Etiqueta: enrique

De las lágrimas de Benítez a la irónica sonrisa de Luis Enrique, que volvió a nombrar a Zubi

Cuatro días después de que Rafa Benítez fuera presentado como nuevo entrenador del Real Madrid, otro técnico español, Luis Enrique, lograba el triplete con el FC Barcelona, tal y como hiciera Pep Guardiola. Frente a las lágrimas de emoción del madrileño “por volver aquí, a mi casa”, dijo sin apenas poder pronunciar palabra, el asturiano exhibió en Berlín la mejor de sus sonrisas. Una sonrisa que por supuesto transmitía una enorme felicidad por un logro con el que ni él mismo contaba, aunque también era irónica, por todo lo que ha tenido que pasar y, sobre todo, tragar. ¿Lo ha solucionado todo el triplete? Parece que sí, pero en esta ocasión parece que será él quien ponga condiciones, de ahí su irónica sonrisa. 

Salvo que sea un gran actor, y entonces habría que nominarle a un Óscar a la mejor interpretación, la emoción de Rafa Benítez por entrenar al Real Madrid después de haberlo hecho con Valladolid, Osasuna, Extremadura, Tenerife, Valencia, Liverpool, Inter, Chelsea y Nápoles, fue tan sincera que conmovió incluso a Florentino Pérez. De hecho, y a falta de otros argumentos que no sean impostados, los principales aduladores del presidente así se encargaron de destacarlo.

El madridismo es un valor que, valga la redundancia, Florentino nunca ha valorado en un entrenador y, dicho sea de paso, tampoco en los futbolistas. De hecho, no lo tuvo en cuenta con Del Bosque cuando decidió no renovarle y en el caso de Benítez no ha sido lo que ha premiado a la hora de aceptar la propuesta de su director general, José Ángel Sánchez. Palabras como “exigencia” y “método” fueron las que predominaron en el discurso de bienvenida del presidente a Rafa, aunque también sonaron a indirectas para Ancelotti. Benítez es el décimo entrenador de Florentino y el Real Madrid es el décimo equipo al que entrena Benítez.   

Y mientras el Real Madrid ha terminado su temporada en blanco, pero ya tiene entrenador para la próxima, paradójicamente el Barça celebró su segundo triplete sin tener claro quién lo será. En circunstancias normales, y así se encargaron de destacarlo jugadores como Xavi, Iniesta, Bravo o Piqué, Luis Enrique no sólo debería cumplir su segundo año de contrato, sino que a buen seguro que desde el club se le plantearía una mejora y ampliación. Sin embargo, la realidad es otra. “No lo tengo claro. Ahora hay que disfrutar”, dijo Luis Enrique sobre su futuro, al tiempo que volvió a tensar la cuerda al recordar a Zubizarreta y sus colaboradores, despedidos a primeros de año. “Era una temporada difícil, estoy agradecido a las personas que confiaron en mí. Zubizarreta, y Narcís Julià y Albert Valentín; y también el presidente. Creyeron que lo haría bien aquí y se lo quiero dedicar”, insistió el asturiano. 

Rafa benítez, presentado en el santiago bernabéu

Bartomeu sabe que el técnico es su arma electoral

¿Y el año que viene?, se le preguntó al técnico del Barça para intentar pillarle. Pero no hubo forma. “Este club y estos jugadores han demostrado que no se cansan de ganar”. Preguntado de otra manera: ¿es su reto mantener el nivel durante el próximo año? “Mi reto es difrutar del presente, disfrutar de un buen verano y de hacer feliz a tantos culés. La temporada aún no ha acabado, quedan una noche y una rúa”. Último intento. Se le ve más feliz que tras ganar la Liga y la Copa. “Porque este es el partido número 60 de la temporada con 50 victorias. Culminamos un año histórico, se gana el triplete”.

Sabido es, y así lo hemos venido contando en El Confidencial, que Luis Enrique recibió un ultimátum tras la derrota del Barça en Anoeta, en la que Messi fue suplente y no se presentó en el siguiente entrenamiento. Desde entonces, el argentino no ha dejado de jugar un solo minuto, salvo la vuelta copera ante el Elche. “No he sido yo el que ha tenido dudas en el trabajo realizado ni tampoco nuestra afición”, fue otra de las indirectas del técnico. “Es nuestra referencia. El segundo gol es suyo. Estamos muy contentos con él. Estuvo espectacular y nos dio todo lo que tuvo durante la temporada”, dijo Luis Enrique sobre Messi.

El asturiano no ha hecho nada por ganarse las simpatías de la Prensa, de ahí que él mismo se encargue de recordar sus méritos: “50 victorias, seis empates y cuatro derrotas. Es la segunda vez que se consigue un triplete. Mejor definir vosotros la temporada. Somos el mejor club en Europa en los últimos años. Estos jugadores no se cansan de ganar. Ésa es la clave de que este club siga siendo un referente en Europa”.

