Djokovic acaba con el idilio de Nadal en París

Rafa Nadal se despide de Roland Garros en cuartos de fina (7-5, 6-3 y 6-1)l. El español, que hasta la fecha sólo había perdido un partido en las diez ediciones en las que había participado en la arcilla parisina, se encontró con un imparable Novak Djokovic que le endosó la segunda derrota de su carrera en la capital francesa. El serbio se mostró realmente superior al español, al que eliminó en tres sets jugando un gran tenis y no dando demasiadas oportunidades al número siete del mundo, que trató de agarrarse todo lo que pudo a la pista… hasta que el serbio decidió que había que acabar el partido.

El español había mejorado enormemente en Roland Garros, después de una temporada complicada, pero un monstruo como Djokovic fue demasiado para Nadal, incapaz de encontrar la manera de frenarle. Tras un arranque de rabia en el primer set, Nadal supo poner en complicaciones al serbio, pero, a partir de ese momento, ‘Nole’ fue capaz de imponer su ritmo: bolas profundas, un amplio catálogo de dejadas y su pegada desde el fondo de la pista fueron suficiente para derrotar por segunda vez en su carrera a Nadal en París, que poco más pudo hacer por derrotar al número uno del mundo.

El primer set fua una verdadera delicia para los amantes del tenis. Djokovic comenzó como un verdadero vendaval ante Nadal, a quien le costó realmente conseguir entrar en el partido. El serbio comenzaba la primera manga jugando a un nivel superlativo, mientras que al español no le entraba absolutamente nada. Prácticamente sin querer, ‘Nole’ se puso con 0 a 4 en el marcador, un tramo de partido en el que Nadal tan sólo había sido capaz de sumar cuatro puntos, una situación nada habitual en un partido de tanto nivel como el de estos cuartos de final.

Pero, entonces, Nadal se quitó los nervios y empezó a jugar a su nivel. El español se soltó y, con todo perdido, empezó a fluir su mejor tenis. No sólo fue capaz de endosar dos ‘breaks’ a Djokovic, sino que confirmó ambos con su servicio para meterse en el partido tras empatar a cuatro. Al serbio se le veía algo tenso, mientras que el español empezaba a crecer en el partido… hasta que el serbio supo aprovechar su oportunidad. Con 5 a 6 en el marcador, y servicio para Nadal, el español intentó agarrarse al partido, pero el serbio supo aprovechar su oportunidad para llevarse la primera manga (5-7).

Desde ese momento, Djokovic fue superior

Tras la lucha en el primer set, el español bajó el pistón. El duro golpe sufrido tras remontar y no ser capaz de voltear el parcial le pasó factura, mientras que a Djokovic se le veía más fresco. Tras un comienzo de segundo set igualado, el serbio rompió el partido en el octavo juego, cuando consiguió un ‘break’ para colocarse con 3 a 5 en el marcador. Confirmar la rotura con su servicio fue suficiente para hacerse con la segunda manga y poner muy cuesta arriba el partido para el español, que no terminaba de encontrar la manera de que Djokovic le continuara metiendo tanta presión en cada bola (3-6).

Y, en el tercer y definitivo set, el partido se acabó. Djokovic continuaba con su espectacular juego, ante un Nadal que se movía de lado a lado de la pista sin encontrar la posibilidad de frenar el poderoso tenis de su rival. Tal y como ocurriera en el primer set, el serbio cogió mucha ventaja en el marcador, ante lo que ya nada pudo hacer el español: pese a ganar un juego, fue imposible frenar a su rival, que supo aprovechar su primera bola de partido para sentenciar a Nadal y eliminarle de Roland Garros. El príncipe acaba de destronar al Rey de París.

