20 millones de latinoamericanos aún no tiene luz, según la Olade

Unos 20 millones de latinoamericanos aún no disponen de un servicio continuo de electricidad, aseguró la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), que tiene su sede permanente en Quito y que este 6 de noviembre cumplió 45 años de existencia.

El secretario ejecutivo de la Olade, Alfonso Blanco, durante una ceremonia por el aniversario de la organización, aseguró que si bien la situación ha mejorado desde 1973 -cuando 130 millones de latinoamericanos carecían del fluido eléctrico-, se deben redoblar los esfuerzos para alcanzar la cobertura total.

Para Blanco, la intensificación del diálogo regional y multilateral puede permitir alcanzar las metas sobre cobertura y mejora de la calidad de la energía.

La discusión debe incluir ámbitos como el regionalismo y plataformas comunes de trabajo, con el objetivo de fomentar el desarrollo conjunto. “Por eso, debemos potenciar las plataformas multilaterales de diálogo”, remarcó.

Blanco precisó que cuando la organización empezó había 130 millones de personas sin electricidad en la región, pero insistió en que ahora esa cifra se ha reducido a 20 millones.

“Esta última milla es la más costosa y la más compleja, es lo que necesitamos para que todos los latinoamericanos y caribeños tengamos acceso a la electricidad y a fuentes modernas de energía”, apostilló.

Según el director, aún quedan áreas por trabajar entre los países y, por ello, consideró que el llamado Convenio de Lima, que dio origen a la Olade, “sigue teniendo vigencia y pertinencia”.

El representante de la organización latinoamericana también señaló que actualmente hay desafíos con la llegada de las nuevas tecnologías, pero sostuvo que es el momento de considerar las oportunidades de investigación, innovación y desarrollo que surgen de ellas.

La Olade se fundó en 1973 tras la firma del Convenio de Lima, una iniciativa regional creada para apoyar el desarrollo energético de los países de América Latina y del Caribe. (I)