Es evidente que Josep Maria Bartomeu tiene en Luis Enrique a su mejor arma electoral, toda vez que el Barcelona no puede fichar hasta enero por la sanción que le impuso la FIFA, aunque el club catalán ha cerrado con el Sevilla la contratación por cinco temporadas de Aleix Vidal, por el que pagará una cantidad total que ronda los 20 millones de euros. “Estoy de acuerdo con Luis Enrique en que Zubi y su equipo de trabajo hizo un magnífico trabajo”, afirmó sin ningún tipo de reparos el presidente azulgrana, aunque esta vez no se atrevió a asegurar la continuidad del asturiano, tal y como había hecho durantes las últimas semanas. “Del futuro ya hablaremos”, se limitó a responder. 

Sigue leyendo

La final en la que media España irá con la Juve y cantará los goles de Morata

“¿Final? ¿Qué final?”, se preguntaba con retranca un entrenador de Primera en una conversación informal sobre el Athletic-Barça de Copa. Una semana después del partido del Camp Nou, y por más que los azulgranas también sean los grandes favoritos en Berlín, la final de la Champions sí parece que al menos lo será. Las casas de apuestas hablan de un 75% de posibilidades de que gane el Barça, mas la Juve viene de ganar la Liga y la Coppa Italia, tiene experiencia en estas lides y, como equipo italiano que es, venderá cara su derrota.  

Si hace siete días la monumental pitada al himno español se convirtió en triste protagonista de la final copera, se espera que en la capital alemana el ambiente sea bien distinto, aunque paradójicamente en España serán muchos aficionados los que estarán deseando, más que la victoria italiana, la derrota del equipo catalán. Es lo que hay y allá quien no quiera reconocerlo. Así es el fútbol y lo que representa. Donde manda el corazón, no hay lugar para la razón.   

La Juventus y el FC Barcelona disputan su octava final de Copa de Europa, los azulgranas por cuarta vez desde 2006, más que cualquier otro equipo en este período de tiempo. Los bianconeri han perdido sus tres últimas finales, justo lo contrario que el Barça. Esta es la séptima final de Copa de Europa o Liga de Campeones entre un equipo italiano y un español, con un balance de 2-5. 

Luis Enrique saluda a Pep Guardiola (Efe)

Repetir el tripete de Guardiola, el gran objetivo

Lo confesó el propio Luis Enrique. En el vestuario del Barça motiva más el segundo triplete que la quinta Copa de Europa, por cierto, todas en color. Es decir, los azulgranas tendrían una más que el Real Madrid, aunque la mitad en el cómputo general. Igualar la gesta de Guardiola de ganar Liga, Copa y Champions en la misma temporada es el gran objetivo del técnico asturiano, un reto que precisamente está a su alcance tras eliminar al Bayern de Pep en semifinales. A Luis Enrique no se le puede restar ningún mérito. Después de aceptar el ultimátum que le dio Bartomeu en enero, su Barça no ha dejado de ganar e intimidar. Sin embargo, Lucho no ha dejado la impronta de su antecesor.    

El cambio de estilo ha sido evidente, aunque para quienes no lo vean cuando rueda el balón, ahí están los números: con Luis Enrique en el banquillo, el Barça promedia más pases por partido en esta Champions (677) que en la 2008-09 con Guardiola (586), aunque curiosamente tiene una posesión más baja (60% por 66%), su porcentaje más bajo desde el análisis completo de Opta (2003-04) y no muy lejos del 56,19% de la Juve, su registro más alto en una temporada de Champions desde ese mismo periodo. El protagonismo de Messi lo ha acaparado todo, para lo bueno y para… ¿lo malo?

Messi celebra un gol al Bayern en las semifinales de la Champions (Efe)

Messi, 20 goles más que en el primer triplete

Contando todas las competiciones, el FC Barcelona ha ganado el 83% de los partidos que ha disputado hasta el momento con Luis Enrique como técnico, un porcentaje mucho más alto que en la primera temporada de Pep Guardiola (67%). Además, el conjunto azulgrana ha marcado 172 goles esta temporada, 14 goles más que en la temporada en la que logró su primer triplete de títulos y sólo ha encajado 37 (Bravo 19, Ter Stegen 15 y Jordi Masip 3), 18 menos que en la 08/09 (Valdés 42, Pinto 8, Jorquera 3 y Oier 2). 

Pero hay más. Víctor Valdés encajó más goles en todas las competiciones de la 2008-09 (42) que Claudio Bravo (19) y Ter Stegen (15) juntos en esta (34). Aunque el dato más revelador sea que Messi ha marcado hasta el momento 58 goles, 20 más que en la temporada 2008-09. El argentino se ha convertido defnitivamente en el gran líder de su equipo, aunque no hay que desmerecer todo lo que tiene a su alrededor, empezando por Iniesta o Xavi y terminando por sus compañeros de tridente: Neymar y Luis Suárez.  

