Categoría: Deportes

Deportes

Guardiola contra Messi

“Al Barça le irá bien con Luis Enrique”.

Así respondía Pep Guardiola cuando en Navidad se le preguntaba por la suerte del entrenador del Barça. Había por entonces serias dudas con el técnico asturiano y su capacidad para dirigir al Barcelona. Guardiola, sin embargo, confesaba su admiración por el carácter de Luis Enrique y por la determinación de Messi, Luis Suárez y Neymar. “¿Quién no confiaría y jugaría para una delantera como la del Barça?”, replicaba el hoy entrenador del Bayern Múnich, que no quería ver ni en pintura a los azulgrana en la Champions, “y mucho me temo” —adivinaba— “que tarde o temprano nos cruzaremos en el camino: nos tocará el Barça”. Será en semifinales (6 de mayo en el Camp Nou; 12 de mayo en Allianz Arena).

Alrededor de la figura de Guardiola ha habido, y todavía dura, mucha inquina cuando se recuerda su vínculo con el club azulgrana, como si todavía se cuestionara su legado de 14 títulos, seguramente el mejor en la historia del Barça. La maquinaria de destrucción no ha parado: la maledicencia sobre su salud en tiempos de Núñez; el regocijo por su destierro al Brescia a causa del despecho de la Juve; el positivo por nandrolona contra el que luchó hasta ser absuelto; la ironía de su paso por Qatar y México; la derrota electoral en la candidatura contra Laporta; o el distanciamiento con Vilanova y, por extensión, con la junta de Rosell y Bartomeu.

Enviar vídeo

Han pasado muchas cosas entre Guardiola y el Barça, alguna discutible, y más cuando el interlocutor era el director deportivo Andoni Zubizarreta. No es fácil entenderse con el técnico, ni en los fichajes, ni en asuntos menores como el de cambiar el césped o incluso en los mayores, si como tales se entiende la estructura médica, quizá porque aspira a un control absoluto del equipo, ya sea el Barça o el Bayern. Nadie puede discutir, sin embargo, su compromiso con el Barcelona y con el fútbol, hoy simbolizado por Thiago Alcántara. El hijo de Mazinho expresa de alguna manera lo que pudo ser el Barça y ahora es el Bayern. Guardiola defiende un juego de autor extrapolable incluso a un club tan soberbio como el de Baviera. El reto es que la marca Guardiola tenga impacto en la Bundesliga. Messi, en cambio, quiere demostrar que puede conquistar Europa desde el Camp Nou sin necesidad de tener a un entrenador como Guardiola. Ahí está el reto del 10, el mismo futbolista que el técnico catalán encumbró como número 1 y que ahora, después de un tiempo de abandono y lesiones con Vilanova y Martino, quiere recuperar el poder con la complicidad de Luis Enrique y demostrar que es el gran hilo conductor del mejor Barça.

Luis Enrique: “Pep es el mejor por su infinidad de títulos y porque es mi amigo”

Al asturiano no le importa lo que se diga sobre su relación con Messi, ni tampoco vivir en conflicto o en precariedad, a diferencia de Guardiola. La eliminatoria juega a favor de Luis Enrique si se atiende al conflicto emocional porque es mucho menos pasional que Guardiola. No es un factor cualquiera en una ronda que puede resolverse por pequeños detalles de la misma manera que se debe tener en cuenta que a los azulgrana les viene mejor enfrentarse a equipos a los que gusta más atacar, como se vio con el PSG y el Manchester City, que defender, un concepto representado por la vecchia signora, la Juve.

Guardiola: “Va a ser especial. Yo estoy aquí por lo que ganamos en el Barça; es mi casa”

“Hemos ganado nueve partidos y perdido uno [en París: 3-2]”, advierte Luis Enrique cuando se le preguntó por la dificultad del rival y por jugar la ida en el Camp Nou. “No pienso en si es mejor jugar a uno o dos partidos ni si es preferible empezar en casa, sino en la poca suerte que ha tenido el rival que debe enfrentarse al Barcelona. Va a ser una cita maravillosa para los culés”. La confianza del técnico en su equipo no le impide mostrar su admiración por Guardiola: “Es el mejor entrenador por su idea de jugar al ataque, porque ha conquistado infinidad de títulos y porque es mi amigo”.

más información

Juventus, pedigrí y un equipo rocoso
El Bayern, la revolución inacabada de Guardiola
Sorteo de semifinales: Cuatro históricos, cuatro estilos y 21 títulos

Y responde Guardiola: “Va a ser una eliminatoria especial. Estoy en Múnich por lo que ganamos en el Barcelona. Tuve éxitos por los jugadores del Camp Nou. El Barça es mi casa, mi vida, y si antes afirmé que le prefería a un partido es porque entonces estaríamos los dos en la final. El Barça sigue siendo el mejor y continúa teniendo su estilo Barça”.

