Sebastián Abreu, un “Loco” interminable

El veterano exmundialista Sebastián el “Loco” Abreu fue presentado como nuevo jugador del Río Branco de Brasil, el vigésimo octavo club en su carrera que inició en 1994.

“En mi decisión de aceptar este reto pesó no solo el deseo del Río Branco, sino también mi deseo de darle una posibilidad al fútbol del estado de Espíritu Santo de subir de nivel en el escenario nacional e internacional”.

El Río Branco, un club considerado de la cuarta división en Brasil, pese a que desde 2015 no disputa ninguna categoría de la liga, contrató a Abreu como su principal refuerzo para disputar el Capixabao 2019.

El Capixabao es el nombre del campeonato regional del pequeño estado de Espíritu Santo, un lugar sin mucha tradición en el fútbol.

Abreu reconoció que a los 42 años no es el mismo jugador que en el inicio, pero que se encuentra en condiciones físicas aceptables.

“Quien es atleta nunca para de entrenar. Es claro que vamos a tener que comenzar por volver a ganar ritmo y, con el pasar del tiempo, adecuarme al equipo. Pero es bueno que sepan que cuando tenía 20 años corría 8 kilómetros por partido y hoy corro 7 por partido”.

Abreu fue recibido por unos 400 hinchas del Río Branco en el aeropuerto. “Una recepción como esa muestra que el ‘Loco’ está fuerte, que el ‘Loco’ está con moral. Fue maravillosa, mucho mejor de lo que esperaba”.

El “Loco”, que disputó el Mundial de Sudáfrica 2010 con la selección uruguaya, regresó este año a Brasil, en donde ya vistió las camisas de Figueirense (2012), Botafogo (2010-2012), Gremio (1998-1999) y Bangú (2017).

En la temporada pasada estuvo en Chile, en donde se relevó en un solo año entre Audax Italiano, Deportes Puerto Montt y Magallanes.

Tuvo un paso por el fútbol ecuatoriano, tras vestir la camiseta de Aucas en 2015.

En Europa defendió a los españoles Deportivo de La Coruña (1998) y Real Sociedad (2009) y al griego Aris Salónica (2009). (I)