Autor: brenpcom

Adiós a Carletto, el cazador de piropos y los récords en el Real Madrid

Carlo Ancelotti deja un buen sabor de boca en afición, vestuario y club en lo que ha sido una compleja y nostálgica despedida, ejecutada este martes por Florentino Pérez. El Real Madrid rompe el contrato de un técnico que logró el mejor año en la historia del club -2014 con cuatro títulos levantados-, y unir a una plantilla que se encontró rota por diferentes lados. La puerta del Santiago Bernabéu la tendrá abierta porque continúa siendo “su casa”, como afirmó ayer el presidente, y también encontrará calidez entre los merengues de Madrid que se crucen en su camino desde hoy, ya como un vecino más de la capital de España… Eso si no se muda tras recibir ayer una oferta más que interesante de un potente club europeo.

 

(Ancelotti no pudo hacerlo en el césped, se despidió por Twitter)

En diciembre y tras la conquista del Mundial de clubes, Ancelotti había logrado ser el séptimo mejor entrenador del Madrid en cuanto a títulos se refiere. En poco más de un año, el italiano caminaba entre la élite y es algo que reconoció este martes Florentino cuando recordó que “ya es historia del Madrid por ser el entrenador de la Décima”. De la Décima, el de los cuatro títulos en un año y el récord de 22 victorias consecutivas que sólo un equipo en toda la historia del fútbol –Curitiba- ha logrado hasta ahora. Cinco meses después, esa explosión entusiasta de júbilo ha terminado en divorcio.

La cabeza de Ramos no acudió ante la Juve

El séptimo entrenador más laureado en la historia del Madrid caminó en la cuerda floja en la recta final de la campaña pasada hasta que Sergio Ramos acudió en su rescate. Este curso, ninguna cabeza hizo lo propio ante la Juventus. Algo que no importó al vestuario o afición, como demostraban las encuestas recientes y los cánticos a su favor en el último partido en el Santiago Bernabéu. El pueblo, en esta decisión, no ha sido soberano.

Con el caché impoluto, Carletto se marcha a Vancouver para ser operado de unas molestias que tiene en su espalda. Allí realizará el reposo postoperatorio, en la ciudad que se ha convertido ya en residencia habitual –posee una propiedad- durante la época estival. Por cierto, la intervención quirúrgica estaba planificada con independencia de si continuaba entrenando o no en Valdebebas. Posteriormente, si no acepta la suculenta oferta recibida este martes regresará a su casa de la calle Serrano, desde la que todos los días divisa la Puerta de Alcalá, la que le permite disfrutar de paseos tranquilos por el Retiro y en la cual vio ayer la comparecencia de su ya expresidente.

Su último entrenamiento con Cristiano y el Madrid.

Ancelotti no sólo deja alto al siguiente entrenador el listón de los títulos –cuatro en dos años-, también deja en herencia un escudo en el pecho (el de campeón del mundo) y unos jugadores que han demostrado unidad de criterio sobre su técnico, tanto los que juegan como los que no, los pesos pesados y los menos importantes. Entre el sábado y este martes, Cristiano Ronaldo, Modric, James, Nacho e Illarramendi han defendido a su ya exentrenador y no precisamente de una manera liviana o pasajera: “Sería duro que se fuera”, “espero trabajar con él la próxima temporada”, “es entrenador para el Real Madrid”…

Los anteriores comentarios se unen a la lista de piropos cosechados durante estos dos años entre los que destaca uno de Pepe en marzo: “Gracias a Dios he tenido un entrenador como él. Me ha ayudado muchísimo”, y otro de Sergio Ramos en abril: “Siempre es una virtud la modestia de Ancelotti. Es un gran entrenador y es la clave en esta quinta del Real Madrid”.

Su deseo era el de continuar, “el Madrid o paro”, y con una historia de ‘amor’ en la que ambos protagonistas –club y entrenador- han demostrado que todavía se quieren, quizás el destino les vuelva a unir… donde hubo fuego, cenizas quedan.