—¿Y Luis Enrique?, se le dijo.

“Es un gran entrenador”, respondió. Guardiola repitió ayer lo que ya decía cuando se dudaba de Luis Enrique y del Barça. “La eliminatoria es un regalo”, respondió Bartomeu. “Habrá que ir al 110%”, añadió Messi. A la junta le resultará más fácil quedar bien con el técnico que al técnico jugar contra su Barça y contra el 10.

Sigue leyendo

A la espera de la BBC

El Real Madrid se medirá a la Juventus en las semifinales de la Liga de Campeones, en una eliminatoria que comenzará en eel Juventus Stadium de Turín el día 6 de mayo y que se decidirá seis días después, el 12, en el Santiago Bernabéu.

Los blancos, que doblegaron al Atlético en los cuartos de final gracias a un solitario gol de Chicharito Hernández, llegan al encuentro condicionados por las recuperaciones de algunos de sus jugadores fundamentales. De las bajas con las que cuenta Ancelotti actualmente, Marcelo, Modric, Bale y Benzema, sólo el croata tiene imposible llegar al encuentro en Turín, tras producirse un esguince de rodilla en el encuentro de Liga ante el Málaga que le obligará a estar de baja mínimo cinco semanas. De recuperase acorde a los plazos previstos sólo estaría disponible para la final del 6 de junio en Berlín. Es por ello que Ancelotti aguarda el regreso de Bale y Benzema para alinear junto a Cristiano de nuevo a la BBC, si se cumplen los plazos de recuperación del francés y del galés.

Será una eliminatoria muy equilibrada […] Ojalá podamos recuperar a nuestros lesionados para afrontarla de la mejor manera posible»

Emilio Butragueño

Es es ese punto donde el Madrid deberá plantear de nuevo soluciones ante una Juve, que a pesar de ser un equipo con menos recursos que los blancos, propondrá presumiblemente un encuentro táctico comprometiendo el juego ofensivo de los de Ancelotti. El técnico italiano, que ya estuvo al frente del banquillo bianconero durante dos temporadas (1999-2001), contará a su favor con la experiencia de haberse enfrentado al cuadro de Allegri en multitud de ocasiones dirigiendo al Milán, en el que estuvo de 2001-2009.

La fórmula de jugar con Sergio Ramos como compañero de Kroos en el centro del campo que tan buen rendimiento le dio en el último partido ante el Atlético, podría ser de nuevo la solución a la ausencia de Modric, ya que con el sevillano por delante de la defensa, el equipo crece en poderío físico a la hora de defender el juego previsiblemente vertical del conjunto italiano. Además de Ramos, el hombre clave del pase a la semifinal fue Chicharito Hernández, que de nuevo podría ocupar un puesto en el ataque blanco, si Benzema no se recupera a tiempo de su esguince de rodilla. El buen rendimiento que ofreció el jugador mexicano ante los rojiblancos le habría hecho ganarse la confianza del técnico italiano, que podría alinearle de inicio en caso de necesidad.

más información

Barcelona – Bayern Múnich y Juventus-Real Madrid
El mejor momento del día
Juventus, pedigrí y un equipo rocoso

En el apartado de enfrentamientos directos entre ambos equipos en competición europea, el Madrid domina las estadísticas con un balance de 8 victorias, 1 empate y 7 derrotas, con un total de 16 goles a favor y 18 en contra. En el recuerdo de la afición madridista perdurará el tanto de Mijatovic en la final de la Liga de Campeones que ambos equipos disputaron en Amsterdam en 1998 y que suposo la séptima Copa de Europa del conjunto blanco.

«Será una eliminatoria muy equilibrada. Es un equipo muy competitivo, ya nos enfrentamos con ellos la temporada pasada y ojalá que podamos recuperar a nuestros lesionados para afrontar la eliminatoria de la mejor manera posible», valoró el emparejamiento Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid.

La última vez que se enfrentaron ambos equipos fue en las semifinales de 2003, en una eliminatoria que se decantó del lado de la Juventus tras vencer en el partido de vuelta por 3-1, dando la vuelta al 2-1 de la ida.

