La violencia frena el desarrollo de las niñas

La violencia es el principal problema al que se enfrentan las niñas desde el vientre materno y frenarlo es el objetivo que se refuerza hoy como parte del Día Internacional de la Niña.

“Existen muchos patrones culturales que normalizan la discriminación. Por ejemplo, consideran que tener hijas mujeres es casi sinónimo de una condena”, refirió María Velasco, gerenta estratégica (e) del Plan Internacional.

La organización indicó que el 67,9% de las niñas (entre 10 y 15 años) ha tenido algún tipo de agresión, el 47% registró actos de violencia en su familia y en los espacios educativos.

“Lastimosamente los lugares en los que las niñas deberían sentirse más seguras son donde más vulneradas y agredidas se han sentido”.

El informe “Patrones de violencia hacia las niñas” revela que el 61% considera justo el trato recibido. El estudio de la Fundación Desafío “Vidas robadas” refuerza ese concepto y refiere que cada año en promedio 2.000 chicas menores de 14 años se embarazan y el 80% es producto de violación de un integrante de su familia.

La gravidez precoz es otra de las dificultades que enfrenta una niña. En 2016 se registraron 2.960 embarazos adolescentes. 1.700 tuvieron a sus hijos y el resto abortó o tuvo complicaciones.

El Ministerio de Salud, en junio de este año, reconoció que el embarazo de las jóvenes tiene un costo social y económico de $ 331 millones.

Nicolás Reyes, secretario técnico del Consejo para la Igualdad Intergeneracional (CNII), considera que el primer paso para mejorar la situación de las niñas en el país es reconocer la problemática y crear políticas sociales públicas.

“Es necesaria una inversión mayor en lo social porque es lo que realmente da mejores resultados en el desarrollo de un país”.

Reyes mencionó la necesidad de contar con una justicia especializada para niñas, niños y adolescentes.

Además precisó que lo fundamental es un cambio cultural en cada persona. “Debemos ser conscientes de que las niñas, como todos los seres humanos, son sujetos de derechos y hay que aplicarlos porque han sido las más afectadas en una sociedad adultocentristay machista”.

La educación es la clave

La educadora Mercy Macas considera que la familia juega un papel importante para lograr la equidad de género que tanto se busca.

“Los padres son los llamados a romper los roles sociales tradicionalesy culturalmente aceptados de permitir que solo la niña se involucre en el tema doméstico, mientras el niño se divierte o desarrolla otras actividades. En el hogar debe comenzar el cambio de mentalidad”.

El sicólogo Eduardo García refuerza esa idea y señala que es hora de romper estereotipos machistas. “Hay que trabajar con la ideología de que todos debemos ayudar en el hogar y así fomentar la igualdad de derechos en los miembros de la familia”.

Angee A., de 18 años, vocera del Movimiento Por ser niña de Plan Internacional, dirigió este miércoles 10 de octubre por un día la empresa Holcim como gerenta de la planta. Ella comentó que de pequeña su madre le inculcaba la atención al esposo, pero ahora cambió esa visión. “Lo que hoy me inculca es que hombres y mujeresdebemos ser valorados equitativamente, sin discriminación”.

Para Arnaud Peral, representante de las Naciones Unidas en Ecuador, invertir en las niñas es el mayor impulso para lograr el cumplimiento de la agenda de desarrollo 2030.

“Las niñas y mujeres jóvenes sufren mucha discriminación para el acceso a servicios. (…) Queremos tener una generación de niñas que terminen su educación y cumplan sus sueños”, refirió el funcionario en un evento desarrollado este miércoles 10 de octubre en Quito.

Rompiendo esquemas

Sisa Chávez es una joven indígena, de 17 años, que pertenece a la comunidad Maquipurashun, en la provincia de Imbabura. Ella desde pequeña quiso aprender a manejar una moto para movilizarse en su comunidad.

Pero su padre no lo permitía porque consideraba que era una actividad solo para hombres; mas Sisa insistió y logró que él accediera a enseñarle a conducir y ahora transita con libertad por su espacio social.

“Insistí hasta que logré convencer a mi padre de que acepte mi deseo y así comprobé que si una mujer quiere lograr algo lo puede hacer, debe cumplir sus sueños”, contó Sisa este miércoles 10 de octubre en la reunión que mantuvieron las niñas con el cuerpo diplomático acreditado en el país. (I)

————————

21 millones de niñas estarán embarazadas durante 2018

Terminar con los prejuicios de género, los abusos sexualesa menores y promover la igualdad de oportunidades son las metas que se recuerdan este jueves 11 de octubre en el Día Internacional de la Niña. En el mundo 1.100 millones de niñas, que asisten al colegio, trabajan en casa o en fábricas mientras se preparan para asumir responsabilidades de la vida adulta.

Sin embargo, padecen situaciones de desigualdad y violencia que las convierten en vulnerables. Según datos de la ONU en casi medio centenar de países no hay leyes que protejan a las mujeres de la violencia doméstica.

Este año 12 millones de niñas menores de 18 años contraerán matrimonio y 21 millones de niñas -de entre 15 y 19 años quedarán embarazadas en las regiones en desarrollo.

Para la ONG Save the Children, las niñas son víctimas de explotación, de abuso y se manifiestan en hechos como la trata y el tráfico y de prácticas, supuestamente, culturales, como la mutilación y el matrimonio infantil. (I)