Sigue leyendo

El hartazgo del Barcelona (como avisó Guardiola) con Dani Alves toca a su fin

Da la impresión de que ya es tarde para meter la marcha atrás. La incendiaria rueda de prensa que dio este lunes dejó claro que sus horas como jugador del Barcelona tocan a su fin. Dani Alves disparó contra todos, empezando por la dirigencia azulgrana. El lateral brasileño se ve fuera de un club que hace mucho perdió la paciencia con él y que si ahora ha tratado de retenerlo ha sido solo porque este verano no puede fichar debido a la dura sanción de la FIFA. Sólo eso, pues tanto la institución como gran parte del vestuario nunca comulgaron con el futbolista.

Tras unas buenas temporadas, las primeras, el rendimiento de Dani Alves se derrumbó por completo la pasada temporada, y con esa inercia inició la presente, firmando unos primeros meses decepcionantes. El Barcelona se quedó en blanco con el Tata Martino y las prestaciones del brasileño fueron negativas de principio a fin. Su comportamiento y varias salidas de tono hartaron tanto a la gente del palco como a sus propios compañeros, que con contadas excepciones -sus compatriotas- nunca congeniaron con su personalidad.

Antes de que se rompiera su relación con el Barcelona de forma abrupta, Pep Guardiola ya avisó a los que entonces mandaban en la institución sobre la conveniencia de traspasar a Dani Alves. Consideraba el ahora entrenador del Bayern de Múnich que era prioritario regenerar el vestuario prescindiendo de varios futbolistas, empezando por el zaguero, que entonces ya empezaba a mandar inquietantes señales que ponían de manifiesto que su compromiso empezaba a decaer claramente. Pero Sandro Rosell prefirió mirar a otra parte y no quiso meter el bisturí en el vestuario. El técnico sabía que el club acabaría harto del futbolista, como así ha sido.

Dani Alves entre Bartomeu y Andoni Zubizarreta (EFE)

El club no le encontró una salida

El grupo nunca ha conectado por completo con Dani Alves, cuyo comportamiento no ha agradado a sus compañeros en diferentes oportunidades. Algunos gestos despectivos con el rival y diferentes manifestaciones provocaron que los líderes del vestuario le reprendieran en más de una oportunidad. Durante los últimos meses su rendimiento en el campo ha crecido al mismo ritmo que lo hacía el equipo, pero nadie olvida el pasado reciente. Con la armada brasileña de su lado, los líderes nunca se han alineado con Dani Alves y su díscola personalidad.

Con la imposibilidad de fichar este próximo verano, el Barcelona se ha visto obligado a negociar con Alves su renovación. Nunca se lo planteó hasta que la FIFA cambió la hoja de ruta del club. Ya bajo su mandato, Bartomeu trató de vender a Dani hace un año. Con una campaña más de contrato por delante, la actual, era el momento de llenar la caja con algunos millones de euros, teniendo en cuenta que tanto dirigentes como técnicos consideraban que había que poner fin a la etapa del brasileño como jugador blaugrana. El hartazgo, anunciado por Guardiola hacía mucho, había llegado a su momento cumbre.

Dani Alves, durante la rueda de prensa de este pasado lunes (EFE)

Braida tiene trabajo

El problema es que la operación a tres bandas soñada (jugador-Barcelona-club comprador) no pudo ver la luz. El sorprendente fichaje de Douglas ha terminado en fiasco y de ahí que ahora se llamara de nuevo a la puerta de Alves para negociar su renovación. Andoni Zubizarreta y Bartomeu no acertaron con el tiro y a día de hoy, el campeón de Liga sólo cuenta con Montoya como lateral derecho para iniciar la temporada que viene, pues Douglas se ha pasado toda la temporada en blanco y su futuro como jugador del Barça es más que sombrío.