Sigue leyendo

Luis Enrique: “En la cabeza sólo tengo al Espanyol”

Minutos después de que Luis Enrique conociera que el Bayern Munich sería su rival en las semifinales de la Champions, apareció en la sala de prensa de la ciudad deportiva dispuesto a no perder el foco en el partido de mañana en Cornellà frente al Espanyol (16.00 horas). “¿Qué tengo en la cabeza?”, dijo el asturiano; “al Espanyol sin lugar a dudas. Sólo existe el partido de mañana”. “En el sorteo sólo he perdido cinco minutos en verlo y me interesan los tres partidos que tenemos antes de las semifinales”, abundó el preparador azulgrana.

El Barcelona es el líder de la Liga, a dos puntos del segundo, el Real Madrid, y Luis Enrique pide “ser conscientes de lo que nos jugamos”. El asturiano insistió en su idea de que puede haber sorpresas en el final del curso. “Creo que los equipos de arriba pueden perder puntos y espero y deseo que no seamos nosotros”, reiteró el técnico del Barça. “Esto ya es la recta final de la temporada, los jugadores ya lo perciben y aquí el estado anímico es clave. Veo al equipo con muchas opciones y en una dinámica positiva”, dijo el preparador del Barça en la previa del derbi catalán».

El Espanyol es un equipo que defiende muy bien, en bloque, y me preocupa sus transiciones, me preocupa Sergio García y su poderío a balón parado. Es un derbi, un partido muy bonito de jugar”, explicó el entrenador del Barcelona, que recordó sus emociones cuando le tocó visitar Sarrià y Montjuïc como jugador azulgrana. “Sensaciones muy claras y concretas, sabías que ibas un territorio hostil y que te ibas a encontrar con dificultades. Ahora, como entrenador, todo se vive con mayor frialdad. No tienes la calentura del jugador”, contó. En cualquier caso, Luis Enrique entiende que la adrenalina del duelo favorece a sus chicos. “A estas alturas de la temporada no favorece el derbi: intensidad y fútbol”, concluyó el preparador del Barcelona.

Sigue leyendo

De compañeros a rivales

2000. Van Gaal, el preparador de porteros Frank Hoek, el fisioterapeuta Ángel Mur, los jugadores Bogarde, Ronald de Boer, Simao, Hesp, Luis Enrique, Josep Guardiola, Sergi, el utillero Josep María Corbella y el fisioterapeuta Ferran Armedo.

Rafa Segui

Sigue leyendo

El último ‘sprint’

Vuelve una semana con tres jornadas de Liga, un no parar hasta el 4 de mayo tamizado de tensiones y presión en el que apenas un equipo, la Real Sociedad, siente que con quince puntos por jugar está lejos de cualquier objetivo clasificatorio distinto del que detenta hoy. Todos los demás —porque incluso el colista Córdoba sueña, vistos los desastres de sus predecesores— se apuran por dar el salto o por evitar una caída. Con todo, desde San Sebastián, David Moyes apunta una idea para evitar que en días sucesivos haya clubes que bajen el pistón si los puntos dejan de ser vitales. “En la Premier League se consigue más dinero si acabas noveno en lugar de décimo y eso no pasa aquí. Puede haber partidos en los que no se juega nada y eso hace que baje el nivel de la competición”, cree.

1. Un portero para un milagro. (Córdoba, 20º, 20 puntos – Athletic, 8º, 43 puntos). Viernes, 24. 20,45 horas (Canal + Liga y Gol T)

efe’);»> ampliar foto

Jugadores del Córdoba celebran un gol ante el Athletic en la priemra vuelta del campeonato liguero. / efe

El Córdoba se agarró al clavo ardiendo de la permanencia con un empate en Villarreal tras actuación memorable del meta Juan Carlos. “Mentalmente fuerte, emocionalmente muy equilibrado y su cuerpo ágil como una pluma. Así es como queremos que esté todo el equipo”, detalla el técnico José Antonio Romero. Alcarreño de nacimiento y canterano del Guadalajara y el Rayo Vallecano, Juan Carlos llegó a Córdoba tras una campaña a la sombra de Falcón en el Hércules. Así comenzó a la sombra de Saizar en su aventura verdiblanca hasta que se hizo con la titularidad a once jornadas del final de la campaña pasada. Fue decisivo en la promoción y este año fue indiscutible hasta que Djukic, en busca de soluciones que no llegaron, le dio cancha de nuevo a Saizar. Con Romero ha vuelto para recobrar su mejor nivel y ejercer de ejemplo para agarrarse al milagro de la salvación, que solo se entiende con un triunfo ante un Athletic que mira hacia la séptima plaza y a la revancha de una derrota dolorosa en la primera vuelta. “No tenemos muchas oportunidades, por eso no podemos fallar”, avisa el centrocampista rojiblanco Mikel Rico.