Otro dato curioso es que el FC Barcelona realizó 176 remates en la Champions League 2008-09, 39 más que en esta edición. Es decir, que la verticalidad en el juego es evidente, pero no que el Barça de Pep fuera menos llegador. Su camino hacia la portería rival era distinto, a través de juego y no sólo de crear jugadas. Esa es la gran diferencia, mientras Guardiola cimentaba su equipo en Xavi-Busquets-Iniesta, Luis Enrique lo basa todo en el tridente Messi-Luis Suárez-Neymar.  

Barcelona’s coach luis enrique attends a news conference during the media barcelona open day ahead of the champions league final against juventus

El futuro de Luis Enrique se conocerá tras Berlín

Luis Enrique se ha enfrentado en tres ocasiones a la Juventus en su trayectoria como entrenador y nunca ha ganado: un empate y una derrota en Serie A y otra derrota en los cuartos de la Coppa es su balance contra el equipo italiano. En Berlín tiene la oportunidad de estrenarse con el Barça y nada menos que en la final de la mayor competición continental. Gane o no el triplete, ya sea por tanto tras la rúa por las calles de Barcelona exhibiendo la Champions, la Liga y la Copa, o en la misma sala de prensa del estadio de la capital alemana si el triplete se queda al final en doblete, el técnico deberá desvelar su futuro.

A la espera de conocer quién será el nuevo presidente del FC Barcelona en las elecciones que convocará en los próximos días Josep María Bartomeu, Luis Enrique dirá si cumple el año de contrato que le resta o si por el contrario pone punto y final su andadura azulgrana. Mientras Allegri es el quinto entrenador italiano que disputa una final de la Champions, tras Capello, Lippi, Ancelotti y Di Matteo, Luis Enrique Martínez es el cuarto español en hacerlo, tras Del Bosque, Benítez y Guardiola.

Xavi, emocionado, entre Josep Maria Bartomeu y Andrés Iniesta (Efe)

El definitivo adiós de Xavi, ¿con 25 títulos? 

Aunque no será titular, precisamente lo que le ha llevado a dejar el Barça, eso sí, con un año de retraso sobre lo que tenía previsto, lo normal es que Xavi tenga unos minutos para de este modo disputar en Berlín su último partido como azulgrana. Iniesta llega renqueante y el cambio del catalán por el manchego se ha convertido esta temporada en un clásico para Luis Enrique. “La gran mentira”, como algún afamado comentarista le llegó a definir, es el futbolista más importante en la historia del Barça y también del fútbol español. Si hay dudas, ahí tienen su palmarés: más títulos que nadie y sin contar la Copa de Europa que puede levantar este sábado en Berlín.

Pero la importancia de Xavi Hernández tiene que ver aún más con su influencia en el juego que ha llevado al Barça y a la selección española a lo más alto, para acabar así con todos los complejos de etapas tan siniestras como, por ejemplo, la de Javier Clemente. Además, de jugar unos minutos en Berlín, Xavi puede convertirse en el futbolista con más partidos disputados en la historia de la Liga de Campeones. Ahora mismo se encuentra empatado con Casillas (150) y veremos si Iker juega la próxima la temporada la Champions… 

Morata, con Casillas en primer plano, tras eliminar al Madrid en semifinales (Efe)

Morata, de verdugo a vengador del madridismo

El quinto apunte sobre la final de Berlín no es el más importante, aunque, por aquello del morbo, sirve para llevarlo en el titular. Lo dijo Álvaro Morata, pero lo sienten miles y miles de madridistas: “Si ganando al Barça se alegran dos aficiones, mejor”, no ha tenido reparos en afirmar el delantero de la Juventus. Precisamente porque el fútbol no es política, por más que se politice, el hecho de que media España vaya hoy la Juve se entiende de la misma manera que medio Madrid haría lo propio si la final la jugara el Real o media Sevilla -la bética- no se alegrara de la cuarta Europa League del Sevilla. Máximo goleador español en esta Champions League, ha marcado sus cuatro goles en sus últimos seis partidos en la competición. Morata puede pasar de verdugo a vengador y en España también se cantarán su goles, aunque ahora los marque con la Juve.  

Sigue leyendo

Un WhatsApp picó a Messi para la Copa, pero en Berlín sólo compite contra sí mismo

Entre los jugadores del FC Barcelona hay también grupos de WhatsApp. Hace una semana, justo antes de la final de la Copa del Rey ante el Athletic de Bilbao, a Messi le comentaron en uno que habían visto en la televisión a Iago Herrerín, el portero rojiblanco, afirmando que se fijaba más en las paradas de Casillas que en los goles de Messi. El argentino no tardó mucho en contestar que ya se fijaría Herrerín en él durante el partido. En la final, Leo marcó uno de los goles más extraordinarios de su carrera, que ya es mucho decir.

