Autor: brenpcom

"Ahora sí que sí": Netflix llegará a España en octubre

“Ahora sí que sí”. Con estas palabras Netflix ha confirmado oficialmente a través de su cuenta de Twitter que aterrizará en España en octubre. Todavía no se conocen las tarifas, aunque la empresa ha confirmado que mantendrá el modelo de suscripción y es de suponer que los precios rondarán los del resto de países (unos 8 euros). De momento ya existe una versión en castellano de la web, donde los usuarios pueden introducir su mail para ser avisados de la fecha oficial.

Los rumores sobre su llegada este año no habían cesado desde finales de 2014. Tomaron especial fuerza cuando fuentes de Samsung y LG confirmaron que estaban negociando con Netflix para integrar el servicio en sus televisores a través de una aplicación que se lanzaría en otoño.

Aunque todavía no se conocen precios oficiales, no es descartable que el servicio llegue con una cuota más baja de lo habitual. La suscripción se encuentra entre los 8 y 12 euros, pero el Jefe de Finanzas de la empresa, David Wells, ya advirtió que no no podían poner altos precios “porque hay mucha piratería y tenemos que competir con ella”. Lo más seguro es que se ofrezcan diferentes tarifas, desde la más básica (que permita conectarse a través de un par de dispositivos con una calidad normal) hasta la premium (que ofrezca un gran número de conexiones y alcance emisiones en 4K).

Menos contenidos que en otros países

Netflix ya ha confirmado algunos de los contenidos, que sin ser pocos muestran varias carencias. No faltarán algunas de sus series más exitosas como Daredevil y Sense8, pero también faltarán otras tan populares como House of Cards y Orange is the New Black. El motivo se encuentra en que el reparto de derechos en España es diferente que en Estados Unidos y aquí ya existen otros servicios similares. Estas dos ausencias se deben a que es Canal + quien posee los derechos en nuestro país.

El contenido estará disponible en castellano y en versión original subtitulada. Netflix, por su parte, ha asegurado que Netflix ofrecerá nuevos contenidos “constantemente”. Por supuesto no todo serán series: también se podrá disfrutar de un catálogo de películas, algunas de ellas originales y exclusivas de Netflix. Y un 20% de las películas y series serán producciones españolas.

El servicio, tal y como es habitual, incluirá un mes de prueba gratuito, con la posibilidad de cancelarlo cuando se desee. Podrá utilizarse Netflix en Smart Tv, tabletas, smartphones y ordenadores, e incluso en varias consolas. Resta por ver si llegará la calidad 4K, que ya existe en EEUU, aunque si echamos un vistazo al Netflix francés todo parece indicar que así será.

Mientras se confirma el resto de información sobre esta segunda expansión por Europa, queda ver cómo reaccionará la competencia. A servicios como Movistar Series y Wuaki pronto habrá que sumarles un rival de la talla de Netflix.

Sigue leyendo

La gran historia de Jamie Vardy: de séptima división a jugar con Inglaterra en cuatro años

El fútbol es un deporte que genera millones de ilusiones cada día en cualquier rincón del planeta. Pero no sólo lo consigue entre la afición sino que, en muchos casos, también se cumplen las ilusiones de jugadores que terminan consiguiendo el sueño de cualquier niño: ser profesional y llegar a debutar con su selección. Éste es el caso de Jamie Vardy, un delantero que hace sólo cuatro años jugaba en séptima división y que, ahora, debutará con Inglaterra.

Vardy está viviendo un verdadero cuento de hadas. Después de toda una vida ligado al fútbol, unos primeros años complicados, algún lío extradeportivo de por medio y mucho trabajo para recuperar el tiempo perdido, el delantero del Leicester ha conseguido entrar en la convocatoria de la selección inglesa para disputar el amistoso ante Irlanda y el encuentro valedero para la clasificación a la Eurocopa 2016 ante Eslovenia del próximo mes de junio.