2. Caicedo y la fortaleza en Cornellá. (Espanyol, 10º, 42 puntos – Barcelona, 1º, 78 puntos). Sábado, 25. 16 horas (Canal + Liga y Gol T)

Neymar cabecea un balón. / Manu Fernández (AP)

Al final endereza su temporada Felipe Caicedo, que llegó para ser referencia en el Espanyol y con altibajos ya va por los nueve goles en Liga, tres de ellos en las últimas tres jornadas para meter al Espanyol de lleno en la lucha por la séptima posición. “Si ganamos todos los partidos que nos quedan acabaremos en ese puesto”, estima. Claro que tanto Barcelona como Real Madrid deben pasar por Cornellá-El Prat, complicada misión, pero también una oportunidad para demostrar que esta temporada el éxito del equipo se cimienta en su solidez en casa, donde ha sumado 29 puntos, más que fuera, donde lleva 13. Primero llegarán los culés, jamás derrotados en el nuevo coliseo perico las cinco veces que acudieron (tres victorias y dos empates obtuvieron con dos goles en contra y nueve a favor). “No vamos a especular”, anuncia el delantero ecuatoriano. Faltará Víctor Sánchez, sancionado a la postre por acumulación de amonestaciones al no prosperar el recurso presentado por el Espanyol, pero Sergio González recupera a Fuentes y Salva Sevilla.

3. Ni felicidad, ni tranquilidad. (At. Madrid, 3º, 69 puntos – Elche, 14º, 34 puntos). Sábado, 25. 18 horas (Canal + Liga y Gol T)

Juanjo Martín (EFE)’);»> ampliar foto

El delantero croata del Atlético Mario Mandzukic. / Juanjo Martín (EFE)

Se suceden las informaciones sobre el fatal destino que le espera al Elche por sus desastres en los despachos, sobre un descenso administrativo que emborronaría el extraordinario rendimiento futbolístico de un equipo ejemplar. Y Fran Escribá se rebela. En la víspera del partido de la visita al Calderón, donde dejó un buen recuerdo de sus años al costado de Quique Sánchez Flores, quiso expresar la preocupación de la caseta y hacer una reivindicación: “Las irregularidades deberían pagarlas los gestores, no el equipo. Sería muy triste que por una mala gestión se perdiese la categoría”. Son tiempos duros para el Elche. “Hace tiempo que no tenemos felicidad ni tranquilidad”, lamenta Escribá. Y mientras los movimientos para encontrar una solución no cesan, el grupo de técnicos y jugadores tendrá ante un Atlético herido una oportunidad de dejar casi zanjado su trabajo. Sin Víctor Rodríguez, Aaron o Pasalic, que forzaron la quinta amarilla el lunes pasado para estar disponibles en el partido del próximo miércoles ante el Deportivo, un rival directo. Con tan solo catorce jugadores de la primera plantilla disponibles arribará el Elche al duelo contra el Atlético, epro el premio de la victoria casi les aseguraría la permanencia.

4. Oportunidad de punto final para el Getafe. (Getafe, 13º, 36 puntos – Levante, 16º, 29 puntos). Sábado, 25. 20 horas (Canal + Liga y Gol T)

Kalu Uchecabecea un balón. / M. Bruque (EFE)

Debe sumar el Levante para evitar caer a puestos de descenso y se exige hacerlo el Getafe para cumplir el objetivo de la permanencia. “No firmamos el empate”, avisa su entrenador Pablo Franco, que señala la cita como la más crucial de la temporada. “Con tres puntos más dejaremos al equipo un año más en Primera División”, concuerda el zaguero Naldo. “Certificaríamos la permanencia, pero no podemos confiarnos”, demanda Pedro León. La sensación en Getafe es la de que queda poco, pero nada está sentenciado: si espabilan los de abajo podrían verse en problemas porque les resta visitar a Barcelona y Real Madrid y recibir a rivales que luchan por eludir la quema. Desde Valencia llega un anuncio de batalla, pero también un lamento. “Nos perjudican claramente porque tenemos que jugar tres partidos en seis días”, dice Lucas Alcaraz, técnico levantinista. Tras Getafe, el martes reciben al Córdoba y el viernes siguiente visitan a Anoeta. También saben que ganar esos tres partidos serviría para cerrar la temporada.