La sonora rueda de prensa que dio este lunes augura el inminente punto y final a la relación entre Dani Alves y el Barcelona, finales de Copa del Rey y Champions al margen. Hace semanas, Dinorah Santa Ana, agente del jugador, convocó una rueda de prensa para anunciar que no había alcanzado un acuerdo con Bartomeu. Una comparecencia que no agradó en el club. Aquel día ya quedó de manifiesto que la renovación estaba prácticamente descartada. No hay que olvidar, además, que el fichaje del veterano Ariedo Braida para formar parte de la Comisión Técnica del Barça tiene que ver, fundamentalmente, con la contratación de un lateral derecho de garantías y de primer nivel con vistas al año que viene. El italiano no debe fallar con el elegido para sustituir a un Dani que tiene las maletas preparadas.

Sigue leyendo

Florentino Pérez escenificó el ambiente fúnebre en la ejecución a Ancelotti

Atendió con retraso a una sala de prensa que se había transformado en una sala de espera para decir lo que todo el mundo sabía. Al centenar de periodistas congregados les advirtió que iba a ser “breve” aunque dejaría un pequeño turno para “preguntas, pero pocas”. Sin ánimo de comparecer este martes por la tarde, Florentino Pérez dibujaba el perfil de un presidente del Real Madrid serio y lejos de lo que puede entenderse como un ‘gran orador’. En el anuncio del adiós a Carlo Ancelotti desprendía cierta tristeza y las banderas que le escoltaban parecían encontrarse a media asta, había ambiente de luto. Al italiano le despide con “cariño” y expresando que el Santiago Bernabéu “seguirá siendo su casa”, palabras de amabilidad que fueron de las pocas que sonaron convincentes dentro de un discurso complicado de defender y ejecutado en voz baja. La medida, una apuesta personal, se expuso en directo con una inseguridad comprensible sabiendo que es impopular y que no es compartida por el vestuario. Sin aparente urgencia o necesidad, Florentino se juega un todo o nada con un nuevo técnico que será anunciado “la próxima semana”.

Este puesto no es fácil (el de presidente) y el de la Junta tampoco, y si tenemos el convencimiento de dar un nuevo impulso, debemos hacerlo. Ha sido una decisión muy difícil, pero no hemos venido a tomar aquí decisiones fáciles. Ancelotti se ha ganado el cariño de la Junta y el mío. También el de la afición. Forma parte de la historia por ser el entrenador de la Décima, pero la exigencia es máxima y necesitamos dar un nuevo impulso”. Este fue el argumento –“un impulso nuevo”– que se ha antepuesto a la opinión mayoritaria del vestuario, de los socios, de la afición… y de algún miembro de la Junta, porque pese a que iniciase la rueda de prensa precisando que “la Junta Directiva (no él) ha tomado la decisión de relevar a Ancelotti”, esta arriesgada apuesta está vinculada estrechamente a su persona, más que a la de una Junta que estuvo presente en el acto de despedida, casi de tintes fúnebres por los rostros y el tono del mismo. Sólo faltó que alguien diera el pésame.

Florentino Pérez escenificó el ambiente fúnebre en la ejecución a Ancelotti

Vídeo: Florentino Pérez anuncia la destitución de Carlo Ancelotti

 

La historia del Madrid es la culpable

Es la historia del Madrid a la que ha señalado Florentino como la culpable de arrastrarle a tomar una decisión en contra de la unanimidad de la calle: “Después de dos años la exigencia del Madrid es de tal naturaleza que hay que dar un impulso nuevo”. Es su única defensa. Los goles le tendrán que acompañar para que adquiera credibilidad un mensaje difícil de ‘vender’ por su contenido y la manera de expresarlo. De poco sirvió que reforzara la idea justificando que “no hay culpables” y que era el propio “puesto de entrenador” el que es difícil de sostener… y, de repente, puso de ejemplo al “Atlético, Barcelona, Bayern de Múnich, Juventus o Chelsea” para explicar que el haber tenido nueve técnicos (más el de la semana que viene) en 12 años como presidente es algo normal. Por establecer comparaciones con el Barça, en ese periodo el conjunto culé suma 6 técnicos (si continúa Luis Enrique) y no 10. Pura anécdota, en cualquier caso.