El ariete del Leicester se crió deportivamente en el Sheffield Wednesday. Formado en la cantera de los ‘búhos’, con 16 años sufrió uno de los grandes golpes de su carrera deportiva: pese a ser el gran goleador del equipo, la directiva decidía rescindirle el contrato… por ‘bajito’. “Era demasiado pequeño y decidieron no contar conmigo”, aseguraba a la BBC. Tan duro fue el varapalo sufrido que decidió dejar el fútbol… y se iba a meter en problemas.

Tras quedarse sin equipo, y hastiado por la decisión, el joven jugador se volvió algo más conflictivo y, una noche, se vio envuelto en una pelea en un pub que le iba a salir cara. Condenado por asalto, iba a verse obligado a llevar una tobillera electrónica para estar localizado en todo momento, e incluso tuvo que cumplir un toque de queda durante años. Pero su curso en blanco no le iba a frenar: sólo una temporada después, el gusanillo del fútbol le volvió a picar.

La gran historia de Jamie Vardy: de séptima división a jugar con Inglaterra en cuatro años

Un comienzo en octava división

Tras superar varias pruebas, el Stocksbridge Park Steels de la octava división inglesa se hacía con sus servicios. En muchas ocasiones, el delantero terminaba de jugar los partidos y debía marcharse rápidamente a casa para no infringir el toque de queda impuesto. Desde ese momento, aprendió la lección: era el momento de ponerse a trabajar si quería lograr su sueño. Tras tres temporadas, en la 2010-11 iba a fichar por el Halifax Town de la séptima inglesa.

Si ya en el Stocksbridge Vardy iba a demostrar su capacidad goleadora, con 66 goles en tres campañas, en el Halifax iba a hacer lo propio: Convertido en el MVP de la temporada, iba a firmar 29 goles para lograr el ascenso a la sexta división. Pero no iba a ‘disfrutarlo’, pues tras cuatro partidos en la nueva categoría -en los que iba a firmar tres goles-, iba a firmar por el Fleetwood Town, de la quinta división. Su crecimiento ya era imparable.

En sólo una temporada iba a anotar otros 31 goles para llevar a su equipo al ascenso a la cuarta división, lo que le volvió a valer para volver a ser el MVP de la temporada. Había llegado el momento de dar el salto: era el verano de 2012 cuando el Leicester, de la segunda división inglesa, se iba a hacer con sus servicios, pagando por él 1 millón de libras y convirtiéndose en el fichaje de un jugador no profesional más caro de la historia.

A la Premier y a la selección inglesa 

Tras un primer año de adpatación en el que sólo firmó 5 goles en los 29 partidos que disputó, llegó el gran momento de Vardy: en la 2013-14 se iba a convertir en la gran referencia ofensiva del Leicester y, con 16 goles en su cuenta, iba a a comandar a su equipo a la Premier. Llegaba el gran momento de su carrera, por el que tanto había peleado y tanto luchado. Pero su primer año en Premier no sólo iba a conseguir la salvación, sino también un premio extra.

Pese a sólo firmar 4 goles en el curso, se convirtió en uno de los jugadores más destacados de su equipo. Tanto que le ha valido para ser convocado por Roy Hogdson para jugar en junio con Inglaterra. En sólo cuatro años, Vardy ha pasado de la séptima división a compartir selección con Wayne Rooney: un sueño cumplido para un delantero de 28 años que en 2011 era el MVP con el Halifax en el fútbol modesto y que, ahora, puede debutar con los ‘Pross’.

Sigue leyendo

Pregunten antes de disparar: Aduriz y Landa, fusilados por sus falsos desaires al himno

Al igual que las desgracias, las polémicas nunca vienen solas y siempre hay quienen las aprovechan para retozar como cerdos en el barro. Tras la pitada al himno de España durante la final de Copa que Athletic y Barcelona disputaron en el Camp Nou, donde las mayores críticas se centraron en las sonrisas del presidente de la GeneralitatArtur Mas, y del delantero del equipo rojiblanco, Aritz Aduriz, el ciclista alavés Mikel Landa se convirtió en protagonista por permanecer en el podio del Giro de Italia con la gorra puesta mientras sonaba el himno español en honor a Alberto Contador, quien, por cierto, acababa de enfundarse su segunda ‘maglia’ rosa, por más que él se adjudique tres. Sí, eso casi nadie lo critica, tal vez porque suena antipatriótico. 