5. Un vistazo al depósito de gasolina. (Real Sociedad, 12º, 38 puntos – Villarreal, 6º, 52 puntos). Sábado, 25. 22 horas (Cuatro).

D, Castelló (efe)’);»> ampliar foto

Danis Cheryshev golpea el balón en el gold e la victoria ante la Real Sociedad, en la primera vuelta. / D, Castelló (efe)

Vistos los dos últimos partidos ante Deportivo y Elche, el punto obtenido entre ambos partidos y el rendimiento ofrecido, se debate en San Sebastián sobre motivación e intensidad. “No contemplo que un futbolista salga al campo sin ellas”, sostiene Alberto de la Bella. “No entiendo jugar sin actitud y nunca he visto eso”, apostilla su compañero Mikel González. Pero la sensación es que la Real ya lo ha dicho todo en este campeonato, que ya se piensa más en la confección del plantel del próximo año o en como acometer la reforma del estadio de Anoeta. Y enfrente llega un Villarreal dañado por seis jornadas sin ganar y una lista de bajas ilustres: Eric Bailly, por sanción, y los lesionados Musacchio, Bruno, Adrián Marín, Giovani, Uche, Cheryshev y finalmente Vietto, aquejado de lumbalgia. Marcelino tira del filial, de Javi Jiménez, Alfonso Pedraza y Fran Sol, una incorporación por línea y destierra la palabra crisis. “Tenemos gasolina suficiente para llegar al final y mantener la sexta plaza”.

6. Malas rachas y necesidad. (Málaga, 7º, 46 puntos – Deportivo, 18º, 28 puntos). Domingo, 26. 12 horas (Canal + Liga y Gol T)

Imagen del mimnuto de silencio que se guardó en el Deportivo-Mága por la muerte violenta del hincha ‘Jimmy’. / Gabriel Tizón

Un calendario complicado y una cierta descompresión tras lograr el objetivo de la permanencia con tantas semanas de antelación han lastrado al Málaga en las últimas jornadas. Viene de sumar dos puntos en los últimos cinco partidos el equipo que dirige Javi Gracia, que renovará automáticamente su contrato en caso de acabar entre los diez primeros. Pero tanto tiempo en la séptima plaza como lleva invita a hacer un último esfuerzo para mantener ese lugar que puede valer una participación en la próxima Europa League. “Son partidos difíciles los del final de la temporada porque todo el mundo se juega algo”, coinciden en señalar Sergi Darder y Angeleri. Pero por ahí encuentra el centrocampista mallorquín una vía para dañar al Deportivo. “Tenemos que saber jugar con su necesidad de ganar e intentar aprovechar esa presión que sienten”, apunta. No le falta razón. A seis partidos de la meta, el equipo coruñés siente que debe ganar tres cuando lleva diez sin cantar victoria. Y acaba la Liga en el Camp Nou. A Málaga llegará sin el delantero Toché, pero sobre todo sin su mejor zaguero, Sidnei, ambos sancionados por acumulación de amonestaciones. Los andaluces esperan con todo y con el taquillaje vendido para vivir una gran matinal en La Rosaleda.

7. Un partido sin mañana. (Almería, 17º, 28 puntos – Eibar, 15º, 31 puntos). Domingo, 26. 17 horas (Canal + Liga y Gol T)

Derek Owusu Boateng, del Eibar. / D. Doyle (Getty)

Al margen de los tres puntos que colean por la sanción de la FIFA, las cuentas del Almería son como las del Deportivo: nueve puntos y salvación. Así que el Eibar, tres arriba, estima que con seis le bastaría para llegar a la meta. Y si la mitad de ese botín lo saca del estadio de los Juegos Mediterráneos incluso podría precisar de algo menos. “Si ganamos les hundimos, si perdemos le damos la vida”, zanja Didàc Vila, lateral del cuadro vasco. Será un partido de tensión y detalles, augura, una final para la que regresa Verza, pilar del centro del campo del Almería, lesionado durante las últimas jornadas. Buena será su experiencia, también la del capitán Corona, que es taxativo: “No existe un mañana que no sea el Eibar”, sentencia. Se alude a la presión, la ansiedad y el corazón en Almería también a las dificultades que tiene el equipo para ganar en casa, donde solo ha logrado dos victorias en quince encuentros. Ahora de seis jornadas jugará cuatro antes su público. “Mejor así que hacerlo fuera”, estima Corona, que aguarda a un Eibar planteando un partido lento, sin ritmo. “Si vencemos los pondremos contra las cuerdas”. En la primera vuelta el Eibar goleó 5-2 en el partido que precipitó la destitución de Francisco Rodríguez como técnico almeriense.