No ayudó a justificar la decisión el hecho de que el presidente del Real Madrid regateara y no quisiera “entrar en detalles, porque no es oportuno”, de los errores que había cometido Ancelotti para pensar que no iba a ser capaz de dar ese empujón que buscan, tampoco las palabras que en anteriores ocasiones había pronunciado como el día de la presentación de Carlo, “quiero que sea el Ferguson del Madrid”, o las de marzo cuando desmintió que ya tuviera decidida la marcha del entrenador: “Pase lo que pase, Ancelotti seguirá”. Deseos y promesas que atentan contra su credibilidad.

A partir de la semana que viene se inicia un nuevo proyecto made in Florentino con un entrenador que “sería muy bueno que hablara castellano”, como se expresa Benítez y también Zidane. Carletto ha dejado alto el listón en todos los frentes, no sólo por sus cuatro títulos en dos años, sino también por el “cariño” en la zona noble del Bernabéu, entre la afición y la prensa. Como describió el propio Florentino, ha demostrado que es “un caballero, un señor”, dentro y fuera del terreno de juego capaz de haber puesto a todos de acuerdo… o a casi todos. 

Sigue leyendo

Por qué Kimi Raikkonen podría tener su futuro sentenciado con Ferrari

“Si tuviera que darle deberes para casa, entonces debería escribir cien veces: “tengo que mejorar en los entrenamientos”. Cariñoso mensaje o dardo envuelto en ‘finesse’ florentina, Mauricio Arrivabene puso el dedo en la llaga de la debilidad que podría terminar con la carrera de Kimi Raikkonen en Ferrari y quién sabe si en la Fórmula 1. Por segunda vez en la presente temporada, el propio Raikkonen tildó muy honestamente su actuación del sábado como ‘un desastre’. 

“Mercedes es muy rápido en entrenamientos”, se quejaba Arrivabene, “y esto es una señal para nosotros de dónde tenemos que concentrar nuestra atención para el trabajo en el futuro”. Quizás Fernando Alonso le podría recordar su experiencia al respecto durante cinco años, porque la canción ya suena conocida. El caso es que aunque el SF15-T mejore, cabe preguntarse si también podrá hacerlo Raikkonen. Con su oneroso contrato vencido a final de año, Arrivabene no parece alguien predispuesto a la misma comprensión de Montezemolo con Felipe Massa, sobre todo, si se pone algún Bottas cualquiera a tiro. Desgraciadamente, Raikkonen sufre una fisura en su armadura de piloto de difícil solución, por lo visto en estos últimos años.

En Mónaco, casi como el pasado año

Con Alonso en 2014, Raikkonen terminó a siete décimas en Mónaco, fuera de la Q3. Cierto es que el tráfico no favoreció al finlandés el sábado, y tampoco los mismos problemas para generar temperatura que otros muchos pilotos. Pero este año, terminó a 1.329 de Hamilton y a seis décimas de Vettel, casi la misma diferencia que con el español el año anterior.

El alemán le ha batido el sábado en las seis carreras de la temporada. El mejor resultado del finlandés ha sido un cuarto en Bahrein y su posición media oscila entre la sexta y la séptima. Vettel tiene una cuarta (Australia), pero como peor resultado de este año. Su media oscila entre el segundo y el tercero. El crono medio es ocho décimas más rápido a favor de Vettel, uno de los comparativos más elevados de toda la parrilla en 2015. No es de extrañar que Arrivabene quiera ponerle lecciones para casa.

Desde mitad de 2013, Raikkonen pierde con todos

En 2014, Alonso batió al finlandés en dieciséis ocasiones, por tres a la inversa, el peor parcial de la parrilla junto con el de Max Chilton y Jules Bianchi. La media entre ambos fue medio segundo más lenta que la del español. Y aunque en 2013 Raikkonen batió 10-9 a Grosjean, curiosamente, desde que Pirelli modificó sus neumáticos a partir del Gran Premio de Gran Bretaña, el francés superó a su rival en todas las carreras menos una.