Luis Enrique, sus compañeros, los rivales, los periodistas, los aficionados y todo aquel con dos dedos de frente sabe que la final de la Champions de Berlín (20:45 horas, La 1 y Canal+) pasa por Messi. Que si él tiene la noche, la Juve no tiene nada que hacer. No ha habido manera de ‘picarle’ esta semana. Los jugadores y el técnico de la Juventus no le han puesto ni un solo pero en la previa de la final. Al revés, los elogios le han caído en cascada. 

Buffon, por ejemplo, le definió como “un extraterrestre”. El único que se salió un poco del guión fue Giorgio Chiellini, que declaró que la defensa del Athletic podía haber hecho algo más en el primer tanto de Leo en la final de Copa. Como si se tratara de una maldición, Chiellini se lesionó el miércoles mientras se entrenaba y es baja para esta noche. Allegri, ayer se atrevió a expresar un deseo en voz alta y cuando le recordaron que Guardiola dijo antes de enfrentarse a él que era imparable, el italiano respondió: “Espero que nosotros mañana sí que le podamos parar”. 

Ampliar

En el vestuario nadie discute a Leo su hegemonía

En el microcosmos que es un vestuario de fútbol no hay nadie en el del Barça que se atreva a discutirle a Messi su hegemonía. Es el mejor y punto. Sus compañeros le ven tranquilo para esta final, como siempre, no ha variado nada en especial en los últimos días, pero si hoy marca podría convertirse en el primer jugador en la historia de la competición que lo haga en tres ediciones -ya anotó en Roma y en Wembley-. En esta final Messi compite contra sí mismo. El argentino es el máximo goleador de esta Champions empatado con Cristiano Ronaldo, pero durante la campaña ya ha dejado bastante claro que la competición por sí misma con el portugués no le interesaba. Bastante castigo tiene ya el madridista con tener que ver la final por la televisión. Leo, mientras, es consciente de que su protagonismo en Berlín va más allá de que vea puerta. La sociedad que ha formado con Neymar y Luis Suárez es tan fructífera que entre los tres han conseguido nada menos que 120 goles durante la campaña, pero el rey, es él.

Para los compinches del argentino, ésta será su primera final continental con la camiseta del Barça y Neymar (que ha marcado en los últimos cuatro partidos europeos) no escondió ayer la enorme ilusión con la que la está viviendo: “Es el partido más importante de mi vida. Llevo soñando con este momento desde que tenía seis o siete años y ahora ha llegado”.

Messi, tras marcarle su gol al Athletic en la final de Copa (Efe)

Los tres ‘pepinos’ y la solidez defensiva de la Juve

Los ‘tres pepinos’, como les bautizó Piqué, deberán estar hoy especialmente inspirados ante una Juve que no ha perdido un partido de los últimos nueve de la competición (la última vez que lo hizo fue el 22 de octubre ante el Olympiacos) y que logró dejar su portería a cero en cinco ocasiones: Frente al Malmö, el Atlético de Madrid, el Borussia y los dos encuentros de cuartos de final ante el Mónaco. La solidez defensiva del conjunto italiano se enfrenta a un Barça efectivo que no ha dejado de marcar en ninguno de los encuentros que ha disputado en la Champions, llegando a la final además con el historial en limpio tras ganar todos los partidos. Se mire por donde se mire, el conjunto de Luis Enrique es favorito y todos han asumido el estatus sin aspavientos. Buffon recordó, eso sí, que no han viajado a Berlín “para ser las víctimas que se van a sacrificar”. 

La fortuna también es un factor a tener en cuenta y los protagonistas de la final son muy conscientes de ello. Quien más, quien menos, es supersticioso. Ayer, el trofeo de la Champions estaba situado a la derecha de la sala de Prensa en la que hablaron Buffon, Bonucci y Allegri por parte de la Juve y Piqué, Neymar y Luis Enrique del Barça. Todos tuvieron que pasar delante de la Copa al llegar y marcharse. Ni uno solo le echó siquiera una mirada de reojo.

Sigue leyendo

Bartomeu, sobre los pitos al himno: "Cada uno se expresa como quiere"

El Barcelona afronta los últimos días de la temporada con el objetivo de lograr la quinta Champions el próximo sábado ante la Juventus. Josep María Bartomeu reconoció en los micrófonos de El Larguero de la Cadena Ser que pase lo que pase “la temporada será muy buena porque ya se ha logrado la Liga y la Copa”. El presidente azulgrana se pronunció sobre los pitos que recibió el himno en la final de Copa: “En todas las Copas del Rey que yo he sido directivo han pitado. La gente puede decir lo que quiera, hay democracia y cada uno se expresa como quiere”.

Optimista sobre el partido del sábado, Bartomeu aseguró que es un buen momento: “Para mi son días de celebración. Los culés y yo estamos contentos de cómo esta el equipo. Conseguir la Liga y la Copa, no ocurre todos los años. Esta temporada es excelente por como ha ido, por este ‘doblete’. Conseguir el triplete sería matrícula de honor. Luego hay otros temas, como los pitos, que eso ya lo resolveremos”. Para el presidente azulgrana, el respeto es fundamental: “El Barcelona siempre pedirá que haya respeto por todo, banderas, himnos… como también yo quiero que haya el máximo respeto por los símbolos del Barça. Luego cada persona es libre de hacer lo que quiera”.