8. Miku ya aporta. (Sevilla, 5º, 63 puntos – Rayo Vallecano, 11º, 41 puntos). Domingo, 26. 19 horas (Canal + Liga y Gol T)

Jorge Guerrero (AFP)’);»> ampliar foto

El sevillista Stephane M’Bia. / Jorge Guerrero (AFP)

Marcó su primer gol con el Rayo Vallecano y fue el número 700 del equipo en Primera, un número redondo para Miku, casi inédito desde su incorporación al equipo en el último minuto del mercado de invierno, fichaje con mal pie porque el entrenador dejó claro que no se había contado con él en esa operación y además subyacía un agrio enfrentamiento verbal entre ambos tiempo atrás cuando Miku defendía la camiseta del Celtic de Glasgow. Recorrió mundo el delantero venezolano tras dejar la Liga española en el verano de 2012 después de una buena temporada con el Getafe. Primero Escocia y, sobre todo, dos años en Catar semejaron sacarle de la circulación. No lo está teniendo fácil para reenganchar. “Tendrá su momento”, anunció Paco, pero tardó dos meses en entrar en una convocatoria. Ahora la ausencia por lesión de Leo Baptistao ayuda a que esa oportunidad se haya acercado: apenas acumula 61 minutos jugados en tres partidos. “Físicamente llegué bien, pero me faltaba velocidad de fútbol. En Catar me exigían otras cosas”, apunta. En el horizonte más próximo, la ilusión de jugar con Venezuela este verano en la Copa América.

9. Malos epílogos blancos en Balaídos. (Celta, 9º, 42 puntos – Real Madrid, 2º, 76 puntos). Domingo, 26. 21 horas (Canal +1)

Alejandro Ruesga’);»> ampliar foto

Cristiano Ronaldo remata de chilena ante Hugo Mallo, del Celta, en el aprtido de ida en el Bernabéu. / Alejandro Ruesga

Regresa el Real Madrid al estadio donde se dejó hace un año sus últimas opciones de pelear por el título de Liga, donde históricamente sufre en los epílogos: de las 21 veces que visitó Balaídos en las ocho últimas jornadas de Liga perdió en doce y solo ganó en cuatro. Ahora llega obligado a no fallar ante un Celta que guarda el recuerdo de la ida, cuando un piscinazo de Cristiano Ronaldo abrió un triplete del delantero luso. El prometedor lateral Jonny pasaba por allí. “Aquella jugada marcó el partido”, recuerda. También apunta que en Balaídos sufrieron todos los equipos que han pasado hasta la fecha, incluso el Barcelona, que recientemente se llevó los puntos tras una discutida liza. “Demostramos que podemos competir contra los más grandes”, sentencia Jonny. “Hemos cumplido el objetivo y ahora vamos a por la séptima plaza”, anticipa su compañero Andreu Fontàs, que ve al equipo pleno de tranquilidad e ilusión por su situación en la tabla: “Seguro que el Madrid no vendrá ni relajado ni pensando que nos van a ganar sin bajar del autobús. Saben que si no salen al cien por cien les complicaremos mucho la vida”.

10. El éxito de Success. (Valencia, 4º, 65 puntos – Granada, 19º, 25 puntos). Lunes, 27. 20,45 horas (Canal + Liga y Gol T)

El valencianista Sofiane Feghouli. / L. Gene (AFP)

De lo más rescatable de Granada en su empate de la última jornada ante el Sevilla fue la actuación de Isaac Success, delantero de 19 años que ha alternado primer equipo y filial durante esta temporada. En él se intuye un futbolista de postín por físico y carácter, pero sobre todo por condiciones técnicas. Campeón del mundo sub-17 con Nigeria apenas se pudo mostrar en ese torneo, donde se lesionó en la primera fase tras jugar menos de partido y medio y anotar dos goles. Pero la familia Pozzo no tuvo dudas y lo reclutó para cederlo al Granada. Success no es un delantero africano al uso. Tiene potencia, pero sobre todo un talento que le permite también alinearse como enganche. Su año en Granada no ha sido sencillo. Contó para Caparrós, pero recibió varios toques por parte del club y una sanción por retrasar su incorporación al equipo tras las vacaciones navideñas. De inicio no contó para Abel Resino, pero ahora vuelve con fuerza para ayudar a su equipo, penúltimo, pero esperanzado en un calendario accesible de aquí a final de Liga. No por la salida a Valencia, precisamente, donde no podrá jugar Robert Ibáñez por el contrato de cesión con el club che. “Va a ser difícil meterle mano, pero trataré de ayudar informando a mis compañeros y al entrenador si me lo pide”, asegura el extremo valenciano del Granada.

