Sacerdote colombiano admite abuso a menor

Un caso de violación en el Santuario Divino Niño, una de las iglesias más importantes de Bogotá, sacudió esta semana a Colombia. La víctima asegura que el delito se cometió hace 35 años. Afirma que el sacerdote Gustavo Eliécer García Salesman abusó sexualmente de él en 20 oportunidades.

Un video divulgado por el diario El Tiempo revela una conversación entre el religioso, conocido como Eliécer Salesman, y el afectado, que identificó el medio como Andrés.

Cuando tenía 8 años, Andrés y uno de sus hermanos fueron “reclutados” por el sacerdote para ayudarlo en la parroquia en 1983. Allí, durante seis meses, colaboraron en las labores de arreglo de libros, almanaques y ventas.

Cerca de 10 años, Andrés fue sujeto de todo tipo de abusos. El niño fue acariciado, primero, en las piernas. Luego en los brazos, la espalda y, finalmente, el sacerdote lo acarició en sus partes íntimas.

“Yo nunca supe lo que pasaba -asegura Andrés-; estaba muy pequeño y no entendía. Un día me llevó a su habitación y ahí sí cometió el abuso. Me bajó la pantaloneta, me acarició e hizo lo que hizo”, narró.

La víctima menciona que, durante este período, el párroco del Santuario Divino Niño, del popular barrio 20 de Julio, lo trató casi como una pareja sentimental. Solo se pudo alejar cuando prestó servicio militar. “Durante toda mi niñez yo nunca hablé de esto”, señala Andrés.

En 2012, finalmente confrontó al párroco por los abusos sexuales que sufrió. Lo visitó y mientras conversaban de forma discreta grabó un video en el que el sacerdote Salesman, de 89 años, aceptó que tuvo relaciones sexuales con Andrés cuando este era menor de edad.

En el video, Andrés le recuerda al cura que le quitaba la ropa y lo intimidaba, y que así lo hizo 20 veces.

A lo que el sacerdote responde: “Yo recuerdo una. Un domingo, a las cuatro de la tarde. Yo venía súper fundido después de tres misas. Usted se presentó con pantaloneta arriba de la escalera, usted no se imagina el estado anímico cuando uno lleva tres misas. Entramos a la pieza y fue cuestión de menos de cinco minutos. Eso recuerdo”.

La víctima presentó el video ante la Fiscalía como prueba de su denuncia sobre las violaciones que sufrió a manos de Eliécer Salesman, precisa El Tiempo.

“Yo lo único que pido es justicia. No es posible que eso se presente en la comunidad católica. Esto afecta al mundo entero”, expresó Andrés en diálogo con la emisora La W, donde también expuso su caso.

En la actualidad, Andrés vive en Tunja, con su esposa y dos hijos.

Investigación

La Fiscalía de la Nación informó a Blu Radio que se investigan 57 denuncias contra líderes de la iglesia de los departamentos de Antioquia, Santander, Boyacá y Cali.

Desde la Fiscalía descartaron que se encuentren todos los acusados detenidos, porque la mayoría de los casos sigue en juicio esperando la respectiva condena.

Hace poco el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, pidió perdón a cuatro víctimas de abuso sexual por el sacerdote William Mazo, a quien sentenciaron a 33 años de prisión.

Luego de conocerse el caso de pederastia por parte de este religioso, nuevas investigaciones enmarcan a la Iglesia católica de Colombia en graves acusaciones. Los hechos habrían ocurrido entre 2002 y 2018, de acuerdo a la información recibida por la radio local.

Monseñor Monsalve utilizó la iglesia, como medio para disculparse ante el público, a través de una misa en “el templo parroquial de Nuestra Señora de La Candelaria, ubicada en el barrio Alfonso Bonilla Aragón”.

Era una “eucaristía de reparación y petición de perdón”, de acuerdo a lo informado por el mismo religioso.

El sacerdote Mazo recibió hasta la fecha la pena más alta que Colombia le ha impuesto a un miembro de la Iglesia católica, 33 años. (I)