Los neumáticos de Pirelli podrían estar detrás de sus problemas. La velocidad pura de Raikkonen en los clasificatorios solo explotó realmente con los Michelin de la época de McLaren, anillo al dedo para su estilo de pilotaje por la mayor superficie de contacto y capacidad para generar más rápidamente temperatura. No era el caso con los Bridgestone en la época de Ferrari ni tampoco de la construcción actual de los Pirelli. Así, desde hace mucho tiempo, el finlandés no puede con los tres últimos compañeros de equipo en las tres últimas temporadas. Ni tampoco con otros rivales de parrilla.

SF15T, ni contigo, ni sin tí

El pasado año, Raikkonen reconocía no tener “feeling” con el tren delantero del F14 -T. Entre otros problemas, porque la construcción del neumático italiano era muy similar a la de la segunda parte de 2013. Parece que el panorama no mejora con los compuestos más duros de esta temporada. A pesar de que el finlandés reconoció disfrutar más con el comportamiento del SF15-T desde febrero y desde que Arrivabene admitiera haber pedido a sus técnicos que modificaran el reparto de pesos del monoplaza para que su comportamiento se adaptara al estilo del finlandés, hoy Raikkonen pierde 6-0 frente a Vettel. No tiene velocidad a una vuelta.

Y por ello, la posición de parrilla está condicionando notablemente sus resultados a pesar de sus magníficos relevos en carrera, como fue el caso de Bahrein o Montmeló. Pero a poco que se le cuele un Williams o un Red Bull su posición en meta cae. En Mónaco, terminó por detrás del equipo austríaco. En 2015, Raikkonen solo ha superado a Vettel en Bahrein. El alemán le saca ya 38 puntos. 

Su aventura por elevarse frente a Vettel puede ser otro de los alicientes de la temporada. “Si mejora en los entrenamientos, no tendremos problemas en la carrera, porque Kimi es un ‘super racer’, y puede hacer un gran trabajo”. Pero la línea de tendencia es clara. A una vuelta, puede que los Pirelli sean involuntariamente la sentencia de Raikkonen. Como dicen los británicos para estos casos, el futuro de Raikkonen en Ferrari se antoja “the writing on the wall”. O sea, que lo tiene crudo, vamos.

Sigue leyendo

Florentino Pérez, el Timur Lenk que decapitaba a quienes perdían una batalla

En la página oficial del Real Madrid, califican a Santiago Bernabéu como el “creador de su grandeza deportiva, prestigio internacional y el patrimonio del que hoy disfruta”. Un referente para el club que presidió entre 1943 y 1978 del que Jaime Martín Semprún desveló secretos de su filosofía a través de conversaciones en su libro ‘Santiago Bernabéu. La Causa’. La cita extraída de su biografía que se expone a continuación invita a reflexionar sobre la idea que ha hizo pública ayer Florentino Pérez de echar a Carlo Ancelotti:

“Nunca lo he entendido muy bien pero hay directivos que se apegan a los cargos como si les fuera la vida en ello y arremeten contra el entrenador como Timur Lenk hacía con sus jefes de escuadra (…). Este era un bárbaro que vivió allá por el siglo XIV o XV, que llevaba a sus huestes a rajatabla. Él nunca se equivocaba. En cuanto sus hombres perdían una batalla o una escaramuza, cogía a cuatro o cinco jefes de sus centurias y los decapitaba. Para ello aducía motivos como que no estaban limpios los escudos o bien tensadas las ballestas. Le daba igual. Por él no se perdía nunca, porque sus instrucciones eran las de ganar y si se perdía era un acto de desobediencia.

Igual ocurre en el fútbol español. Al entrenador no se le perdona que olvide un venablo o se le tuerza la lanza. En cuanto se pierde porque se ha fallado un penalti y en la grada se empieza a oír la samba del “fuera, fuera”, el primero que cae es el entrenador. Entre los directivos del fútbol español existe un espíritu muy viciado, demasiado. Y ya se sabe, cuando hay juicio hay perjuicio. Cuando el público se agita y presiona, cuando se increpa al palco, aquí lo normal es cargarse al entrenador, como si fuera el malo de la película.