Bartomeu dejó claro que el club que el preside está dispuesto a colaborar en la investigación que ya ha abierto el Consejo Superior de Deportes (CSD), en relación a los pitos que se escucharon en la final de Copa: “Vamos a dar la información que nos pidan porque es nuestra obligación darla. Somos un club de fútbol, queremos jugar y tenemos una final el próximo sábado. Prefiero hablar de la final ante la Juve que es lo que ilusiona a nuestros aficionados”.

El Barcelona ya ha ganado dos títulos esta temporada, la Liga y la Copa: “Nosotros jugamos en la Liga Profesional de Fútbol del estado español, la hemos ganado y queremos cada año competirla y jugarla, igual que la Copa del Rey. Como club no tenemos ninguna intención de menospreciar ningún título. Hemos ido por muchos campos de futbol y a mí lo que me gusta es que la gente valora nuestro equipo por nuestro fútbol y por nuestros resultados aunque sea el Barcelona, un club catalán y catalanista”

“Si Dani Alves se queda, perfecto”

Otro de los temas que preocupa al barcelonismo es la continuidad de Luis Enrique. El presidente sigue convencido del que el técnico asturiano continuará en el Barça: “Luis Enrique tiene contrato y no tengo ninguna duda de que seguirá. No creo que se quiera ir. Lo que sí puedo decir es que siendo técnico del Barcelona, hay mucha presión, mucha exigencia, la dedicación es máxima y esto cansa. Lleva un año y creo que tiene energía para más. Yo si me votan seguiré. A mi me hace mucha ilusión continuar pero lo decidirán los socios”.

De quien sí habló Bartomeu fue de Dani Alves y su posible continuidad en el Barcelona: “Con Dani Alves hay buena relación, es un jugador importante para el club. Él tiene una renovación sobre la mesa para dos años con opción a una tercera. Si se queda, perfecto porque es un jugador necesario para los próximos dos o tres años”.

Preguntado sobre la tensión que existió esta temporada entre Luis Enrique y Messi, el presidente aclaró: “Aquí no hay mediaciones, hay objetivos comunes. Cuando todos se unen y el objetivo es común, las cosas salen. De la temporada pasada a esta ha habido cambios de jugadores. Luis Enrique ha hecho un trabajo que no es fácil y ha conseguido la unión dentro del vestuario. Estos meses se ha logrado la unión del barcelonismo. Cuando queremos estamos unidos y vamos todos a una. Es la Liga de la unión y la Copa de Messi”, reconoció.

Por último, Bartomeu comentó la noticia del día, la dimisión de Blatter: “Desconocía que el señor Blatter tenía esas intenciones. Tiene todo el derecho del mundo a decidir cómo quiere que funcione la FIFA. Me gustaría que la FIFA revisara la Ley del Menor. Hay que protegerlos de los intermediarios y hay que premiar a los clubes que dan una beca para su formación personal y para que jueguen al fútbol”, concluyó.

Sigue leyendo

Luis Enrique: "No estoy preparando dos finales; estoy preparando sólo una"

No estoy preparando dos finales; estoy preparando solo una”, advirtió el técnico del Barcelona, Luis Enrique, cuando se le recordó que en siete días se juega, no solo el título de la Copa del Rey, sino también el de la Liga de Campeones. Para Luis Enrique, en su cabeza “ahora mismo solo existe el Athletic”, un equipo que, en su opinión, es “de los más incómodos que puede haber, porque continuamente te presiona, te disputa el balón y no te regala nada”. Ni siquiera considera la Champions más importante que la Copa: “No pondría un título por encima de otro. Es indudable que un título europeo tiene una connotación diferente. Pero esto es otro título, son oportunidades que pasan y los jugadores saben que estas oportunidades hay que aprovecharlas”.

Además, el técnico asturiano ha dejado claro que esta semana no se juega el triplete. “De momento, me juego el doblete. Solo pienso en el rival de este sábado. Conozco el ‘Calcio’, conozco a la Juventus, pero incidiremos en ello a partir de la próxima semana“, apuntó. Luis Enrique cree que esta final de Copa tiene “alicientes especiales” como jugarla en el Camp Nou. “Aunque sea una final y sea una atmósfera diferente porque se convierte en un estadio neutral, no deja de ser nuestro estadio”, recordó. Aunque también alertó que “la historia está llena de casos en los que un equipo ha jugado la final en su estadio ha perdido” y que, por lo tanto, “eso no es garantía de nada“.

