Cierra la ‘app’ de comentarios anónimos Secret

Hace solo un año, Secret era la sensación. Con solo cuatro meses de vida copaba las conversación de Silicon Valley. Solo un año después, la polémica aplicación echa el cierre.

Su crecimiento fue de la mano de sucesivos escándalos. Aunque se escudaban en un supuesto apoyo a la libertad de expresión, pronto se convirtió en el rincón perfecto para la difamación en la Red. Tanto que Brasil llegó a prohibirlo previa petición a Google y Apple para desactivar su instalación bajo pena de multa de 20.000 dólares.

El cierre tampoco ha estado exento de controversia. A mediodía de San Francisco, David Byttow, el cofundador y consejero delegado, confirmó el cierre y aprovechó para aclarar un bulo que se difundía por el ambiente tecnológico de la ciudad y que culpaba a miembros del equipo directivo de embolsarse tres millones de dólares. Byttow aseguró que el remanente volvería a manos de los inversores.

“Ha sido la decisión más difícil de mi vida y la que más me ha entristecido. Por desgracia, Secret ya no es el reflejo de lo que quería cuando comenzamos, así que creo que esta es la mejor decisión para mi, los inversores y el resto del equipo”, aclaró en su blog en la plataforma Medium. Byttow conoció a Chrys Bader, el otro fundador de la aplicación, cuando trabajaban en el equipo de desarrollo de Google+, la red social de Google.

Secret tenía su sede cerca del centro financiero de la ciudad, una ubicación privilegiada lejos de las ubicaciones de la mayoría de las startups. Contaba con desarrolladores de prestigio y sueldos altos, fichajes sonados en el campo de la estrategia y el márketing. También dinero, con una generosa línea de financiación regada por Google Ventures, Kleiner Perkins Caulfield and Byers, y el actor Ashton Kutcher; una rara combinación para una startup sin un modelo de negocio contrastado. En su mejor momento llegaron a sumar 35 millones de dólares, sin que se supiera jamás cuál era su valoración real, aunque sí la cantidad de usuarios activos que tuvieron en su mejor momento, 15 millones.

Entre los hitos más conocidos de Secret se encuentra el adelanto de la salida de Google de Vic Gundotra, hasta entonces el máximo responsable de su red social. También el cierre de la unidad Fuelband, la pulsera de seguimiento de actividad deportiva de Nike.

Aunque Secret eche el cierre, la categoría de red social anónima sigue en pie con Yik Yak y Whisper, tanto en Android como en iPhone. Incluso Facebook llegó a experimentar algo parecido con el lanzamiento de Rooms en octubre, una opción que pronto cayó en el olvido.

@BrenpCom
#Web #España #Madrid #Barcelona #Valencia #Sevilla #Zaragoza #Málaga #Murcia #Palma #Mallorca #LasPalmas #Andalucía #Bilbao