De esta manera, Nadal se despide de Roland Garros sin levantar el título por segunda vez en su carrera. Si Robin Soderling tenía, hasta la fecha, el honor de ser el único jugador capaz de derrotar al español en la arcilla parisina, este miércoles Djokovic entró en la historia tras derrotarle en tres set en un maravilloso partido del serbio. Poco o nada pudo hacer el balear para frenar el excepcional nivel de juego del número uno del mundo, que logró su merecido pase a semifinales. Nadal dice adiós a París, una imagen que pasará a la historia de Roland Garros.

Murray, su rival en semifinales

David Ferrer perdió este miércoles (7-6(4), 6-2, 5-7 y 6-1) en los cuartos de Roland Garros contra Andy Murray. Éste se medirá en semifinales contra Novak Djokovic, verdugo de Rafael Nadal. Ferrer, que tuvo dos bolas de set en la primera manga, terminó cediendo en 3 horas y 16 minutos ante el escocés, que disputará el próximo viernes su tercera semifinal de Roland Garros y su undécima en un Grand Slam.

Murray venció por última vez a Djokovic en la final de Wimbledon de 2013, donde sumó su segundo título de Grand Slam -tras el Abierto de Estados Unidos de 2012- frente a los 8 ‘grandes’ del serbio, que aspira a conquistar el domingo su primer Roland Garros. La otra semifinal la disputarán Jo-Wilfried Tsonga y Stanislas Wawrinka.

Sigue leyendo

No te creas todo lo que lees en Twitter: la cuarta parte es mentira

Las informaciones falsas, fotografías sacadas de contexto y vídeos erróneos pueden volverse virales con enorme facilidad, a través de páginas y cuentas de tuiter ávidas por lograr visitas. No siempre es fácil separar el grano de la paja, pero por suerte las nuevas tecnologías podrían echarnos una mano.

El Instituto Tecnológico de Georgia en Atlanta (GT) es uno de los grupos de investigación que trabaja en este campo, tal y como asegura New Scientist. Su base de datos Credbank combina el crowdsourcing con aprendizaje automático para filtrar y estudiar nuestras redes sociales. Un estudio presentado por ellos en una conferencia sobre web y redes sociales ha determinado que la cuarta parte de lo que leemos en Twitter podría ser mentira.

Todo comenzó cuando estos investigadores empezaron a rebuscar en el 1% de los tuits de su timeline, filtrándolos por temas y eliminando aquellos que fueran spam. Estos tuis fueron enviados a voluntarios humanos que se encargaron de confirmar, refutar y evaluar estos mensajes según su veracidad. En 96 días fue posible analizar 60 millones de mensajes sobre 1.000 noticias.

El resultado mostró que no se podía confiar en la veracidad de un cuarto de todos estos mensajes. Tanushree Mitra y Eric Gilbert, investigadores del GT, ponen como ejemplo el mayor bulo con el que se toparon el año pasado: el virus del ébola zombi. Se trata de un rumor sobre varias víctimas de esta enfermedad infecciosa que se habían levantado de la tumba tras la muerte. Obviamente era mentira, pero a pesar de ello fue compartido millones de veces en las redes sociales. Si aquellas personas que extendieron esta historia creían en ella o simplemente lo hicieron por puro sentido del humor, es otra cuestión.

El año pasado una historia sobre muertos del Ébola que se levantaban de sus tumbas fue compartida millones de veces

“La propagación de información y su verificación funcionan hoy a una escala diferente”, asegura el investigador del MIT Iyad Rahwan. “Comprender la dinámica de los rumores y bulos nos permitiría construir herramientas que ayudaran a identificarlos”.  En este sentido, un sistema desarrollado a partir de Credbank permitiría marcar tuits para evaluar su credibilidad: “Imagino un futuro donde las historias extrañas, la desinformación y los rumores están marcados con distintas tonalidades de rojo”, asegura el investigador de la Universidad de Michigan, Christian Sandvig.

En este contexto, Google ha hecho sus pinitos mediante un servicio de búsquedas que evalúa cada página según el número de hechos verdaderos que contiene, en lugar de centrarse en los links que enlazan la web.

Sigue leyendo