Protestas en Brasil contra los 80 tiros del Ejército que mataron a un músico

Grupos de brasileños se manifestaron este domingo en Sao Paulo y Río de Janeiro para denunciar la muerte de un músico de Río, cuyo vehículo recibió 80 disparos de soldados del Ejército brasileño mientras viajaba con su familia.

En Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, medio centenar de personas se tumbaron sobre el asfalto de la céntrica Avenida Paulista y contaron hasta 80 para recordar a Evaldo Rosa con carteles como “Por el fin de las ejecuciones y por el derecho a la defensa” o “No a la carta blanca para matar”.

El suceso, que ha causado una gran conmoción en Brasil, ocurrió en la tarde del domingo pasado, cuando soldados del Ejército dispararon 80 veces contra un vehículo y mataron a su conductor, Rosa, de 51 años, al confundirlo con un carro de delincuentes.

Viajaban con él su esposa, su hijo de 7 años, su suegro y una amiga de la familia, que consiguieron sobrevivir al ataque.

Diez militares fueron presos inicialmente. Posteriormente, la Justicia Militar le concedió libertad provisional a uno de ellos, pero mantuvo prisión preventiva para los otros nueve.

Los acusados admitieron haber realizado los disparos, pero alegaron que confundieron el coche de Rosa con el de un criminal.

En Río de Janeiro, otro grupo de personas se concentró en el punto exacto donde ocurrió el ataque, en el barrio de Guadalupe, en la zona norte de la ciudad.

Los manifestantes exhibieron banderas de Brasil manchadas de rojo y exigieron un castigo ejemplar para los responsables.

La investigación sobre el suceso está a cargo del Ejército y los implicados en el mismo serán juzgados por la Justicia Militar y no por la Civil.

Por su parte, el presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien es capitán de la reserva del Ejército, lamentó el pasado viernes lo sucedido con el músico, pero afirmó que “el Ejército no mató a nadie”.

“El Ejército es del pueblo y uno no puede acusar al pueblo de ser asesino. Hubo un incidente, una muerte, lamentamos la muerte del ciudadano, trabajador, honesto, y está siendo investigada la responsabilidad. En el Ejército siempre hay un responsable”, dijo el mandatario.

“Ya se solicitó un equipo de peritos para que se tenga certeza de lo que realmente sucedió y el Ejército, en la persona de su comandante, se pronunciará sobre este asunto y, si es el caso, me pronunciaré yo también”, completó. (I)