Sigue leyendo

El Barça: “Delantera SL”

Al día siguiente de perder contra la Real Sociedad en Anoeta, Luis Enrique reunió a la plantilla en un campo de entrenamiento de la ciudad deportiva del Barcelona y explicó los errores que habían cometido a nivel grupal, sin una salida del balón limpia ni ingenio en campo ajeno, tampoco finos en la presión. Desde el vestuario, sin embargo, le hicieron ver que la alineación había marcado el resultado, con Messi, Neymar [ambos disfrutaron de más días de vacaciones en las navidades], Piqué y Alves en la banqueta de inicio. Es posible que fuera la forma del técnico de resolver el alboroto y el enfrentamiento que le creó el 10 unos días antes del partido, tal y como desveló Mathieu para la televisión francesa. Pero desde entonces, inexistente la comunicación entre la estrella y el entrenador, no ha habido más capítulos polémicos del mismo modo que Messi lo ha jugado todo. Casi como Neymar y Luis Suárez, que también son titulares por defecto y que han llevado al ostracismo a Pedro, que se repiensa su futuro lejos el Camp Nou. Los números de los tres delanteros, en cualquier caso, son de lo más expresivos y contundentes, y se presupone que hoy también partirán de inicio en el derbi frente al Espanyol, quizá el último esfuerzo antes de dar un poco de oxígeno a sus piernas, al menos las de Neymar y Luis Suárez. “Tengo cuatro grandes delanteros, pero que estos tres jueguen tanto tiene que ver con rendimiento y las posibilidades que me ofrecen, y no sólo se refiere al nivel ofensivo”, expuso Luis Enrique.

Fue Messi el que entendió cómo debían organizarse ahí arriba, un tanto torpe Luis Suárez en el costado pero bien útil como ariete para fijar a los centrales y cazar goles de instinto y pundonor. Por lo que se orilló con el beneplácito de Luis Enrique y ya nadie los movió. “Se trata de que el balón les llegue a ellos porque van a crear ocasiones y marcar goles. Son tan buenos que hacen que juguemos en algún aspecto de forma distinta”, cuenta Piqué. “Se complementan, son unas bestias, y nos hacen muy peligrosos”, abunda Xavi. Y al tiempo que les llueven los elogios, los tres fomentan una amistad dentro y fuera del campo. “Es complicado gestionar los egos y más cuando eres una auténtica estrella, pero estos tres no se envidian en nada, sino que se alegran de los éxitos del otro”, reseña un jugador azulgrana. Algo que evidencian a cada gol y que manifestaron de nuevo en el duelo de vuelta de los cuartos de final ante el PSG, abrazados con los dos goles de Neymar. “Son unos verdaderos fenómenos. Suárez se amoldó de maravilla, Messi es capaz de regular en los cuartos de final de la Champions y Neymar es un futbolista que en ocasiones parece que está jugando mal pero que el peligro viaja en sus botas”, explica el exentrenador Ángel Cappa.

Desde el resbalón en Anoeta, el Barça ha disputado 15 encuentros de la Liga y otros cuatro de la Champions, donde se ve su capitalidad porque sólo no han jugado 25 minutos -10 de Neymar contra el City y otros 15 de Suárez frente al PSG-, todos recogidos por Pedro. “Es muy difícil hacer rotar y no poner de inicio a estos tres grandes jugadores porque te dan mucho”, resuelve Mascherano; “aunque los que esperan, como Pedro, Munir o Sandro, están frescos”.

“Juegan tanto por su rendimiento como por las posibilidades que ofrecen”, dice el técnico

De los 1.710 minutos jugados tras la Real Sociedad, Messi no se ha perdido ninguno y contabiliza 20 goles (sale a una diana cada 85 minutos), además de 10 asistencias (cada 171). Ocurre, sin embargo, que no ha hecho tanto alguno en los últimos compromisos europeos, pero sí Suárez y Neymar, ambos con cuatro festejos. “Parar a los tres a la vez es realmente difícil. Son muy buenos, de los mejores del mundo. Y cuando no aparece uno, lo hace el otro”, convino desde el Camp Nou el lateral del PSG, Van der Wiel, perdedor en su duelo ante Neymar. “Es que el uno contra uno de Ney es impresionante. Si el equipo consigue pasársela y él se mide con un rival sin ayudas, seguro que saca ventaja”, apunta Mascherano. Y disfruta también del carrete del entrenador, dado que suma 1.434 minutos (el 83,8% del total), sólo ausente ante el Rayo por sanción y contra el Almería, en casa, tras el parón de las selecciones. Con 11 goles (uno cada 130 minutos) y cinco asistencias (cada 287), se ha atornillado con éxito al flanco izquierdo tras una primera temporada irregular. Mejores números registra Luis Suárez en su primer curso como azulgrana y así se aclara tras las Real; ha sido titular en todos los encuentros menos ante el Levante en el Camp Nou y salió de suplente cuando se midieron al Elche. Lo que da un total de 1.476 minutos (86,3%) aderezados con 14 dianas (cada 105 minutos) y seis asistencias (cada 246).

