la hora de juego con muy poco que contar sobre él, salvo algunos enfados porque ni sus compañeros terminan de encontrarle ni él, limitado por su velocidad, tampoco suele entrar en el radar de pases de gol. En el único que recibió claro en el área se lanzó en plancha y remató ajustado al palo poco antes de ser sustituido. Fue entonces cuando entró El Niño y en medio de un dominio creciente del Villarreal decidió ir tras un primer pase atrás de Trigueros de cabeza y el posterior mal control de Bailly. La pifia dejó a Torres con 40 metros que recorrer con solo Asenjo de por medio. Tuvo fortuna al encarar al meta del Villarreal, que no le cazó el regate por poco. Después, antes de marcar tras ser favorecido por el rechace hizo un recorte frío que se llevó por delante al propio Bailly y a Víctor Ruiz antes de empujar el balón a la red con una suavidad barrial.

El tanto le dio un giro a un encuentro en el que Atlético empezaba a sentir la carga final del Villarreal. Fue de más a menos el equipo de Simeone. Entró en el campo como en teoría le exige la presencia de Mandzukic. Salió a presionar arriba y logró encajonar al Villarreal, que solo encontraba respuesta en el ruido de la velocidad y el uno contra uno de Campbell. Arda, Koke y Griezmann rozaron el gol antes de que el Atlético se desplomara al primer aviso serio. Fue un cabezazo cercano de Víctor Ruiz tras una falta lateral que volvió a confirmar a Oblak en el perfil del portero gana puntos que buscaba el club con su fichaje. Fue extraña la alineación de Marcelino, muy condicionado por las bajas, con Rukavina y Jaume Costa, dos laterales, ejerciendo de interiores

No fue el mismo equipo el Atlético desde que recibió ese susto. Pasó de dominador a dominado sin posibilidad de estirarse. Hasta que Simeone ordenó la entrada de Saúl, Torres y poco después la de Raúl García. Se rearmó el Atlético, aunque no necesitó para ello el balón. Solo un error y pradera para correr. Ahí Torres emergió para castigar con su zancada eterna al Villarreal.

Sigue leyendo

Dani Alves marca un gol de cocina con su chef brasileño

El futbolista del Barça Dani Alves (Bahía, 1983) también juega en el campo gastronómico. Con su chef privado João Alcântara (Vitória, 1984), que organiza los menús semanales de Alves en función de sus partidos, ha formado la compañía FOgO. Y como su nombre en portugués, quieren encender el fuego de la pasión por la cocina brasileña. Proponen “platos creativos y saludables, fusión de cocina brasileira y mediterránea sabrosa, refinada y sana”. Entre ellos: gazpacho de açaí (fruto de palmera amazónica); dado de tapioca y calamar; carbonara de apionabo (el vegetal se usa como pasta); la brandada de bacalao con feijoada; el cupcake de caipirinha o bombones de cupuaçu (cacao amazónico blanco)…

Hace un año que FOgO inició su actividad, como parte del grupo Alquimia, con el que Alves y Alcántara quieren fomentar «el intercambio cultural y gastronómico». Preparan a domicilio menús degustación (donde además de comer se pueden aprender recetas), talleres de cocina y cáterin para eventos y su gran apuesta son las cenas fugaces, de una noche y en un lugar especial (un edificio emblemático, un jardín, una galería de arte…) que se comunica a última hora y bajo reserva. Las Itinerantes, como llaman a sus veladas, se inician hoy en Barcelona.

fogo’);»> ampliar foto

Dado de tapioca en tinta de calamar, plato de João Alcántara. / fogo

A finales de mayo habrá otra cena en Madrid. Brasil, Girona y Londres son próximas escalas de la propuesta, a partir de 80 euros y para un máximo de 40 comensales. El futbolista asiste siempre que su agenda lo permite.