“¿Quién le contrató? ¡Coño! El mismo que le echa”

Yo opino que esto es una barbaridad y que de cada diez veces, sólo en una se arregla algo, pero lo cómodo es tirar por la calle de la alegría, que no es otra que la de la sustitución. Habrá momentos, casos específicos, en que sea obligación casi ineludible sustituir al técnico, como dar de baja a un jugador o a un directivo, pero que esto se haya hecho norma de uso corriente dice muy poco a favor de los directivos. Porque digo yo: ¿Quién ha contratado al entrenador al que hay que despedir, al margen de pagar? ¡Coño! El mismo que le expulsa del club y eso es aberrante, lo mires por donde lo mires. En el Madrid, en toda su historia, siempre hemos respetado al entrenador y siempre hemos cumplido con lo pactado”.

Florentino Pérez, en la sección de fútbol del Real Madrid, no ha considerado dar segundas oportunidades y el último caso es Ancelotti, pese a que se pueda considerar que Supercopa de Europa y Mundialito sean de esta temporada… Del “quiero que Carlo sea el Alex Ferguson del Madrid a su despedida oficial han transcurrido dos años, y cuatro títulos. Ayer, en su comparecencia, justificó sus nueve entrenadores comparando los banquillos de otros clubes como “Atlético, Barcelona, Bayern, Juventus o Chelsea” y afirmando que el “puesto de entrenador” es difícil de sostener.

En los 35 años de presidencia de Bernabéu sólo hubo cinco casos en los que un entrenador fue despedido después de un año en blanco: Jacinto Quincoces y López de Arvina (1947-48), Basltasar Albéniz (1950-51 (6 meses)), Juan Antonio Ipiña Iza (1952-53), Manuel Fleitas Solich (1959-60) y Miljan Miljanic (1976-77), éste último tras dos años en los que ganó 2 Ligas y una Copa… y poco después de que Bernabéu diera cuenta de su mencionada filosofía.

Como ejemplos de técnicos a los que dio una oportunidad pese a estar un año sin conquistar un título están los siguientes:

Ramón Encinas entrenó dos temporadas y media entre 1942 y 1945 en los que no conquistó ningún trofeo.

Michael Alexander Keeping también gozó de la confianza del presidente duranto dos años y medio -1947 y 1950- en lo que tampoco levantó ningún trofeo.

Miguel Muñoz no ganó nada en las campañas 1970-71, 72-73 ni 73-74, pero mantuvo la confianza del presidente.

Sigue leyendo

La NASA escoge una foto española como su imagen del día

AutorTeknautasEmail

Fecha25.05.2015 – 22:25 H.Actualizado: 05:00 H.

TagsCiencia
NASA

La NASA eligió ayer como imagen del día una fotografía tomada en la ciudad española de Salamanca que captura la silueta de un roble contra un cielo en el que puede apreciarse claramente la Vía Láctea.

La fotografía, tomada este mes por César Vega Toledano, se titula El Árbol de la Galaxia y puede observarse en la página web de la agencia espacial estadounidense, en el apartado de la fotografía astronómica del día.

La astrónoma Judy Schmidt explicó en la web que el fotógrafo eligió una arboleda de robles recién podados en Salamanca y “se quedó despierto hasta las 2 de la madrugada, esperando hasta que la galaxia de la Vía Láctea se alzó por encima de un roble majestuoso”.

“Desde esta perspectiva elegida con cuidado, los filamentos de polvo de la galaxia parecen ser continuaciones naturales de las ramas de los árboles”, señaló Schmidt. Además, Vega Toledano colocó una linterna detrás del tronco del roble “para proyectar su silueta”, y logró que otros árboles más lejanos también aparecieran en el horizonte. “La imagen fue capturada este mes en una única toma de treinta segundos y procesada para destacar digitalmente la apariencia de la Vía Láctea”, afirmó Schmidt.

Sigue leyendo