Igualmente reconoce que en el coliseo azulgrana mañana serán mayoría los seguidores rojiblancos, “porque la del Athletic es una de las aficiones que más gente suele llevar a los desplazamientos”. Pero también confía en que “los aficionados del Barça que vengan se hagan notar muchísimo“. También dejó claro Luis Enrique que sus hombres no cometerán el error de pensar que la final está ganada: “Aunque nos den como favoritos, mis jugadores no van con esa suficiencia. ¿Estar pensando en la final de Champions? No hemos cometido ese error en ningún momento de la temporada y no lo vamos a cometer antes de una final”.

El entrenador del Barça ve a sus hombres en una estado anímico “inmejorable” para asaltar el segundo título de la temporada. Por eso no cree necesario ni concentrarles ni sobrexcitarlos con vídeos motivacionales antes de la final. La rutina será “la misma” que cualquier otro partido de Liga disputado en el Camp Nou. “No soy partidario de utilizar vídeos motivacionales cuando un jugador ya esta hipermotivado. Podría causar el efecto contrario al que busco”, ha explicado Luis Enrique, quien confirmó que el uruguayo Luis Suárez “se ha entrenado bien toda la semana y, en principio, está a disposición, como el resto de sus compañeros”. 

Sigue leyendo

Barcelona y Bilbao, dos maneras completamente diferentes de vivir una final

Conocido el campeón de Liga, llega el momento de saber qué equipo será el Rey de Reyes en España. Este fin de semana, Barcelona y Athletic volverán a verse las caras una vez más con la Copa en juego. El escenario, después de las idas y venidas de siempre, será el Camp Nou; eso sí, el feudo azulgrana estará dividido en parte iguales entre los aficionados catalanes y los vascos. A pesar de ello, los hombres de Luis Enrique juegan en casa y tienen ese factor a su favor. Eso es innegable… a pesar de que la Ciudad Condal viva esta final como un partido más y Bilbao se haya teñido, literalmente, de rojo y blanco para ir calentando motores. Dos maneras completamente diferentes de vivir la disputa de un título.

Aquellos que estos días paseen por las calles de Bilbao se habrán contagiado, inevitablemente, del espíritu de la Copa ya que tanto los edificios institucionales como los particulares han colgado banderas con los colores del Athletic. No han sido los únicos: tiendas y comercios se han unido a la marea rojiblanca para alentar a los hombres de Valverde e, incluso, han surgido altares improvisados en torno a la figura de San Mamés. Toda ayuda es bienvenida, incluso la divina. El objetivo es convertirse en el jugador número doce; tanto que en la Plaza Circular se ha desplegado una pancarta con una camiseta del Athletic que luce dicho número y sobre él, el nombre de la ciudad.

La guinda del pastel podría llegar por parte del club pues todo apunta a que el nuevo San Mamés se iluminará con los colores del Athletic. Es algo que está en el aire ya que desde equipo aseguran que “de eso no se habla antes de jugar una final”. La precaución que reina en San Mamés contrasta con el fervor que se vive en las calles y en torno al equipo: en el último entrenamiento abierto al público, unas 2.000 personas animaron a los ‘leones’ antes de que Valverde les encerrase en Lezama. Además, los aficionados podrían volver a vivir la misma situación que ya se dio en 2012 cuando el equipo disputó tanto la final de Copa como la de la Europa League: quedarse sin camisetas porque éstas se agoten.

“Con garra sacamos la gabarra” es una frase que se puede leer estos días en muchos de los escaparates de los comercios de Bilbao. Y es que, como manda la tradición, si los de Valverde levantan la Copa, la famosa gabarra volverá a navegar por la ría de la ciudad vasca… después de haber recibido el testigo desde el Puerto de Barcelona. Los ‘leones’ han tirado la casa por la ventana de cara a la final y este sábado (a partir de las 11:30) una réplica de la gabarra paseará por el puerto de la Ciudad Condal acompañada de una charanga. El trayecto tendrá como punto final la estatua de Colón, punto en el que la gabarra dará el relevo a una enorme bandera rojiblanca (de 50 metros de largo por 6 de ancho) que recorrerá las calles de Barcelona hasta la ‘Fan Zone’ del Athletic Club situada en Montjuic. Es más, muchos aficionados vascos harán el viaje sin entrada confiando en poder comprársela a sus rivales.

¿Y qué pasa en la Ciudad Condal? La capital catalana mantiene su pulso normal porque, de momento, la final de Copa no ha alterado el ritmo. La única variación palpable se observa en los alojamientos. El Gremio de Hoteleros de Barcelona ha informado que no han hecho ninguna encuesta para estimar en qué punto se encuentra la ocupación de la ciudad, pero este jueves las páginas de reservas ponen sobre la mesa estas cifras: el 96% de las plazas están reservadas de viernes a domingo, el 94% la noche del sábado al domingo y el 93% del viernes al sábado cuando AC/DC llenará las gradas de Cornellà-El Prat en lo que será el primero de sus tres conciertos en España.