Su socio Alcântara, que empezó a estudiar marketing, se aventuró en la cocina tras conocer a los 19 años que era diabético y decidió entonces ahondar en la alimentación sana. Comenzó a trabajar con atletas y ganó popularidad con el programa televisivo Homens Gourmet (Fox Brasil). Hace cuatro años realizó unas prácticas en el restaurante barcelonés Gresca, con Rafa Peña, y después le fichó como cocinero personal el exazulgrana Maxwell, quien le recomendó a Dani Alves. Este a su vez ha hecho que conozcan su interpretación de la cocina brasileña otros compañeros futbolistas como Messi o Neymar.

fogo’);»> ampliar foto

‘Huerto dulce’, postre del menú de João Alcántara. / fogo

Según Alcântara, sus referencias culinarias están en su compatriota Alex Atala (el mayor divulgador internacional de la comida brasileña), en el francés Michel Bras y los españoles Ferran Adrià y Andoni Luis Aduriz. «Parto de mis recuerdos para crear cocina de producto y saludable que produzca placer en el comensal», dice el cocinero. «Mi deseo es acercar la gastronomía brasileña a todo el mundo. Es mucho más que la feijoada y la caipirinha». Además de enseñar los secretos de los sabores de su tierra al público general, el chef organiza talleres culinarios para personas con necesidades especiales, como diabéticos o celiacos.

Sigue leyendo

La repetida desgracia de Asenjo

La rodilla derecha de Sergio Asenjo volvió a crujir. Las pruebas médicas realizadas al portero palentino confirmaron los peores presagios: rotura de plastia del ligamento anterior de la rodilla derecha que conllevará una nueva intervención quirúrgica, la tercera en la misma articulación. Asenjo le espera una larga etapa de recuperación estimada en ocho meses.

Asenjo comenzó su calvario con su articulación derecha en mayo del 2010 siendo portero del Atlético de Madrid que le dejó en el dique seco en los siguientes seis meses. Recuperado de la grave lesión de ligamentos, en enero del 2011 Asenjo marchó cedido al Málaga, necesitado de recuperar las sensaciones debajo de los tres palos sin la presión añadida de hacerlo en un club con gran exigencia como el Atlético. Un mes después el mismo ligamento volvía a ceder. Idéntica lesión en el mismo sitio. Ocho meses más de recuperación y de dudas sobre si volvería a ser el mismo.

Lo fue en el Villarreal que le recuperó para el fútbol de primer nivel en la temporada pasada de regreso a la élite del club castellonense. Lo hizo como cedido y en el verano pasado el club de Roig, hábil negociador, ejerció la opción de compra por tres millones de euros, la mitad de lo que pedía la entidad que preside Enrique Cerezo. El gran nivel alcanzado en el Villarreal por Asenjo, a sus 25 años un joven veterano, le valió para ser convocado el pasado mes de marzo por Del Bosque para la selección española en los partidos ante Ucrania y Holanda.

Al meta le espera una larga etapa de recuperación estimada en ocho meses

El azar quiso que la lesión der Asenjo se produjera ante el equipo dónde comenzó la fatalidad en su rodilla derecha. Faltaban siete minutos para la conclusión del partido entre el Villarreal y Atlético de Madrid (0-1), cuando a la salida de un córner a favor del conjunto de Simeone, el portero palentino saltó poderosamente para hacerse con el esférico por encima del jugador rojiblanco Raúl García y en el apoyo en el suelo su articulación derecha perdió estabilidad. Desgraciadamente experimentado en estos temas, Asenjo quedó tendido fuera del campo. Mientras el juego discurría ajeno a la desgracia, extendió los brazos, golpeó el suelo y se tapó la cara con los guantes temiéndose lo peor. El portero del Villarreal se marchó del terreno de juego y del estadio por su propio pie. En el hospital de Castellón confirmaron los peores temores. Una nueva desgracia para el equipo de Marcelino que anda con lo justo de efectivos para el tramo final de temporada que está frenando su clasificación para la Liga Europa con un margen de seis puntos aún. En los dos últimos partidos de Liga Marcelino ha tenido que disponer de cuatro jugadores del filial para completar la convocatoria. La baja de Asenjo se une a las de Bruno (en la fase final de recuperación) y Musacchio, ambos con rotura de peroné, unidas a las lesiones musculares de Giovani dos Santos y Cheryshev y lo problemas físicos de Uche y Vietto. Un calvario para el Villarreal que desea que acabe pronto la temporada.

