Hinchas de Boca protestan por venta de boletos para Libertadores

Decenas de aficionados de Boca Juniors protestaron este jueves 8 de noviembre ante las taquillas del estadio la Bombonera por la imposibilidad de lograr una entrada para la primera final de la Copa Libertadores el sábado ante River Plate debido a la modalidad de venta elegida por el club.

“Es una vergüenza, pusieron a la venta a las diez de la mañana entradas y se agotaron en veinte minutos”, dijo a Efe Natalia Vivas, una socia de Boca, en medio del tumulto de gente que se congregó en las afueras del estadio y de los policías desplegados para velar por la seguridad de la protesta.

Después de quedarse sin una de las entradas del primer cupo que se abrió -hay un segundo cupo esta tarde a las 19 horas locales (17:00 hora de Ecuador)- los aficionados se congregaron frente a las taquillas cerradas que se encuentran en una de las esquinas del estadio, intentaron entrar y realizaron cánticos contra el presidente del club, Daniel Angelici.

Minutos más tarde, varios furgones de Policía llegaron al lugar y al menos una veintena de efectivos se situó ante las taquillas y una puerta. Los hinchas se resistieron unos segundos y después se situaron cara a cara con los policías, aunque no hubo ataques por parte de nadie.

“Toda esta gente viene a la cancha habitualmente y estábamos tranquilos esperando respuesta del club y mandaron a la Policía a empujarnos y sacarnos lejos de la puerta del club”, afirmó Vivas.

Para ella y para otros socios, como Emiliano Martín, es una “vergüenza” que se utilice la final de Libertadores para “hacer negocio”. “La bronca es por este negocio. (…) En vez de venderlas a 800 pesos ($ 22) es mejor venderlas a 30.000 ($ 845)”, aseguró, en referencia a que las entradas más baratas, las de 800 pesos, se agotaron enseguida en el primer cupo.

El club xeneize puso este jueves a la venta 29.000 boletos en el sector popular para socios del club en dos tandas: La primera, de 13.000, comenzó a las 10 de la mañana y la segunda será desde las 19, tal y como indicaban las propias pantallas situadas a la entrada de la cancha. El resto de las entradas populares fue reservado para peñas y agrupaciones del interior. (I)