Y efectivamente, Mikel Landa fue el único que no se quitó la gorra como manda el protocolo. Contador se llevó la suya al pecho, mientras que el italiano Fabio Aru, segundo en la clasificación, se llevó las manos y la gorra a la espalda en un claro gesto de respeto. Pese a su meritorio tercer puesto, el ciclista vasco fue objeto desde ese momento de numerosas críticas y reproches, especialmente en las redes sociales, donde su comportamiento se interpretó como un nuevo desaire al himno de España. Casi antes de que Mikel se bajara el podio de Milán, ya se hablaba más de él, que después de ganar cualquiera de las dos etapas del Giro, la primera nada menos que en Madonna Di Campiglio y la segunda en Aprica, tras subir el mítico Mortirolo.  

Pregunten antes de disparar: Aduriz y Landa, fusilados por sus falsos desaires al himno

Las disculpas de Mikel Landa por su “despiste”

“Fue un despiste. Estaba en mi mundo, allí en el podium al lado de Aru y Contador”, explicó el ciclista alavés durante el recibimiento que le ofrecieron en su localidad natal, Murgia. “No lo hice con malicia y pido disculpas si alguien se sintió ofendido”, añadió Mikel, en un gesto que no sólo le honra y le dignifica como persona, sino que deja en mal lugar a todos los bocazas que se cebaron con él y quisieron ver una afrenta donde sólo hubo un descuido más o menos importante, aunque seguro que sacado de contexto por su condición de vasco.

Y curiosamente algo parecido le sucedió al mencionado Aduriz, ‘cazado’ por las cámaras de televisión sonriendo cuando en el Camp Nou sonaba el himno español, aunque la estruendosa pitada no dejó que éste se escuchara. A diferencia de Artur Mas, quien en el palco y junto al Rey Felipe VI no sólo se regodeó con los silbidos, sino que en ningún momento intentó explicar que no fuera lo que pareció, el delantero del Athletic también fue víctima de una confusión que, al igual que a Landa, le costó un injusto aluvión de críticas.     

En un medio cuyo nombre es mejor ni pronunciar, se podía leer sobre Aduriz que “no sé si por no ir convocado con la Roja (por mucho que se lo proponga el ariete nunca será una estrella) o por propia genética bastarda, sonreía encantado mientras se producía una ofensa a millones de españoles. Aduriz, como futbolista, además de mediocre, siempre ha sido un cobarde. Como persona (mejor, como personaje) demuestra ahora ser un miserable. Así las cosas un servidor, que firma con nombre y apellidos sus artículos, es decir, que da la cara y responde por lo civil y por lo militar de cuanto escribe, le dice clarito clarito al jugador guasón y malnacido del célebre equipo de los leones: “mira, niñato, si tú te ríes de España, yo me cago en tu puta madre”. Sobran comentarios y falta mucha educación y respeto, además de cerebro.

Pregunten antes de disparar: Aduriz y Landa, fusilados por sus falsos desaires al himno

Aduriz sonreía a su familia, no se reía de la pitada

Al igual que un día después ocurrió con Mikel Landa, a Aritz Aduriz se le disparó antes de preguntar. El jugador del Athletic se acercó a varios periodistas para comentarles que ninguna de las interpretaciones que se dieron eran correctas y que sólo estaba intentando mandar un saludo a su familia, que estaba ubicada en la grada y a la que -ya es casualidad- localizó justo en ese instante. Es decir, que el donostiarra en ningún momento pretendió desmerecer el himno de España o alegrarse por los silbidos del Camp Nou. Pero da igual, al igual que Landa, Aduriz fue fusilado al atardecer y sin tambor. 

Sigue leyendo