más información

Asenjo, un joven veterano
Vitolo, Asenjo y Mario Suárez, novedades de la lista de Del Bosque
Asenjo, cedido al Villarreal

Sigue leyendo

La gestión paternal de Ancelotti

Carlo Ancelotti se ampara en sus rasgos circulares de paisano paciente, en su venerable melena plateada, en sus ojos glaucos, para sugerir la imagen de osito polar de peluche que conviene al gusto del pueblo e inspira confianza en los cuadros directivos. Solo de vez en cuando, en esas largas jornadas que le descubren demasiado cansado, o demasiado aburrido, deja entrever entre la pelambre de inofensivo muñeco la piel dura de elefante, y hasta los colmillos, largos y mellados, de viejo trashumante de las praderas.

Al entrenador del Madrid lo rodeaban los muchachos de la prensa, curiosos, después del partido contra el Almería, en la noche del miércoles, cuando uno le preguntó por lo que significaría para él ganar la Liga española, después de haber conquistado la Liga en Italia, Francia e Inglaterra, hasta sumar 32 títulos como técnico y como jugador.

Mi vitrina ya está llena de títulos. Yo solo quiero ganar para el club, la afición y los jugadores»

“No estoy seguro de que el Barça vaya a perder puntos en esta Liga”, dijo, señalando al líder que le saca dos puntos a falta de cuatro jornadas. “De lo que sí estoy convencido es de que nosotros podemos ganar los cuatro partidos que nos quedan. Como he dicho, yo no tengo ninguna ambición personal. Porque mi vitrina ya está llena. Solo quiero ganar títulos para el Real Madrid, para la afición, para el club y para mis jugadores”.

Después de haber tenido al frente de su organigrama de comunicación y propaganda a José Mourinho, el entrenador más oportunista que existe a la hora de colgarse medallas y ufanarse de su particular colección de copas, el Madrid se ha puesto en manos de un hombre que da la impresión de no preocuparse en lo más mínimo de su persona. A sus 55 años, Ancelotti no solo procura hacer lo que le mandan, aunque se trate de indicaciones aparentemente disparatadas, sino que le confiere a todos sus actos un marchamo de desprendimiento que acaba por encandilar, si no a los directivos, al menos a los futbolistas. Y en este negocio, a pesar de que los dirigentes se esfuercen por influir cada día más, todo depende de los futbolistas.

más información

El Madrid gana al Almería con un golazo de James y nada más
Cristiano se desespera sin su gol
FOTOGALERÍA Las mejores imágenes del Madrid-Almería

El partido contra el Almería fue un verdadero bodrio. Ganó el Madrid 3-0 haciendo lo mínimo indispensable frente a un equipo con lagunas de toda clase. La gente se irritó. Los pitos arreciaron contra los futbolistas propios. Pero, a diferencia de Mourinho, proclive a emplear las conferencias de prensa para bombardear su propio cuartel, Ancelotti se presentó como un escudo. “Ha sido un partido de transición”, justificó, comprensivo y paternal con sus pupilos. “No hemos jugado ni con mucha intensidad ni con mucha calidad. Es natural después de una semana en la que el desgaste físico y mental ha sido muy alto. Nos henos tomado un respiro pero siempre controlando el marcador”.

