Documental desnuda la pederastia en Polonia

El documental “No se lo digas a nadie”, que denuncia casos de pedofilia de sacerdotes en Polonia, alcanzó tres millones de visualizaciones en solo un día en YouTube y generó las disculpas públicas de la Iglesia de ese país “por cada herida infligida”.

Además, el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, prometió castigos más severos a aquellas personas que abusen sexualmente de menores de edad. Una de las medidas de su iniciativa será que los autores de abusos sexuales contra menores reciban una pena de hasta 30 años de prisión y que estos delitos no prescriban.

El documental “No se lo digas a nadie” contiene testimonios desgarradores de hombres y mujeres que fueron manoseados y violados cuando eran niños por sacerdotes, un trauma que arruinó su niñez. Uno intentó quitarse la vida, otro se volvió anoréxico.

Entre las acusaciones de los hermanos periodistas Tomasz y Mark Sekielski, creadores del documental, están los casos de pedofilia de Franciszek Cybula, quien fue confesor y capellán de Lech Walesa entre 1990 y 1995, cuando era jefe de Estado. Cybula falleció en febrero pasado, después de que concediera la entrevista para el filme. (I)