Por lo demás, desde el departamento de Prensa del Ayuntamiento de la Ciudad Condal informan que su principal objetivo pasa por “formar Gobierno” y recuerda que el consistorio “nunca ha colgado banderas de ningún club” en los edificios institucionales de Barcelona. Así las cosas, el Ayuntamiento de Barcelona ha confirmado que, por su parte, “no hay nada previsto; no sabemos quién lo tendría que poner”. La austeridad en los días previos irá más allá de la final si es que el conjunto dirigido por Luis Enrique levanta el que sería su segundo título de la temporada: la orden es que sólo habrá rúa por las calles de Barcelona si el equipo conquista la Champions en próximo 6 de junio; si no hubo con la Liga, tampoco con la Copa. Hasta la citada fecha, la apuesta en Barcelona es por la rutina mientras en Bilbao sólo respira ambiente de Copa. Dos maneras distintas de vivir una final.

Sigue leyendo

¿Para qué tiene Junta directiva el Real Madrid si las decisiones las toma sólo uno?

“Es un asunto del que se lleva hablando hace días. Es el momento de la reflexión y evaluación de la temporada. Carlo es un gran profesional y el club cuando haya tomado una decisión la comunicará”, explicó Emilio Butraugeño, director de relaciones institucionales y portavoz del Real Madrid en los micrófonos de Canal+ después de los partidos del conjunto blanco. En realidad, ésta es la única información que el club que preside Florentino Pérez ha facilitado oficialmente sobre la situación de Ancelotti, a quien le resta un año de contrato, pero, quien, según todas las filtraciones, ya está decidido que no cumplirá.   

“Creo que el club no tiene prisa por tomar la decisión y yo tampoco”, dijo el propio técnico italiano tras el 7-3 al Getafe en el último partido de Liga disputado en el Bernabéu y que Ancelotti no pudo seguir desde el banquillo al estar sancionado. Lo cierto es que, a la espera de confirmar si el Real Madrid celebrará una reunión de su Junta directiva, el futuro del banquillo sigue en el aire. Como quiera que todas las encuestas realizadas por los diferentes medios de comunicación coinciden en que los aficionados no ven al entrenador como máximo responsable de la temporada en blanco, cabe la posibilidad de que Florentino recapacite, aunque quizás sea demasiado tarde para ello, por más presiones que reciba. 

Fernando Fernádez Tapias, vicepresidente primero. Eduardo Fernández de Blas, vicepresidente segundo. Pedro López Jiménez, vicepresidente tercero. Enrique Sánchez González, secretario. Y los vocales Ángel Luis Heras Aguado, Santiago Aguado García, Luis Gómez-Montejano, Jerónimo Farré, Enrique Pérez Rodríguez -hermano del presidente-, Manuel Cerezo, José Sánchez Bernal, Luis Blasco, Gumersindo Santamaría, Raúl Ronda, José María Otero Lastres y Nicolás Martín-Sanz. Lo normal es que Florentino Pérez consultara con sus directivos una decisión tan importante como es destituir a un entrenador con contrato en vigor y, en el caso de estar convencido de hacerlo, quién debe ser su sustituto.

Pero, ¿para qué reunir a su Junta si la decisión la toma solo y por anticipado? “Mi futuro está claro en mi cabeza: o sigo aquí en el Real Madrid o me paro un año”, dijo Ancelotti. Florentino debe de pensar algo parecido: el futuro de Ancelotti está claro en su cabeza, pero en orden inverso, tras un año en blanco, no seguirá el próximo como entrenador del Real Madrid.     

El recado de Cristiano y de toda la plantilla

Cristiano Ronaldo cumplió su amenaza y terminó la temporada sin hacer declaraciones. Sin embargo, el portugués tenía tantas ganas de lanzarle un mensaje a Florentino Pérez que utilizó su cuenta oficial de Twitter para mostrar su deseo y, por extensión, el de la plantilla del Real Madrid, en una foto junto a Carlo Ancelotti y un mensaje en el que se podía leer: “Gran entrenador y mejor persona. Nosotros esperamos trabajar con él la próxima temporada”. 

“Sería duro el adiós del míster”, dijo el colombiano James Rodríguez, en la misma línea que Cristiano. “De la continuidad de Ancelotti habláis vosotros. Tiene un año más de contrato y estamos muy a gusto con él”, aseguró Illarramendi, pese a que el italiano no haya contado mucho con él. “Merece seguir. Se ha despedido de esta temporada. Qué nos va a decir, es el entrenador del Real Madrid todavía. Ya veremos. Niego que no entrene bien”, añadió otro suplente habitual como Nacho. Sabido es que muchas veces los futbolistas no han sino declaraciones de conveniencia, aunquen en este caso quizás lo más conveniente hubiera sido al menos mantenerse al margen. 

Dejar a Bale en el banquillo o decir que “la afición ha comprendido lo importante que es Iker para este club” se pueden interpretar como dos pellizcos de Ancelotti a Florentino. Claro que del mismo modo hacer podría parecer una carantoña hacer debutar al jovencísimo noruego Odegaard, el último capricho del presidente. “A lo mejor de aquí al martes que viene esto cambia”, dicen que comentó el italiano antes de abandonar el sábado el Bernabéu.Sentirse querido por la plantilla y respetado por la grada le darán fuerzas para contrarrestar el maltrato recibido por parte del club.   