El técnico advirtió de que observa disfunciones en su centro del campo, manifiestas en Vigo y contra el Almería, pero se mostró confiado en que esto cambie. Si no tiene fe, lo parece. El próximo sábado le espera el Sevilla en el Sánchez Pizjuán en la difícil antesala antes de viajar a Turín a disputar la ida de las semifinales de la Champions con el Juventus.

“Hay partidos en los que no defendemos tan bien”, admitió, lanzando un mensaje de confianza en sus futbolistas. “Pero yo sé que cuando el equipo está concentrado defiende muy bien, incluso poniendo en la alineación a muchos jugadores creativos. Lo hicimos el año pasado en las semifinales contra el Bayern y contra el Barcelona. Yo sé que cuando este equipo tiene que defender, defiende. No siempre tenemos esta actitud. De vez en cuando nos descolocamos un poco. Contra el Almería en la primera parte no hemos presionado muy bien. En la segunda mejoramos”.

A veces nos falta actitud. Pero yo sé que cuando este equipo tenga que defender, defenderá»

Frente al Celta y el Almería se hizo evidente que Illarramendi padece una crisis de algún tipo, sea futbolística o existencial. Descartado contra el Atlético en los cuartos de la Champions, el vasco será más que probablemente borrado de la alineación contra el Sevilla, en donde puede que regrese Bale para jugar en punta, acompañando a Cristiano en un 4-4-2.

“No me preocupa Illarramendi”, dijo Ancelotti, lanzando una agradable cortina de humo. “Él jugó a un buen nivel en Vigo. Puede ser que contra el Almería su nivel no haya sido tan alto pero tiene mi total confianza”.

Martin Odegaard, el niño prodigio de Noruega, se quedó sin debutar, y sin convertirse así en el jugador más joven de la historia en enfundarse la camiseta del Madrid en un partido oficial. Este hito, sueño de algunos directivos, se frustró cuando Ancelotti cambió a Jesé por Nacho con el 3-0 en el marcador. “Odegaard tiene que trabajar, tiene que entrenarse y acostumbrarse”, advirtió el italiano, poniéndole un timbre de hierro al tono, normalmente algodonoso, de su discurso. “Es muy joven. Hoy se ha concentrado con el equipo y ha ido al banquillo por primera vez. En el futuro tendrá mucho tiempo para debutar”.

Sigue leyendo

El Consejo de Ministros aprueba la venta de los derechos del fútbol

El Consejo de Ministros aprobó este jueves finalmente y por real decreto la venta centralizada de los derechos de transmisión televisiva del fútbol para intentar así poner fin a casi 20 años de guerras entre operadores, disputas con la Federación y la Liga, sobreprecio del producto y reducción de ingresos por parte de los clubes, con la consiguiente falta de competitividad frente a otros torneos internacionales.

El modelo español, casi único en Europa de venta individualizada (derecho de arena) por parte de cada club, había logrado que la Liga, el torneo nacional europeo más fuerte deportivamente, fuera también la competición de su nivel que menos ingresos televisivos generaba. La Premier League, que acaba de renegociar con acuerdo de los clubes un contrato centralizado, recabará 1.875 millones. La Serie A italiana, donde se regula por ley como en Francia, ingresa 846. En España las televisiones reportaron en la temporada 2013/14 unos 800 millones.

más información

La FIFA amenaza con parar al fútbol español
La Federación creará una comisión para negociar con la LFP
Villar ofrece la solución a Tebas
Los derechos televisivos del fútbol
Más tarta y mejor repartida

El acuerdo, que rige para las próximas tres temporadas, para el mercado interior y exterior y para las retransmisiones en directo y en diferido, permitirá subastar conjuntamente los derechos para transmitir 380 partidos anuales de la Liga BBVA (Primera Divisón), los 400 de la Liga Adelante (Segunda), además de la Copa del Rey y la Supercopa.

Los cálculos de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), refrendados ahora por el Gobierno, elevan la previsión futura de ingresos a 1.500 millones a corto plazo.

