Masiva protesta en Brasil contra el aumento del precio del transporte

Miles de brasileños encendieron una multitudinaria protesta este jueves 10 de enero en Sao Paulo, la mayor ciudad del país, contra el aumento del precio del transporte público, en rechazo a la decisión del alcalde local, Bruno Covas, y del gobernador del estado, Joao Doria.

La marcha comenzó frente al Teatro Municipal, en pleno centro de la capital paulista, y recorrió varias de las calles de la metrópoli.

Los participantes portaron carteles con mensajes como “Salario disminuye y la tarifa aumenta”, “No a los recortes” o “BolsoDoria quiere robar al pueblo”, y gritaron “¡Ven a la calle contra el aumento!”.

Esta última pancarta hizo referencia al nuevo gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria, quien usó el apodo de “BolsoDoria” durante la pasada campaña electoral para aprovechar la influencia del presidente del país, el ultraderechista Jair Bolsonaro, en el poder desde el pasado día 1, como Doria.

La concentración, la primera del año sobre este asunto, fue convocada por el Movimiento Passe Livre (MPL), que rechazó el aumentó de 30 centavos de real (unos ocho centavos de dólar) para este año en los billetes de tren, metro y autobús.

El pasaje aumentó de 4 reales (1,08 dólares) a 4,30 (1,16 dólares), lo que representa un ajuste del 7,5 por ciento, ante una inflación que fue estimada en 3,5 durante 2018.

Tuvimos un aumento salarial por debajo de la inflación y un aumento de la tarifa por encima de la inflación”, explicó uno de los manifestantes.

Por su parte, desde la plataforma MPL señalaron que “ningún aumento de tarifa es justo y con el reajuste del salario mínimo y la reforma laboral, la tarifa va a pesar aún más en el bolsillo del trabajador”.

“Quien paga la cuenta de la crisis somos nosotros quienes, además de cargar con el desempleo y el aumento del costo de vida, estamos impedidos de circular por la ciudad“, denuncian desde el movimiento.

“El aumento de la tarifa es puramente político y no técnico” porque “el transporte es un derecho, como la educación y la salud, y como todos los derechos no tiene que ser cobrados”, dijo a Efe la estudiante Sofía Sales, de 21 años. (I)