Rafa Benítez, con Ancelotti detrás, durante un Liverpool-Chelsea (Efe)

Rafa Benítez, cada vez más cerca… ¿del Liverpool?

Aunque algunos medios fueron demasiado lejos y prácticamente dieron por fichado a Rafa Benítez, lo cierto es que hasta el momento sólo ha habido una primera toma de contacto entre el director general del Real Madrid, José Ángel Sánchez, y el agente del actual técnico del Nápoles, Manuel García Quilón. Benítez tiene decidido no renovar su contrato con el club italiano y, a la espera de recibir otras ofertas, por supuesto que aceptaría volver a sentarse en el banquillo del Bernabéu, aunque ahora como primer entrenador.

Claro que si hay otro equipo al que Rafa le gustaría regresar, ese es el Liverpool, y todo lo que se ha hablado sobre el interés del Real Madrid le viene muy bien a la hora de que en Anfield se decidan por él si finalmente Brendan Rodgers no continua tras su desastrosa temporada, que ayer culminó con un 6-1 ante el Stoke City. Benítez lleva dos años alejado de su familia, ya que ésta se quedó a vivir en Inglaterra mientras él ha estado entrenando al Nápoles, de ahí que la opción de volver a la Premier y más concretamente a Liverpool sería su mejor opción, junto a la de fichar por el Real Madrid, aunque para eso hace falta que primero Florentino Pérez le haga una oferta, algo que no termina de estar nada claro.   

Sigue leyendo

Bartomeu: ni Ancelotti ni Neymar, sólo "hay gente que nos quiere desestabilizar"

El presidente del Barcelona,

Josep Maria Bartomeu

, informó de que el club estuvo trabajado en las últimas horas para frenar informaciones sobre la supuesta marcha de

Neymar

al Madrid o el presunto interés del Barça por fichar a

Carlo Ancelotti

, algo que para el mandatario es síntoma de que hay gente que

les quiere “desestabilizar”

. “Que Ariedo Braida (de la comisión deportiva del Barça) haya recomendado a Ancelotti

es totalmente falso y mentira

. Es un ataque para desestabilizar al club. Solo son ataques de alguien que no quiere que nos vayan bien las cosas”, dijo Bartomeu en una entrevista en la emisora

RAC1

.

Bartomeu aseguró que no teme “ninguna ofensiva” de clubes para fichar jugadores del Barcelona, ya que se refirió al equipo catalán como el preferido por millones de seguidores por los títulos que consigue, “y por ello todos los jugadores quieren seguir en el Barcelona“. Al respecto, entiende que Leo Messi seguirá el año que viene “porque tiene contrato”, y aseguró que el argentino “está encantado y feliz, y me gustaría que se retirase en el club“. Igualmente, señaló que el entrenador, Luis Enrique Martínez, también continuará el año que viene, aunque precisó que deberá ser el preparador asturiano quien así lo comunique al final de la temporada, después de que el propio técnico haya dejado para cuando finalice el curso toda clase de decisiones.

De todas formas, Bartomeu aseguró que Luis Enrique seguirá en el Barcelona “porque está contento de cómo va el trabajo“, después de que haya hablado con él sobre esta materia, además de considerar que la relación entre el técnico y Messi “es de diez”. Es por ello que se mostró indignado sobre las especulaciones que sitúan al actual entrenador del Madrid, el italiano Carlo Ancelotti, en la órbita azulgrana para el año que viene, o incluso que el brasileño Neymar Jr. pudiese cambiar de equipo con destino a Madrid. Respecto a Xavi Hernández, Bartomeu dilo que si finalmente decide marcharse del Barcelona será una ida y vuelta, al abrirle las puertas de la entidad para que regrese como técnico.

El presidente azulgrana atribuyó a Andoni Zubizarreta, exsecretario técnico destituido por Bartomeu el pasado enero, parte del éxito deportivo del Barça por las decisiones técnicas y fichajes que llevó a cabo, pero dijo que, de saber cómo ha transcurrido la temporada, también hubiese llevado a cabo la destitución. “Fui un gran defensor de Zubizarrera, incluso cuando se le atacaba. Zubi ha sido honesto y sabe cómo hacer un equipo de fútbol. Él hizo la remodelación y los fichajes importantes. Pero llega un momento en el que un ciclo se acaba y decidimos seguir con otras personas”, razonó el presidente, quien aseguró que llamará al exsecretario técnico para invitarle a la final de Berlín. No es la primera vez que el presidente azulgrana carga contra los entornos que él considera que quieren dañar la imagen y reputación del equipo catalán, como cuando se refirió a la judicialización del fichaje de Neymar Jr

Sigue leyendo