Arrinconado queda Pedro, el único que absorbe los minutos que no disputa la Delantera S. L. porque ni Munir ni Sandro han vuelto a jugar con el primer equipo. Así, contabiliza 526 minutos (30,7%) repartidos en cuatro titularidades y 12 suplencias [además de tres fueras de convocatoria] que en ningún caso superaron los 25 minutos sobre el terreno de juego. Sólo suma dos tantos (uno cada 263 minutos), pero con tres asistencias atrapa a Messi en eficacia en esa suerte (cada 175 minutos). Hoy, ante el Espanyol, parece que jugarán los de siempre porque Luis Enrique no cambia y porque los delanteros responden, hasta el punto de que ya cuentan un total de 96 goles [Messi, 47; Neymar, 30; y Suárez, 19], la cuarta mejor marca en la historia azulgrana sólo por detrás de la temporada 2011-12, cuando Messi (74), Cesc (15) y Alexis (13) sumaron 101 tantos; de los 100 que lograron en 2008-09 Messi (38), Eto’o (36) y Henry (26); y de los 98 de 2012-11 de Messi (53), Villa (23) y Pedro (22).

Sigue leyendo

El Athletic vuela, el Córdoba se estrella

Bebé intentó un gol olímpico y se fue al larguero. Un minuto después, Andone exigió los mejores reflejos de Iraizoz por dos veces, mientras De Marcos se ataba al césped como si lo hubiera clavado un rayo. Poquito después, San José, empujó desde el duelo un gran centro de Beñat. Al borde del descanso Aduriz cabeceó de una forma espectacular un centro de Ibai al que respondió Juan Carlos desviando al larguero de forma no menos espectacular.

Así, relatado el partido, el Arcángel parecería un paraíso del fútbol ofensivo, un relato de ocasiones que traducirían un fútbol volcánico, uno de esos partidos de ida y vuelta de los que separan continuamente el culo de los asientos. Pero el gol del Athletic llegó en un acto casual lleno de circunstancias personales. Primero la de Pantic que falló en la salida del balón (como el Athletic tantas otras veces), después la de Beñat que intentó un disparo parabólico cuyo destino se desconoce porque el balón dio en la cabeza de Deivid y se fue al centro de la portería cuando Juan Carlos se enfilaba hacia su poste izquierdo.

Por eso hay partidos que son buenos o malos según como se miren. Si se analizan por los errores producidos, la evaluación es precaria porque ambos equipos cometieron bastantes, el Córdoba en ataque, el Athletic en defensa. Si se atiende a las ocasiones conseguidas, el partido tuvo el atractivo de la emoción, de la alternancia en el mando, de los remates inesperados, de la voracidad en el juego. No parecía el Córdoba el equipo desahuciado que le señala la clasificación. Su juego y su actitud respondían al criterio de Machado de que «hoy es siempre todavía». Pero también escribió Nietzsche que «la esperanza es el peor de los males porque prolonga el tormento del hombre». Pero no lo fue. Sus carencias ante el gol son alarmantes, pero ver correr a Khrin o a Castro, puros portentos, a la desesperada, hacia el abismo del área como si fuera el paraíso, hacía pensar que el Córdoba creía más en Machado que en Nietzsche.

más información

La historia de las peñas del Athletic
Muniain se despide hasta noviembre
Misión imposible para el Córdoba
El Córdoba destituye a Djukic

El Athletic sobrevivió con el oficio de Beñat, resucitado cuanto más campo tiene a su cargo. Con Williams desaparecido, ingrávido, quedaba el recurso de Aduriz, demasiado olvidado, tanto que incluso falló un gol desacostumbrado en su estilo. Pero el triunfo, aunque fuera de rebote, le coloca al Athletic a las puertas de Europa y la derrota al Córdoba a las puertas del infierno.

Sigue leyendo