Cuestionado, Maduro jura su segundo mandato en Venezuela

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, juró este jueves 10 de enero un segundo período de gobierno que lo mantendrá en el poder hasta el año 2025, en medio de acusaciones de ilegitimidad por la forma en que el líder chavista consiguió la reelección.

El mandatario tomó juramento ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en Caracas, acompañado por otros seis jefes de Estado que fueron los únicos en asistir a este acto señalado por opositores y buena parte de la comunidad internacional como el inicio de la “usurpación” de la Presidencia de Venezuela.

Maduro señaló que no dará descanso a su brazo ni reposo a su alma y que cumplirá y hará cumplir todos los postulados y mandatos de la Constitución.

El juramento, indicó el mandatario, es un compromiso con el que procura “defender la independencia e integridad absoluta de la patria, procurar llevar a la prosperidad social y económica a nuestro pueblo y construir el socialismo del siglo veintiuno“.

La toma de posesión se lleva a cabo en el TSJ y no en el Parlamento como indica la constitución porque el Supremo declaró a la Cámara en “desacato” en 2016, pocas semanas después de que la oposición se hiciera con la mayoría de los escaños.

Tras seis años en el poder, a Maduro lo cuestionan no solo la población, que durante su mandato ha visto cómo el país se ha sumido en la peor crisis económica de su historia, sino también gobiernos de América y Europa que han mostrado su preocupación por las condiciones en las que se encuentra Venezuela.

Este día el hashtag #MaduroNoEsMiPresidente fue tendencia en la red social Twitter.

Desde que fue elegido en 2013, tras ocupar provisionalmente el cargo luego de ser “ungido” por el fallecido presidente Hugo Chávez, Maduro ha sostenido que convertirá a Venezuela “en potencia”, pero la realidad del país caribeño es otra.

13 de los 14 países americanos que conforman el Grupo de Lima le instaron a que no asuma la Presidencia y la Unión Europea (UE) también pidió nuevas elecciones presidenciales al no reconocer los comicios de mayo.

Los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega; Cuba, Miguel Díaz-Canel; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Osetia del Sur, Anatoli Bibílov; y Abjasia, Raul Jadyimba; (los dos últimos países no reconocidos por Naciones Unidas) encabezan la lista de dignatarios que sí acudieron al acto de investidura. (I)