El real decreto, cuyo primer borrador ya estaba preparado para ser aprobado en diciembre, es finalmente un encaje de bolillos con el que el Gobierno ha intentado contentar a petición de las partes enfrentadas a todos los sectores afectados, aunque la Federación Española de Fútbol, que se reclama responsable de la competición, no estaba de acuerdo hasta ahora con el reparto establecido.

Según la nueva norma, los clubes profesionales de fútbol se repartirán el 92% de estos ingresos televisivos. Dentro de los clubes profesionales, el 90% de esa cantidad será para los de Primera División y el 10% para los de Segunda.

Con el sistema actual, los cuatro primeros equipos acaparan el 45% de los ingresos

El 8% restante del dinero de la televisión se utilizará con otros fines: un 3,5% irá para los equipos que desciendan de categoría; un 1% para la Liga, un 2% para la Federación presidida por Ángel María Villar —si se explota conjuntamente la Liga y la Copa del Rey— y un 1,5% para deportistas de alto nivel y fútbol no profesional (2ª B y fútbol femenino).

La Federación recaudaba ahora 27 millones y con esta fórmula podría agregar otros siete.

La estimación de ingresos “en breve” de 1.500 millones de euros se proyecta sobre una partida previsible de mil milones para la comercialización en el mercado nacional y entre 400 y 500 millones más en el internacional.

La Liga española está lastrada, además, por un reparto poco equitativo que el Gobierno, según el ministro de Educación y Deportes, José Ignacio Wert, pretende corregir también con esta norma. Mientras el Real Madrid y el Barcelona reciben anualmente unos 140 millones de euros por sus derechos televisivos (33%), el Atlético, actual campeón de Liga, se queda en 50 millones. Los cuatro primeros equipos acaparan el 45% de los ingresos. Desde ahora los ingresos se repartirán entre los clubes basándose en tres criterios que deberían convertirse en fórmula matemática: un 50% del dinero destinado para los clubes de Primera se dividirán a partes iguales y el resto en función de otros criterios, como los resultados logrados en las últimas cinco temporadas y su implantación social, es decir su número de socios y abonados. En el caso de Segunda, se dividirá el 70% equitativamente y el 30% restante sobre los resultados de la última temporada.

Se prevé que la norma reduzca el desequilibrio de 7 a 1 favorable a los principales clubes

Wert destacó así que se reducirá algo el actual desequilibrio de 7 a 1 favorable a los principales clubes, por una etapa de tránsito de 4,5 a 1, para llegar a una meta final de 3 a 1. Y siempre con la máxima de que ningún equipo reciba menos dinero que ahora.

Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, elaborador e impulsor del real decreto, ensalzó que se trata de “una medida histórica, necesaria para el fútbol español, que de esta forma tendrá un campeonato competitivo y no se alejará del nivel de las grandes Ligas del sector en Europa”.

Gracias al fondo de compensación previsto, casi 4.000 deportistas verán cómo un 1% de los ingresos por televisión irán destinados a darles el derecho a la Seguridad Social y se aportarán fondos para el fútbol femenino y el fútbol modesto.

Sigue leyendo

Fallece el internacional belga Mertens tras sufrir desfallecimiento

El futbolista belga de 24 años Gregoy Mertens, que fue internacional con la selección sub-19, ha fallecido este jueves tras permanecer en estado crítico desde que sufrió el lunes un desfallecimiento en el terreno de juego.

El joven defensor del Sporting de Lockeren murió en el hospital Limburgo Este de Genk (este de Bélgica), ciudad donde el lunes cayó desplomado cuando jugaba con su club contra el equipo local, a los 20 minutos de iniciarse el partido, según informó la agencia Belga.

Mertens fue reanimado por los médicos de ambos equipos con ayuda de un desfibrilador cardíaco antes de la intervención de los servicios de urgencias, que decidieron someterlo a un coma artificial.

Desde entonces su estado empeoró con el paso de los días hasta que finalmente falleció este jueves, rodeado de sus familiares más próximos.

Formado en el Anderlecht, Mertens llegó al Lokeren en enero de 2014 procedente del Círculo de Brujas, donde jugaba desde 2011. Además, vistió en diferentes ocasiones la camiseta de la selección nacional sub-19 y jugó igualmente en el Dilbeek y La Gantoise.

Sigue leyendo

Cuando un ‘gentleman’ se va

Cuando un futbolista lleva 16 años en el mismo club, desde juveniles, pasando por el Baskonia (filial en 3ª división), Bilbao Athletic (filial en 2ªB) y Athletic (12 años) y se ha jugado en todas las zonas del campo: extremo, interior, medio centro, mediapunta y, sobre todo, lateral, los momentos pasan de singulares a plurales. Andoni Iraola, que hoy ha anunciado que en junio abandona el Athletic, ha elegido sus momentos en el club de sus amores: «El debut ante el Barcelona, el 30 de agosto de 2003 (0-1 en San Mamés) y espero que el último partido ante el Barcelona en la final de Copa, aunque confío en que sea con otro resultado», dijo en la multitudinaria conferencia de prensa en Lezama. Alfa y omega de una trayectoria a lo Le Tissier, otro one club man. Sin embargo, puestos a elegir hay dos momentos que colorearon la fotografía de Iraola en el Athletic. Una fue en Anoeta, llorando en el banquillo tras una derrita del Athletic frente a la Real. Él, guipuzcoano de Usurbil, sufriendo una derrota como quizás ningún aficionado la sufrió. Otra, el 18 de marzo de 2012, cuando frente al Valencia en San Mamés (0-3) fue expulsado por doble amonestación. Fue la primera y la última expulsión de Andoni Iraola en el fútbol profesional. Mister Iraola, ni en la plenitud ni en la decadencia, apeló a lo que no sabía hacer: frenar por la fuerza al rival, domesticarlo con el látigo, abrasarlo con la violencia. Fue por eso que Ronaldinho, tras un partido en el Camp Nou, dijo que de él que era el futbolista que mejor lo había marcado «porque no se conformaba con quitarme el balón, sino que lo convertía en una acción de peligro».

Ronaldinho no sabía que cuando Iraola jugaba en el Antiguoko juvenil (un club de referencia en Gipuzkoa) el entrenador solía hacer un juego que consistía en colocar al futbolista en el entorno del banderín de córner y retar a dos, tres o cuatro jugadores a que le quitaran el balón. «Nunca lo conseguían. Su dominio de la pelota era espectacular». Por eso se inició como delantero, o como interior, por su aire de jugón y su eficiencia en el control de la pelota. Sin embargo, fue con Ernesto Valverde, en su primera época cuando Iraola se asentó como lateral: «Él siempre me decía que le gustaba ver el campo de frente y no de espaldas», señaló entonces el actual técnico rojiblanco. Y desde atrás, desde lejos, dicen que se ve más claro, que diría Joan Manuel Serrat. Porque desde atrás también se mira la portería contraria. Con Susaeta, cuando ambos han estado en plenitud, ha formado la banda derecha más sutil y más próspera de las últimas décadas, en un equipo que siempre tenía tendencia a la izquierda por la impronta de tipos como Gorostiza, Gainza, Rojo o Argote.

Fuera del campo, Iraola ha sido un capitán silencioso, un líder discreto al que el propio vestuario intentó convencer de que siguiera al menos un año más. Pero Andoni Iraola, con 507 partidos oficiales en Primera y 37 goles (más lo que reste hasta la final de Copa del 30 de mayo) mantuvo intacta su determinación: no se sentía con el poderío suficiente para responder lo que todo el mundo esperaba cada año de él. A punto de cumplir 33 años, Iraola prefiere despedirse en loor de multitudes que en el olor rancio de los reproches. Es lo que tienen los gentlemen, que no les gustan los lamparones.

Sigue leyendo